Archivo de la etiqueta: nasa

El derretimiento oculto de Groenlandia

Dije que no iba a publicar, pero hay noticias, aún vigentes, que no puedo ignorar.  Desgraciadamente, son malas.

***

Más del 90 por ciento del hielo de agua dulce de nuestro planeta está unido a las enormes láminas de hielo y a los glaciares de la Antártida y de Groenlandia. A medida que las temperaturas ascienden lentamente en todo el mundo, las aguas de deshielo que provienen de estos vastos depósitos de hielo colaboran para que se produzca un aumento en el nivel del mar. Por sí sola, Groenlandia podría hacer elevar 7 metros (23 pies) el nivel del mar si su hielo se derritiera por completo.

Y… se está derritiendo.

 

Los investigadores patrocinados por la NASA han descubierto que la cubierta de hielo de Groenlandia se está derritiendo más rápidamente que lo que se pensaba (video en idioma inglés).

En agosto del año 2014, Eric Rignot, un glaciólogo que trabaja en la Universidad de California, Irvine, y en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, dirigió un equipo que confeccionó mapas de acantilados de hielo ubicados en los bordes frontales de tres glaciares “emisarios” en Groenlandia. Los investigadores descubrieron cavidades que socavan la base de estos bordes protuberantes y que pueden desestabilizar el frente del hielo y aumentar los desprendimientos en los icebergs; un proceso llamado “parto”, por el cual partes del glaciar se rompen y flotan a la deriva.

“En Groenlandia, tenemos tasas de deshielo de unos pocos metros por díaen los meses de verano”, dice Rignot.

¿Qué está causando este “gran deshielo”?

El equipo de Rignot descubrió que los glaciares de Groenlandia que se dirigen al océano tienen bases más profundas debajo del nivel del mar que lo que se había medido anteriormente. Esto significa que las corrientes oceánicas cálidas en las profundidades pueden cubrir las caras de los glaciares y erosionarlos.

“En las regiones polares, las capas más altas del agua del océano son frías y dulces”, explica. “El agua fría es menos efectiva para derretir el hielo”.

“El calor oceánico real se encuentra a una profundidad de 350-400 metros, y más abajo también. Esta agua cálida, salada, tiene origen subtropical y derrite el hielo mucho más rápidamente”.

El equipo de investigadores de Rignot está aportando información clave que resulta necesaria para documentar este efecto y predecir con precisión dónde y cuán rápidamente se notará en los glaciares. Día y noche, el equipo reunió y analizó mediciones relacionadas con la profundidad, la salinidad y la temperatura de las aguas de los canales y su intersección con el borde costero de la capa de hielo de Groenlandia.

Ellos descubrieron que algunos de los glaciares se balancean sobre enormes umbrales de barro que los protegen, por ahora. Pero otros glaciares están siendo seriamente socavados, sin que podamos verlos, debajo de la superficie, lo que significa que podrían colapsar y derretirse mucho más pronto.

No es fácil reunir estos datos. Por encima de las aguas turbulentas, del viento, de la lluvia y del clima frío, está el hielo mismo.

“Vinimos a estudiar glaciares que descargan en los fiordos. Y los fiordos están repletos de hielo. En algunos sitios, puede llegar a haber tanto hielo que el bote ni siquiera puede avanzar”.

Pero el hielo presenta una fascinación peculiar para Rignot. “Siempre me han interesado las regiones polares”, afirma. “Mis amigos quisieron viajar por el Caribe pero yo preferí hacerlo aquí, en estas aguas. No sé por qué. Simplemente me gustan estas regiones”.

¿Qué será lo próximo?

“OMG”, responde Rignot. Y no está usando el lenguaje de mensajes de texto.

OMG quiere decir Ocean Melting Greenland, el nombre de un nuevo proyecto de cinco años de duración patrocinado por la NASA que llevará aún más lejos su investigación, hasta las cuatro esquinas de Groenlandia, en barco y en avión.

“Esperamos que los datos recolectados sean un punto de inflexión para el estudio de la interacción entre el hielo y el océano en Groenlandia”, dice Rignot. “Ayudará a quienes confeccionan los modelos para hacer mejores proyecciones del derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia en el futuro”.

Los resultados que obtuvo Rignot han sido aceptados para su publicación en la revista Geophysical Research Letters y ahora se encuentran disponibles en línea.

 

Fuente:

https://ciencia.nasa.gov/ciencias-tierra/28aug_greenland

Anuncios

LA SUPERLUNA MÁS CERCA DE LA TIERRA ESTE 14 DE NOVIEMBRE, 2016, NASA

***

super-luna-y-volcan
super-luna-y-volcan

¿Cuándo se verá la “Superluna”? Conoce los detalles de este importante evento astronómico

La mayor “Superluna” de los últimos 70 años nos visitará este fin de semana.

Durante la madrugada del lunes 14 de noviembre el mundo será testigo de uno de los eventos astronómicos más importantes del siglo XXI: Una poderosa y más grande “superluna“.

El evento, que no es nada menos que el satélite natural visto de una forma más cercana y brillante, podrá ser vista en el cielo nocturno, deleitando a gran parte de la población mundial. Claro que todo depende de los horarios.

 

Lo extraño de este fenómeno es que en esta ocasión (ya hubo una luna de estas características en octubre pasado), se podrá observar un 14% más grande y un 30% más luminosa que en una noche normal, suceso que no se percibe desde 1948 y que no se volverá a repetir hasta el 25 de noviembre de 2034.

¿Cómo es una Superluna?

Según informó la NASA a través de un comunicado, este particular fenómeno se produce gracias a la órbita elíptica de la Luna. Es así como en unos días más, nuestro satélite se alineará al mismo tiempo con el planeta Tierra y con el Sol, provocando que la luz solar se reflecte directamente con uno de los lados de la Luna y está se vea más brillante y más grande que lo usual, hecho que también se conoce técnicamente como la Luna de perigeo.

El evento astronómico de la Superluna,  La Luna en Perigeo (punto más cercano a la Tierra), se podrá observar durante la madrugada del lunes 14 de noviembre, pero se espera que alcance su mayor apogeo cerca de las 11:30 UTC ( tiempo universal coordinado) . Distancia de 356.509 kilómetros; tamaño angular de 33,5’. Será la menor distancia entre la Tierra y la Luna desde 1948. El Perigeo ocurre 2,4 horas antes del plenilunio.

El portal Slooh hará una transmisión en vivo a partir de los primeros instantes del evento astronómico, y lo podrás seguir a través de su página weby nuestro portal 24Horas.cl.

Fuente:

http://www.24horas.cl/tendencias/ciencia-tecnologia/cuando-se-vera-la-superluna-conoce-los-detalles-de-este-importante-evento-astronomico-2189470

.***

 

Imágenes tomadas de internet, Pinterest  o de los enlaces relacionados.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando pongas el enlace a él, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques y no quites  este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

https://serunserdeluz.wordpress.com/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

La Navidad nos prepara un regalo: una luna llena por primera vez en 38 años

LUNA LLENA TOCANDO EL MAR
LUNA LLENA TOCANDO EL MAR

 La Luna llena coincidirá con la noche de Navidad, por primera vez desde 1977.

El día de Navidad, 25 de diciembre de 2015, coincidirá con la Luna en fase llena.

Luna llena en barca
Luna llena en barca

Se trata de un suceso que no ocurría desde el año 1977 y que no volverá a pasar hasta la Navidad de 2034, según ha señalado un portavoz de la NASA.

luna-azul-llena-sobre-el-agua-fria-noche
luna-azul-llena-sobre-el-agua-fria-noche

Se trata de la primera Luna llena del invierno, que comienza dos días antes. Concretamente, el satélite llegará a su máximo esplendor en Navidad, a las 11:11 GMT[i] del día 25[ii], según Fred Espenak, experto en eclipses y la Luna del Centro de Vuelo Espacial Goddard, de la NASA.

lunafria
lunafria

La Luna llena de diciembre, que es el última del año, se llama «Fría Luna Llena», debido a que las noches de diciembre están en su etapa más larga y oscura y durante este mes el frío del invierno se mantiene fuerte, según han apuntado desde la NASA a «ABC News».

Luna llena cerro y mar
Luna llena cerro y mar

Los expertos indican que, a lo largo del este último mes del año la Luna está por encima del horizonte durante mucho tiempo y en su fase llena tiene una alta trayectoria en el cielo, porque se enfrenta a un Sol bajo en el horizonte.

Luna llena sobre el mar
Luna llena sobre el mar

De acuerdo con The Weather Channel, esta coincidencia de luna llena en Navidad no sucede desde 1977 y no se repetirá hasta 2034.

Luna llena 2
Luna llena 2

A la última luna del año también se la denomina ‘Luna llena fría’ o ‘Luna llena de las largas noches’ en honor a las frías y largas noches del mes diciembre.

Luna llena y avion
Luna llena y avion

La luna llena o plenilunio se produce cuando la Tierra se encuentra situada exactamente entre el Sol y la Luna.

Luna llena Montenegro
Luna llena Montenegro
  • También se la llama a veces la Luna antes de la Navidad. El término Luna de las Largas Noches es un nombre sumamente apropiado porque la noche del pleno invierno es de verdad larga, y porque la luna está encima del horizonte durante mucho tiempo. La Luna llena de pleno invierno tiene una alta trayectoria a través del cielo porque está de frente a un Sol muy bajo en el horizonte.
  • Luna llena amarilla entrando al mar
    Luna llena amarilla entrando al mar

Fuentes:

EUROPA PRESSMadrid

GMT

https://es.wikipedia.org/wiki/Plenilunio#Explicaci.C3.B3n_de_cada_uno_de_los_nombres_de_la_Luna_llena

________________________

NOTAS AL PIE DE PÁGINA

[i] Hora de México centro,UTC/GMT -6 horas= 5:11

12.11 horas del 25 de diciembre hora peninsular española.

[ii] La hora GMT se basa en la posición media del Sol y fue definida por primera vez a partir del mediodía de Greenwich, pero el 1 de enero de 1925 se adoptó la convención de que la jornada comenzase a la media noche, atrasando aquel día 12 horas y desde entonces el GMT se sigue definiendo a partir de la medianoche de Greenwich. Esta hora carece de cierta fiabilidad ya que se basa en el movimiento medio del Sol. Fue por esto por lo que se definió la hora UTC, que tiene una gran precisión, ya que está dada por relojes atómicos.

VIDEO: NASA, LOGRAN VER LA ESTRELA ETA CARINAE COMO NUNCA ANTES

EL SISTEMA ESTELAR MÁS GRANDE Y LUMINOSO

estrella Eta Carinae
estrella Eta Carinae

20 de febrero de 2015:Eta Carinae, el sistema estelar más grande y luminoso, ubicado a 10.000 años luz de la Tierra, es conocido por su sorprendente comportamiento; entró en erupción en dos oportunidades en el XIX por razones que los científicos aún desconocen.

En un estudio a largo plazo, realizado por astrónomos del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, en Greenbelt, Maryland, se utilizaron satélites de la NASA, telescopios colocados en tierra y modelos teóricos para producir la imagen más completa de Eta Carinae que se ha obtenido hasta la fecha.

Los hallazgos incluyen imágenes tomadas por el Telescopio Espacial Hubble que muestran las capas de gas ionizado de una década de antigüedad cuando se alejan de la estrella más grande a un millón de millas por hora y nuevos modelos en 3 dimensiones que revelan características jamás vistas de la interacción de las estrellas.

estrella Eta Carinae en rayos x
estrella Eta Carinae en rayos x

“Estamos comenzando a comprender el estado actual y el complejo entorno de este extraordinario objeto, pero aún queda un largo camino por recorrer para explicar las pasadas erupciones de Eta Carinae o para predecir su comportamiento futuro”, aseguró Ted Gull, un astrofísico del centro Goddard, quien coordina un grupo de investigadores que ha monitorizado la estrella durante más de una década.

Eta Carinae estrella
Eta Carinae estrella

Explore Eta Carinae con la ayuda de las simulaciones realizadas por la súper computadora y los datos aportados por los satélites de la NASA y las observaciones hechas en tierra. Crédito de la imagen: Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA.

Reproducir el video, en idioma inglés

Localizada a una distancia aproximada de 7.500 años luz en la sureña constelación de Carina, Eta Carinae está formada por dos enormes estrellas cuyas órbitas excéntricas las acercan de manera inusual cada 5,5 años.

Ambas producen escapes gaseosos potentes, llamados vientos estelares, que envuelven a las estrellas e impiden que se concreten los esfuerzos para medir directamente sus propiedades.

Los astrónomos han establecido que la estrella primaria, más brillante y más fría, tiene aproximadamente 90 veces la masa del Sol y brilla alrededor de 5 millones de veces más que él. Mientras las propiedades de su compañera, más pequeña y más caliente, son más discutidas, Gull y sus colegas consideran que la estrella tiene aproximadamente 30 masas solares y emite un millón de veces la luz que emite el Sol.

En conferencia de prensa, en el congreso de la Sociedad Astronómica Estadounidense (American Astronomical Society, en idioma inglés), que tuvo lugar en Seattle, el miércoles, los investigadores del centro Goddard debatieron sobre las observaciones recientes de Eta Carinae y cómo encajan con los conocimientos actuales que el grupo tiene del sistema.

En su máximo acercamiento, o periastro, las estrellas se encuentran ubicadas a una distancia de 225 millones de kilómetros (140 millones de millas) entre sí; en promedio, aproximadamente la distancia que hay entre Marte y el Sol.

Los astrónomos observan cambios dramáticos en el sistema durante los meses previos y posteriores al periastro. Esto incluye destellos de rayos X, seguidos por una repentina disminución y una recuperación final de la emisión de rayos X; la desaparición y re-aparición de estructuras cerca de las estrellas detectadas a longitudes de onda de luz visible específicas, e incluso un juego de luz y sombra cuando la estrella más pequeña gira alrededor de la primaria.

Durante los últimos 11 años, y abarcando tres pasajes del periastro, el grupo del centro Goddard ha desarrollado un modelo basado en observaciones de rutina de las estrellas utilizando telescopios colocados en tierra y múltiples satélites de la NASA. “Utilizamos observaciones pasadas con el fin de construir una simulación computarizada que nos ayudó a predecir lo que veríamos durante el próximo ciclo, y luego volvimos a cargar al modelo las nuevas observaciones para perfeccionarlo”, informó Thomas Madura, un miembro del Programa Posdoctoral de la NASA en el centro Goddard, quien también es un teórico en el equipo de Eta Carinae.

De acuerdo con este modelo, la interacción de los dos vientos estelares es la causa de muchos de los cambios periódicos que se han observado en el sistema. Los vientos de cada una de las estrellas tienen propiedades marcadamente diferentes: son espesos y lentos, en el caso de la estrella primaria; y son delgados y veloces, en el caso de su compañera. El viento de la estrella primaria sopla a casi 1 millón de millas por hora y es especialmente denso; arrastra la masa equivalente a nuestro Sol cada mil años. En cambio, los vientos de su compañera arrastran aproximadamente 100 veces menos material que la estrella primaria, pero su velocidad es seis veces mayor.

Las simulaciones que hizo Madura, que se realizaron en la supercomputadora Pleiades (Pléyades) del Centro de Investigaciones Ames (Ames Research Center, en idioma inglés), de la NASA, con sede en Moffett Field, California, revelan la complejidad de la interacción con el viento. Cuando la estrella menor gira rápidamente alrededor de la primaria, sus vientos más fuertes moldean una cavidad en forma de espiral en el denso flujo de la estrella mayor. Para visualizar mejor esta interacción, Madura convirtió las simulaciones computarizadas en modelos digitales en 3 dimensiones y realizó versiones de buena calidad utilizando una impresora en 3 dimensiones. Este proceso reveló largas protuberancias con forma de púas en el flujo de gas, a lo largo de los bordes de la cavidad, características que no habían sido observadas anteriormente.

“Creemos que estas estructuras son reales y que se forman como resultado de inestabilidad en el flujo en los meses donde se produce el máximo acercamiento”, dijo Madura. “Quise hacer impresiones en 3 dimensiones de las simulaciones para visualizarlas mejor, y resultaron ser más exitosas que lo que había imaginado”. Un artículo que muestra en detalle esta investigación ha sido remitido para su publicación al periódico Monthly Notices de la Sociedad Astronómica Real.

Para obtener más información sobre esta historia, por favor lea el comunicado de prensa original.

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/05jan_etacarina/

 

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/05jan_etacarina/

LA HUMEDAD DEL SUELO, MUY IMPORTANTE EN EL CLIMA

La importancia del lodo

9 de febrero de 2015:  El agua probablemente sea la sustancia más importante de la Tierra. Cubre más del 70% de la superficie de nuestro planeta, desempeña un papel clave en el estado del tiempo y en el clima, y provee de nutrientes a la vida misma. Las profundidades de los océanos de la Tierra son únicas en el sistema solar, y su majestuosa expansión global, como se observa desde el espacio, es testimonio de la primacía del “H2O”.

Los oceanos de la Tierra
Los oceanos de la Tierra

Los océanos, sin embargo, son precisamente los depósitos de agua más atractivos a la vista. La sustancia puede encontrarse en cantidades más pequeñas prácticamente en cada hueco y grieta del planeta, y los investigadores saben cuán importante es rastrear el agua en todas partes.

Por ejemplo… en el lodo.

splash

En un nuevo video de ScienceCast se explora la importancia de los suelos húmedos en el sistema de la Tierra.

Créase o no, la NASA acaba de lanzar un satélite que puede rastrear el agua en las zonas lodosas que se encuentra debajo de nuestros pies, así como también otras formas de agua en el suelo.

La misión se denomina SMAP (abreviatura de Soil Moisture Active Passive, en idioma inglés, o “Instrumento Activo – Pasivo para la Detección de la Humedad del Suelo”, en idioma español).

“Con información proporcionada por el SMAP, los científicos y las personas que toman decisiones sobre este tema en todo el mundo estarán mejor equipados para comprender de qué manera la Tierra funciona como un sistema”, asevera Christine Bonniksen, quien ocupa un cargo ejecutivo en el programa SMAP, en las oficinas centrales de la NASA.

“Nos demostrará de qué manera la humedad del suelo impacta sobre innumerables sucesos vinculados con los seres humanos, desde las inundaciones y las sequías hasta los pronósticos meteorológicos y el rendimientos de las cosechas”.

Inundaciones

Auroras Underfoot (signup)

 

El satélite despegó desde la Tierra el 31 de enero; fue lanzado hacia el cielo a bordo de un cohete United Launch Alliance Delta II de la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, en California.

El SMAP detecta la humedad del suelo utilizando una extraordinaria antena de tejido de malla; se trata de una antena de reflexión, de seis metros, que se desplegará rápidamente, como si fuera un toldo y girará, a modo de lazo, a 14 revoluciones por minuto.

Satelite de SMAP para detectar el agua de la Tierra
Satelite de SMAP para detectar el agua de la Tierra

El aparato hará impactar microondas contra el suelo, la antena y un par de sensores que están sujetos a ella podrán medir la humedad en el suelo a lo largo de la trayectoria que traza el satélite sobre el suelo. Girando alrededor de la Tierra a una altura de 686 kilómetros (426 millas), cerca de la órbita polar que se repite cada ocho días, el SMAP será capaz de producir “mapas de la humedad” en alta resolución cada 2 ó 3 días.

Pero hay más en la humedad del suelo que lodo, por supuesto. El agua en el suelo puede existir de muchas maneras.

satelite SMAP
satelite SMAP

A medida que orbite, el SMAP logrará detectar si el suelo está congelado o en estado líquido en un área de 19 kilómetros (12 millas) de diámetro, denominada “huella”, lo que ayudará a los científicos a determinar cuánto carbono por año están ayudando a sacar las plantas de la atmósfera, mejorando así lo que conocemos sobre el calentamiento global.

Además, el SMAP aumentará nuestra capacidad para responder ante catástrofes relacionadas con cuestiones meteorológicas al predecir inundaciones y monitorizar sequías.

“Los suelos actúan como esponjas”, explica Erika Podes, una científica del equipo del SMAP, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA. “Pueden almacenar cierta cantidad de agua. Si conocemos la cantidad de agua que hay en el suelo y si sabemos que una gran tormenta se avecina, por ejemplo, y que los suelos están al límite de la saturación, entonces podremos predecir qué área podría estar en riesgo de inundación”.

La información obtenida gracias a la misión SMAP será invalorable tanto dentro como fuera del laboratorio.

Podest dice con seguridad: “Considero que tiene el potencial como para afectar la vida de todos”.

Fuente:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/09feb_smap/

PILARES DE LA CREACIÓN, FOTOS DEL TELESCOPIO ESPACIAL HUBBLE

El telescopio Hubble: Los Pilares de la creación son también los Pilares de la destrucción

7 de enero de 2015: A pesar de que el Telescopio Espacial Hubble (Hubble Space Telescope, en idioma inglés), de la NASA, ha tomado muchas imágenes impresionantes del universo, una fotografía se destaca del resto: la vista icónica de los llamados “Pilares de la creación”. La asombrosa foto, tomada en 1995, reveló detalles nunca antes vistos de tres columnas gigantes de gas frío bañadas por la luz ultravioleta abrasadora de un grupo de estrellas jóvenes y masivas en una pequeña región de la Nebulosa del Águila (Eagle Nebula, en idioma inglés), o M16.

Para celebrar su próximo vigésimo quinto aniversario, en abril, el telescopio Hubble volvió a visitar los famosos pilares, proporcionando así a los astrónomos una visión más nítida y más amplia. Aunque la imagen original fue bautizada como los Pilares de la creación, la nueva imagen sugiere que también son los “pilares de la destrucción”.

splashUsando el Telescopio Espacial Hubble, de la NASA, astrónomos han montado una fotografía más grande y más nítida de los icónicos “Pilares de la creación” de la Nebulosa del Águila. Crédito: NASA/ESA/Equipo Hubble Heritage (STScI/AURA)/J. Hester, P. Scowen (Universidad Estatal de Arizona)

“Estoy impresionado por lo transitorias que son estas estructuras”, explica Paul Scowen, de la Universidad Estatal de Arizona, en Tempe. “Se están esfumando activamente delante de nuestros propios ojos. La fantasmal bruma azulada que rodea los bordes densos de los pilares es material que se calienta y se evapora hacia el espacio. Hemos capturado estos pilares en un momento muy singular y de corta duración en su evolución”. Scowen y el astrónomo Jeff Hester, quienes anteriormente pertenecieron a la Universidad Estatal de Arizona (Arizona State University, en idioma inglés), lideraron las observaciones originales de la Nebulosa del Águila que llevó a cabo el telescopio Hubble.

Las imágenes originales de 1995 fueron tomadas en luz visible. La nueva imagen incluye también luz del infrarrojo cercano. La vista infrarroja hace que los pilares parezcan espeluznantes y tenues siluetas que contrastan con un fondo de innumerables estrellas. Eso se debe a que la luz infrarroja penetra en gran parte del gas y del polvo, con excepción de las regiones más densas de los pilares. Las estrellas recién nacidas se pueden ver escondidas dentro de los pilares.

La imagen infrarroja muestra que los extremos de los pilares son densos nudos de polvo y gas. Hacen sombra al gas que se encuentra debajo de ellos, manteniéndolo así frío y creando las estructuras largas, con forma de columna. El material ubicado entre los pilares hace mucho tiempo fue evaporado por la radiación ionizante que proviene del cúmulo central de estrellas situado por encima de los pilares.

Auroras Underfoot (signup)

En el borde superior del pilar izquierdo, un fragmento gaseoso ha sido calentado y vuela lejos de la estructura, subrayando de este modo la naturaleza violenta de las regiones donde se forman estrellas. “Estos pilares representan un proceso muy dinámico y activo”, dijo Scowen. “El gas no se calienta de manera pasiva y se va flotando suavemente hacia el espacio. Los pilares gaseosos, en realidad, se están ionizando, en lo que constituye un proceso mediante el cual los electrones pierden átomos y se calientan debido a la radiación de las estrellas masivas. Y luego son erosionados por los fuertes vientos y la lluvia de partículas cargadas que provienen de las estrellas, las que literalmente están puliendo las cimas de estos pilares”.

Cuando Scowen y Hester utilizaron el telescopio Hubble con el fin de llevar a cabo las observaciones iniciales de la Nebulosa del Águila, en el año 1995, los astrónomos habían visto las estructuras parecidas a pilares en imágenes tomadas desde la Tierra, pero no en detalle. Ellos sabían que los procesos físicos no son exclusivos de la Nebulosa del Águila ya que el nacimiento de las estrellas se lleva a cabo en todo el universo. Pero, a una distancia de solamente 6.500 años luz, M16 es el ejemplo más dramático y más cercano; algo de lo que el equipo pronto se percató.

Mientras Scowen juntaba las fotografías del Águila provistas por el telescopio Hubble, quedó asombrado por lo que vio. “Llamé a Jeff Hester por teléfono y le dije: ‘Tiene que venir a ver esto ahora’”, recordó Scowen. “Pusimos las fotografías sobre la mesa y no podíamos contener la emoción con todo el increíble detalle que estábamos viendo por primera vez”.

Las primeras características que llamaron la atención al equipo en 1995 fueron las serpentinas de gas que aparentemente se alejaban flotando de las columnas. Los astrónomos habían debatido previamente cuál sería el efecto de las estrellas masivas cercanas sobre el gas circundante en las “guarderías estelares”. “Hay solamente una cosa que puede iluminar un vecindario como este: las estrellas masivas que emanan suficiente potencia en luz ultravioleta como para ionizar las nubes de gas y hacerlas brillar”, señaló Scowen. “Las regiones nebulosas de formación estelar como M16 son los carteles de neón interestelar que dicen: ‘Acabamos de hacer un montón de estrellas masivas aquí’. Esta fue la primera vez que obtuvimos evidencia observacional directa de que estábamos viendo realmente el proceso de erosión, no sólo la radiación sino la remoción mecánica en capas del gas de las columnas”.

Al comparar las imágenes de 1995 y de 2014, los astrónomos también notaron un alargamiento de una característica estrecha, similar a un chorro, que puede haber sido expulsada de una estrella en reciente formación. El chorro se parece a un chorro de agua de una manguera de jardín. En los 19 años transcurridos, este chorro se ha alargado más en el espacio; se ha extendido a través de aproximadamente otros 97 mil millones de kilómetros (60 mil millones de millas), a una velocidad estimada de alrededor de 724.000 kilómetros por hora (450.000 millas por hora).

Nuestro Sol probablemente se originó en una región de formación estelar turbulenta similar a esta. Existe evidencia de que el sistema solar en formación fue salpicado con una metralla radiactiva de una supernova cercana. Eso significa que nuestro Sol se formó como parte de un cúmulo que incluyó a estrellas lo suficientemente masivas como para producir potentes radiaciones ionizantes, tal como se ve en la Nebulosa del Águila. “Esa es la única forma en la que una nebulosa de la cual nació el Sol pudo haber estado expuesta a una supernova tan rápidamente, en el corto período de tiempo que representa, porque las supernovas sólo provienen de las estrellas masivas y esas estrellas únicamente viven unas pocas decenas de millones de años”, explicó Scowen. “Eso significa que cuando se ve el medio ambiente de la Nebulosa del Águila o de otras regiones de formación estelar, se está viendo exactamente el tipo de medio ambiente en el que se formó nuestro Sol”.

Más información (en inglés y español):

El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (European Space Agency, en idioma inglés). El Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Greenbelt, Maryland, administra el telescopio. El Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial (Space Telescope Science Institute o STScI, por su sigla en idioma inglés), ubicado en Baltimore, lleva a cabo las operaciones de ciencia del telescopio Hubble. El STScI es operado para la NASA por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (Association of Universities for Research in Astronomy, Inc.), en Washington.

La NASA está explorando nuestro sistema solar y más allá de él con el fin de entender el universo y nuestro lugar dentro de él. Buscamos descubrir los secretos de nuestro universo, sus orígenes y su evolución, y queremos buscar vida entre las estrellas. El anuncio de hoy comparte el descubrimiento de nuestro siempre cambiante cosmos y nos lleva a estar más cerca de descubrir si estamos solos en el universo.

Fuente:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/07jan_pillarsofcreation/

***

Aprovecho para compartirles un óleo que pinté hace mucho, de otra foto del telescopio Hubble.

Galaxias muy lejanas
Galaxias muy lejanas

LOS BOSQUES Y EL DIÓXIDO DE CARBONO

Buenas noticias sobre los bosques y el dióxido de carbono

31 de diciembre de 2014: Un nuevo estudio dirigido por la NASA muestra que los bosques tropicales pueden estar absorbiendo mucho más dióxido de carbono que lo que pensaban muchos científicos, en respuesta al aumento de los niveles atmosféricos de los gases de efecto invernadero. El estudio estima que los bosques tropicales absorben 1.400 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono de una absorción global total de 2.500 millones (más de lo que es absorbido por los bosques de Canadá, de Siberia y de otras regiones del norte, llamados bosques boreales).

“Esta es una buena noticia, porque la absorción en los bosques boreales ya se está frenando, mientras que los bosques tropicales pueden seguir absorbiendo carbono durante muchos años más”, dijo David Schimel, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Pasadena, California. Schimel es el autor principal de un trabajo sobre la nueva investigación, que aparece en línea en Proceedings of the National Academy of Sciences (Registros de la Academia Nacional de Ciencias).

splashUn nuevo estudio llevado a cabo por la NASA sugiere que los bosques tropicales, como este en Malasia, absorben más dióxido de carbono de la atmósfera que lo que absorben los bosques de Canadá, de Siberia y de otras regiones del norte. Crédito de la imagen: Wikimedia Commons.

Los bosques y otra vegetación en tierra actualmente eliminan hasta el 30 por ciento de las emisiones humanas de dióxido de carbono de la atmósfera durante la fotosíntesis. Si la tasa de absorción fuera más lenta, la tasa de calentamiento global a su vez se aceleraría.

El nuevo estudio es el primero en idear una forma de hacer comparaciones del tipo “manzanas con manzanas” respecto de los cálculos de dióxido de carbono de muchas fuentes en diferentes escalas: modelos informáticos de procesos del ecosistema, modelos atmosféricos llevados hacia atrás en el tiempo para deducir las fuentes de las concentraciones actuales (llamados modelos inversos), imágenes satelitales, datos de parcelas de bosque experimental y mucho más. Los investigadores conciliaron todos los tipos de análisis y evaluaron la exactitud de los resultados tomando como base cuán bien reprodujeron las mediciones independientes hechas en tierra. Obtuvieron así su nueva estimación de la absorción del carbono tropical de los modelos que ellos determinaron eran los más confiables y verificados.

“Hasta nuestro análisis, no se había llevado a cabo con éxito una conciliación global de la información sobre los efectos del dióxido de carbono de las comunidades relacionadas con la atmósfera, la silvicultura y los modelos”, dijo el coautor Joshua Fisher, del JPL. “Es increíble que todos estos tipos de orígenes de datos independientes empiecen a converger en una respuesta”.

La pregunta sobre qué tipo de bosque es el que absorbe la mayor cantidad de carbono “no es sólo una curiosidad contable”, señaló el coautor Britton Stephens, del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (National Center for Atmospheric Research, en idioma inglés), ubicado en Boulder, Colorado. “Tiene grandes implicaciones para poder comprender si los ecosistemas terrestres globales podrían seguir compensando nuestras emisiones de dióxido de carbono o podrían comenzar a agravar el cambio climático”.

Auroras Underfoot (signup)

A medida que las emisiones causadas por los seres humanos agregan más dióxido de carbono a la atmósfera, los bosques en todo el mundo lo utilizan para crecer más rápidamente, reduciendo así la cantidad que permanece en el aire. Este efecto se denomina fertilización carbónica. “En igualdad de condiciones, el efecto es más fuerte a temperaturas más altas, lo que significa que será mayor en los trópicos que en los bosques boreales”, expresó Schimel.

Bosque tropical
Bosque tropical

Pero el cambio climático también disminuye la disponibilidad de agua en algunas regiones y hace que la Tierra se caliente, lo que da lugar a incendios forestales más frecuentes y más grandes. En los trópicos, los seres humanos agravan el problema con la quema de madera durante la deforestación. Los incendios no sólo detienen la absorción del carbono al matar los árboles, sino que también arrojan grandes cantidades de carbono a la atmósfera mientras la madera se quema.

tumba roza y quema
tumba roza y quema

Durante alrededor de 25 años, la mayoría los modelos climáticos informáticos han mostrado que los bosques de latitudes medias del hemisferio norte absorben más carbono que los bosques tropicales. Ese resultado se basó inicialmente en lo que se conocía sobre los flujos globales de aire y en los datos limitados que sugerían que la deforestación hacía que los bosques tropicales liberaran más dióxido de carbono que el que estaban absorbiendo.

A mediados de la década de 2000, Stephens utilizó mediciones del dióxido de carbono llevadas a cabo desde algunas aeronaves con el fin de mostrar que muchos modelos climáticos no representaban de manera correcta los flujos de carbono por encima del nivel del suelo. Los modelos que coincidían con las mediciones hechas por los aviones fueron los que mejor mostraron la mayor absorción de carbono en los bosques tropicales. Sin embargo, aún no había suficientes conjuntos de datos globales como para validar la idea de una gran absorción por parte de los bosques tropicales. Schimel dijo que su nuevo estudio sacó ventaja de una gran cantidad de trabajo que otros científicos han realizado desde el trabajo de Stephens para reunir datos nacionales y regionales de varios tipos con el propósito de formar conjuntos de datos y convertirlos en datos contundentes y globales.

Schimel señaló que su trabajo concilia los resultados en todas las escalas, desde los poros de una sola hoja, donde la fotosíntesis se lleva a cabo, hasta todo el planeta Tierra, a medida que el aire mueve el dióxido de carbono alrededor del globo. “Lo que habíamos tenido hasta este trabajo era una teoría de la fertilización con dióxido de carbono basada en fenómenos a escala microscópica y observaciones a escala mundial que parecían contradecir esos fenómenos. Aquí, al menos, hay una hipótesis que proporciona una explicación coherente que incluye lo que conocemos del funcionamiento de la fotosíntesis y lo que está pasando a escala planetaria”.

Más información (en español y en inglés):

La NASA monitoriza los signos vitales de la Tierra desde el espacio, el aire y el suelo con una flota de satélites y ambiciosas campañas de observación aéreas y terrestres. Asimismo, la NASA desarrolla nuevas maneras de observar y estudiar los sistemas naturales interconectados de la Tierra con registros de datos a largo plazo y herramientas para el análisis computarizado con el fin de ver mejor cómo está cambiando nuestro planeta. La entidad comparte este conocimiento exclusivo con la comunidad mundial y trabaja con instituciones de Estados Unidos y del mundo que contribuyen para comprender y proteger a nuestro “hogar”.

Para obtener más información sobre las actividades científicas de la NASA relacionadas con la Tierra este año, visite: http://www.nasa.gov/earthrightnow, en idioma inglés.

FUENTE:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/31dec_forests/