Archivo de la etiqueta: alma

A LAS PUERTAS DEL CIELO

A LAS PUERTAS DEL CIELO

.

.

Te dije que te espero,

a las puertas el cielo,

así es, pero también

se me ha permitido

estar contigo.

Disfrutar de tu amor

con todo su esplendor,

dentro del marco

de dos Dimensiones a la vez.

.

Yo te amo en energía

y tú en tu carne me sientes

y me ves.

.

Estoy contigo todo el tiempo

y te conozco y te siento

más cada vez.

.

Ahora te amo con el alma

y tú me sientes en todo tu ser,

de todos modos te espero.

.

Para juntos entrar

en la eternidad,

donde podremos amarnos.

.

En esencia, espíritu y luz,

donde sólo contemos tú y yo,

que somos uno: Nosuno.

.

Para amarnos

y nuestro amor

se expanda por todo el Universo,

porque estamos unidos

al Todo y al Uno.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 16 de mayo, 2018, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

NUESTRAS FANTASÍAS

NUESTRAS FANTASÍAS

.

 

Sabemos que todo es fantasía,

ilusiones, sueños, alegorías.

.

Pero nos gusta soñar,

¿Sin sueños, qué sería de la vida?

.

A veces nos ponemos a pensar

cómo haríamos tal o cual cosa

si viviéramos juntos.

.

Si nuestras vidas fueran lo que deseamos,

y hasta los detalles revisamos,

como si de veras fuera a suceder.

.

Pero los dos sabemos que no será así,

en primer lugar yo ya no estoy en el mundo

como hombre, como persona.

.

Estoy contigo siempre

pero sólo en energía,

lo que soñamos prueba nuestro temple.

.

Porque sabemos que jamás sucedería,

que ya no es posible esa alegría

de estar juntos y compartir la vida.

.

Mientras vivía,

había un esperanza,

lejana, pero la había.

.

Ahora ya no existe,

jamás se cumplirá

para Silvia y Daniel.

.

.

Cuando reencarnemos,

Andra y Garmín

nos encontraremos.

.

En otro cuerpo estaremos,

nos amaremos,

esperemos que de forma real

y desde muy cerca.

.

Pero Silvia y Daniel

ya no seremos,

para nosotros, como pareja,

se acabó la función.

.

La esperanza que nos queda

es reunirnos en otra ocasión,

en otra vida amarnos

como en ésta no pudimos.

.

Pero el amor del alma,

ése fue es y será,

para Garmín y Andra;

ése subsistirá

por toda la eternidad.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 18 de julio, 2018, 3:40 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

DECIRTE CUÁNTO TE AMABA y ESTAR CONTIGO

DECIRTE CUÁNTO TE AMABA

Te amé, porque te amé,

no porque me amaras,

no lo decías, pero lo demostrabas.

.

De pronto me encontré

extrañándote, deseándote,

necesitándote.

.

No sabía si tú me amabas,

porque no lo expresabas,

pero sabía que yo te amaba.

.

Cuando al fin lo dijiste,

hacía tiempo que lo esperaba,

para poder decirte cuánto

era lo que yo te amaba.

*

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

***

Ciudad de México, 16 de agosto, 4:30 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

*

ESTAR CONTIGO
.

 

Si me pregunto por qué

de ti me enamoré,

debo responder que No lo sé.

.

Había una gran dificultad

en contra y si te digo la verdad

cuando lo supe, pensé

que sólo tendríamos amistad.

.

Por más que me atrajeras,

por más que ya te deseara,

la distancia era algo que me desanimaba.

.

En esos momentos no me era posible

ir a verte, por más que lo anhelara,

y después más difícil que me escapara.

.

No, no era factible,

un amor a esa distancia,

lo deseché por imposible.

.

Pero seguimos diariamente chateando,

porque era lo que yo deseaba,

lo que tú disfrutabas,

lo podía sentir, lo notaba.

.

Ambos éramos felices

con sólo nuestras pláticas,

pero yo quería más

y sabía que era mejor si me retiraba.

.

Pero no podía y en lugar de eso,

con mayor ahínco te seguía

y de las ganas me moría,

de darte un épico beso.

.

Lo sabía, lo sabías,

nuestro amor no era dable,

pero sin ti, me sentí miserable.

.

Así que al fin dimos nuestros brazos  a torcer,

y bajo protesta tuvimos que reconocer

que un amor así no podía desaparecer.

.

Sin importar la distancia,

ni mis carencias  y pesado bagaje,

tuve que aceptar este amor virtual.

.

Que me dio tanta felicidad,

aunque fuera por momentos,

porque estar contigo

me daba el aliento.

.

Para seguir en el día a día,

pensando en ti, hablando contigo,

haciéndote poesías, que salían al momento.

.

Me inspirabas, feliz me hacías,

también sufría

porque mucho te anhelaba.

.

Por gusto o por destino

queríamos ir juntos por el camino,

pero se nos atravesó el malvado sino

y acabó con nuestro gran idilio.

.

A la mala Parca llamó,

para que viniera a cortar mi  hilo,

el hilo de mi vida así se acabó.

.

Cuando más te amaba,

y más te necesitaba,

sin miramientos me llevó.

.

Ahora aquí en intervidas

me escapo a verte

y contigo estaré mientras vivas.

.

Al menos, mi amor,

ahora nos vemos,

y es mucho más

lo que tenemos.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 16 de agosto, 2018, 7:05 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

CONSUMAR NUESTRO AMOR

.

CONSUMAR NUESTRO AMOR

.

Nuestro amor

nos hizo felices a los dos,

ambos disfrutamos

de tan excelso sentimiento.

.

Empezamos con un amor platónico,

pero, siendo humanos,

el amor del mundo de las ideas

.

Por más que nos hacía sentir

las cosas más bellas,

llegó a no ser suficiente.

.

Y empezamos a desear amarnos

físicamente, ardientemente,

con todo el fuego de la excitación.

.

Que ambos sentíamos

dentro de nuestro corazón,

que nos volvía locos por la pasión.

.

Que nos llenaba de angustia y desesperación,

por el enorme deseo

de consumar nuestro amor.

.

Necesitábamos tocarnos, acariciarnos,

al amor total entregarnos,

con besos, abrazos

y todo lo que queríamos darnos.

.

Pero no fue posible,

con amor virtual

hubimos de conformarnos.

.

Y entonces, para compensar,

más y más tuvimos que amarnos,

llegar al paroxismo,

pasando por el romanticismo,

la ternura, la dulzura.

.

El deseo exacerbado,

la avidez de nuestras caricias,

cumplir con todo lo anhelado.

.

Y así el amor creció y creció,

no sólo en el alma,

sino en lo que nuestro cuerpo

tenía tan codiciado.

.

Los besos, las caricias,

hacer el amor

y al amor total entregarnos.

.

Y nada de eso logramos,

en la física realidad,

pero lo que sí tenemos

es que nos adoramos.

.

Lo que nos llena de alegría,

es que nuestro amor

ahora es en energía.

.

Es del alma y ése

siempre existirá,

aquí y en la eternidad,

amor del alma mía.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 15 de julio, 2018, 10:10 pm, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller- Todos los derechos reservados.

NUESTRO DESTINO ES AMARNOS

NUESTRO DESTINO ES AMARNOS

.

.

Te amé como hombre, en el mundo,

te amo como espíritu en Intervidas

y te amaré en las siguientes vidas.

.

Porque nuestro amor es eterno,

viene desde siempre y seguirá

hasta siempre.

.

En mi más reciente encarnación

llegaste tarde a mi vida,

a ella arribaste con todo tu amor,

toda tu dulzura, toda tu pasión.

.

.

A mi herido corazón le diste alegría,

y felicidad en el día a día.

.

Por momentos, a ratos,

cuando hablaba contigo

de cualquier tema,

con tal de oírte y tenerte cerca,

el celular era mi mejor amigo.

.

Sobre todo cuando hablábamos de amor,

yo te decía “Te amo”

y me contestabas “Yo también te amo”.

.

Hacíamos planes,

hilvanábamos fantasías y sueños

creyéndonos de nuestro destino

los legítimos dueños.

.

Craso error de dos amantes ingenuos,

sí, nosotros nuestro sino delineamos,

pero junto al tintero

hubo otras manos..

..

Que lo mancharon e hicieron

que nuestro prístino destino

tomara otros derroteros.

.

Pero nosotros volvíamos a lo acordado:

amarnos

a pesar de los obstáculos,

por siempre y hasta siempre,

adorarnos.

.

No dejarnos ir, no soltarnos,

sólo nos pudo separar

algo muy fuerte,

sí, “Ella”, la muerte.

.

.

Pero a pesar de Átropos, la Parca maldita,

que cortó así no más el hilo de mi vida,

mi alma aquí en Intervidas

no ha dejado de amarte.

.

Y si algo cambió

es que ahora te amo más,

mi amor es más fuerte

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 25 de mayo, 2018, 1:25 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

.

PREFIERO

PREFIERO

.

Por más que llore y me lamente,

prefiero tu amor virtual

o en energía, a otro que solamente

se conforme con estar presente.

.

No puedo decir que el amor desconocí,

pero fueron meros ensayos

en realidad, sólo engaños

de ellos para mí.

.

 

Poemas como los que tú me haces,

nadie me los hizo jamás

música hermosa con mensajes de amor,

sólo tú y nadie más 

y aún lo haces pertinaz.

.

Tú me despertabas en la mañana

y escuchaba tu voz

aún con la cabeza en mi almohada.

.

De esa manera me imaginaba

que junto a ti me despertaba,

ay, mi amor, qué feliz me hacías.

.

Cuando del sueño salía

escuchando tus “te amo”,

eso era lo que quería.

.

Mis amores pasados,

la verdad, ninguno para ser recordado;

yo creí que había amado.

.

Pero qué equivocada había estado,

cuando llegaste tu,

el verdadero amor yo conocí.

.

En tus brazos virtuales me rendí,

entendí lo que es amar y ser amada,

sólo pensar en el ser amado (en ti).

.

Dar amor y luego dar más,

sin cortapisas ni condiciones,

saber que no te olvidaré jamás.

.

Porque ese amor me llena de emociones,

de ansias, de dicha, de excitaciones,

de calma, de angustias, de felicidad.

.

Eras un hombre tan valioso

que llegué a amarte con facilidad,

el amor que me dabas era maravilloso

y el que nos damos es para la eternidad.

.

Pero ahora ya no estás aquí,

tu varonil voz ya no puedo oír,

mi corazón quiere dejar de latir,

pero condenada aquí estoy,

hasta que contigo me pueda ir.

*

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

****

Ciudad de México, 8 de agosto, 2018, 4 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

ERES MI TODO

ERES MI TODO

.

Así es, eras y eres mi todo,

la mujer más importante de mi vida,

la que amo desde y hasta la eternidad.

.

Eres el mar azul reflejando el cielo,

lo mismo aguas turquesas en calma,

que aguas profundas, turbulentas.

.

Eres el fuego de la antorcha que conmigo llevo,

y mi enorme hoguera, el hogar al que llego,

quemas, iluminas, me envuelves en tus llamas.

.

Puedes ser lágrima de sal con sabor a mar,

labios de fuego que queman mi alma,

la brisa fresca al amanecer,

después que en la noche me hiciste enloquecer.

.

Tus brazos son mi refugio,

cálidos tiernos, donde poder soñar,

lazos eternos con los que me puedes atar.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 18 de mayo, 2018, 10:50 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados

EL PRESENTE Y LA ETERNIDAD (1), PROMESAS, PROMESAS (2), ¿PROMESAS O SUEÑOS? (3)

EL PRESENTE Y LA ETERNIDAD (1)

.

En el día a día,

por las circunstancias,

al final, así te pedía

que nos debíamos amar.

.

Pero también te decía

la enorme verdad

que en mi corazón ardía:

”Te amaré hasta después de la muerte

y por toda la eternidad”.

.

Mis circunstancias no me permitían

estar contigo, como yo quería,

promesas te hice muchas

con el corazón en la mano.

.

Pero más que promesas eran sueños,

ilusiones deseos del alma;

pero siempre obstáculos había,

para no cumplir lo que te prometía.

.

Entonces opté por ya no prometer

más que lo que cumplir podía,

amarte día con día.

.

“Hoy te amo, como te amé ayer,

como te amaré mañana,

más no puedo prometer,

sólo que siempre lo haré.”

.

Te amaré hasta la muerte y más allá,

hasta la eternidad;

eso lo he podido cumplir

como cumplí amarte cada día.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 7 de agosto, 2018, 2 pm, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

*

PROMESAS, PROMESAS (2)

.

Promesas nunca hacía,

quienes me aceptaban

sabían a lo que se atenían.

.

Si me entraba la locura

me casaba y en divorcio resultaba,

Me pasó tres veces.

.

La última me hizo prometerme a mí mismo

no volverlo a hacer,

prefería la soledad

a por eso volver a pasar.

.

Entonces te encontré,

todo mi mundo se volvió al revés,

me enamoré; te prometí

cosas que quería cumplir.

.

Pero las circunstancias,

sobre todo, la distancia,

dificultaba las cosas.

.

Yo quería llevarte en persona

el más bello ramo de rosas,

pero ni siquiera pude ir yo

con las manos vacías

a pedirte que fueras mi esposa.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 7 de agosto, 2018, 2:10 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

.

*

¿PROMESAS O SUEÑOS? (3)

.

¿Sueños o promesas? ¿Promesas o sueños?

No lo sé, pero se me olvidó

que de nuestro destino

ya no éramos los dueños.

.

Así lo escribimos

en el libro del destino

y lo decidimos

con anticipación.

.

Sin saber que iba a ser

nuestra condenación,

que íbamos a sufrir

con desesperación.

.

Estar lejos fue nuestra maldición

y no pudimos revertirla

ni por equivocación.

.

Al principio yo te prometía

ir contigo, porque eso felices nos haría,

uno tras otro, cada proyecto fenecía,

y en el aire se deshacía.

.

Hasta que opté por dejar las promesas atrás,

mejor vivir el día a día,

sin perder las esperanzas

de podernos encontrar.

.

Y en vivo poderte amar,

darte todo mi amor

poco a poco pero sin parar.

.

Y también las esperanzas,

una a una se morían,

pero lo que sí no va a cambiar

es que por la eternidad te voy a amar.

.

Eso sigue vigente,

te amé, te amo ahora

y te amaré siempre.

.

Vivo o muerto,

En la Tierra o en el Cielo,

mi amor siempre será cierto.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 7 de agosto, 2018, 2:20 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

AUNQUE…

AUNQUE…

.

 

Esa mezcla de angustia, dolor,

frustración y agonía,

con la inmensa alegría

de nuestro maravilloso amor.

.

Te amo como nunca había amado,

te extraño aunque nunca

conmigo has estado.

.

Te anhelo como se anhela el cielo,

aunque técnicamente

es aquí, donde me encuentro.

.

Pero me faltas tú,

como siempre me has faltado:

antes de conocerte,

porque siempre te había soñado.

.

Al encontrarte, porque

eres todo lo que había

siempre anhelado,

pero en la distancia muy alejado.

.

Ahora, a cada instante,

aunque para mí el tiempo no cuente,

quisiera tenerte aquí, conmigo,

siempre presente.

.

Eres el fruto anhelado,

jamás logrado,

eres lo que siempre he deseado.

.

Y la alegría, la felicidad

de haberte amado

impregna todo mi ser.

.

Aunque nunca nos dimos

los abrazos prometidos,

ni esos besos tan soñados.

.

.

Nunca realmente al oído nos murmuramos

los “Te amo” tan deseados

y jamás te toqué con mis labios.

.

Aunque todo haya en contra estado,

siempre de ti enamorado

he estado.

.

.

Ahora estoy contigo,

aunque no como lo había soñado,

no estoy en cuerpo,

sólo en espíritu.

.

Aunque todo se nos haya frustrado,

de todos modos aquí te espero

para darnos ese amor tan codiciado.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 4 de agosto, 2018, 4:30 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

NUESTRO TANTRA (DIÁLOGO)

Lo prometido es deuda, este post se lo dedicamos a nuestra gran y querida amiga “El Descubrimiento del Amor”.

Como todos nuestros lectores asiduos saben, G es Garmín, S es Silvia.

.

NUESTRO TANTRA

.

G- Ya hacía algunas noches que te anhelaba

que tocar tu piel necesitaba,

al fin me lo concediste

volar al cielo me hiciste.

.

S- Yo también así te quería,

al fin pude entender

cómo en el pasado te sentías

cuando por alguna razón

amarme no podías.

.

G- Nos encontramos,

con un casto beso nos saludamos,

te invité a nuestro albo lecho.

.

S- Íbamos vestidos

ad hoc para el hecho,

tú con una bata de seda blanca.

.

G- Tú cubierta con una prenda

también de seda nívea,

que tu cuerpo modelaba.

.

S- Nos acercamos

nuestras manos sin tocarse

una encima de la otra colocamos.

.

G- El choque sentimos de la energía

que nuestros cuerpos emitieron,

vibramos al mismo tiempo.

.

S- Nuestras miradas se encontraron

cuánto nos amamos, se dijeron.

.

G- Te tomé por la cintura

y de pie te subí al lecho,

subí yo después,

veía agitarse tu pecho.

.

S- Expectante ya estaba,

por la anticipación vibraba.

.

G- Subí yo también,

frente a ti me coloqué

a mi placer te contemplé.

.

S- Los tirantes de mi atuendo deslizaste,

éste resbaló por mi cuerpo.

.

G- Desnuda y hermosa quedaste,

mis ojos deslumbraste.

.

S- La bata te quitaste

a sentarnos en flor de loto

me invitaste.

.

G y S- Seguiremos en prosa,

porque en aras de la rima

nos callamos muchas cosas.

.

G- En flor de loto nos sentamos frente a frente, nuestros tobillos formaban barreras, te pedí que me rodearas con tus piernas y te acerqué a mí, que también te envolví a ti; quedamos muy cerca uno de otro, casi te tocaba.

.

S- Mi respiración se aceleraba de tan cerca que estabas y mientras más te acercabas, menos y menos me controlaba.

.

G- “Amor”- te dije – tú puedes llegar al clímax cuantas veces quieras, yo debo controlarme, aunque tan difícil me lo hagas”.

.

S- No respondí, yo debía equilibrar con la templanza lo que tú me excitabas, para ralentizar tu llegada al ideal final.

.

G- Extendí mis manos con la palma hacia arriba y te invité a que las cubrieras con las tuyas.

.

S- Puse mis manos sobre las tuyas, nos tocamos un segundo y las separamos un poco, se sentía la energía que se intercambiaba entre tus manos y las mías, casi se veía la luz que emitían.

.

G- Con esa energía sinergizada, subí mis manos hasta casi rozar tu rostro, las deslicé sin tocarte por tu frente, párpados, mejillas, barbilla, dejé al final tus labios, con mis dedos pulgares los delinee, tú te estremecías, yo sentí tu energía, mis dedos hormigueaban, todo mi cuerpo se excitaba.

.

S- Acercaste tus manos energizadas a mi cara, la recorriste sin tocarla, haciéndome sentir más que cuando sí la tocas, esto no llegaba a roce, pero para mí era un auténtico goce. Pasaste de las mejillas a la barbilla, sin tocar mis labios, que dejaste para el final, cuando te concentraste en ellos, me llevaste al delirio y la exaltación total.

.

Hice lo mismo contigo, pasé mis manos por tu cara, sentía tu energía en ellas, las pasé por tu frente, tus ojos, tus mejillas, tersas en donde no hay barba, tu nariz, tu bigote, tu labio superior, en forma de corazón, lo dejé para después, tu mentón, tu barba suave pero que no toqué, sólo apenas rocé y a tus labios me regresé, hice lo mismo que tú, apenas los rocé y sentí la explosión de nuestras energías, ambos vibramos de emoción.

.

G- Ese fue el momento que esperaba para unirme a ti, lentamente, poco a poco disfrutando de cada instante, cada milímetro,. Tú cerraste los ojos, echaste la cabeza hacia atrás y aguantaste la respiración, emitiste un gemido de emoción.

.

S- Al fin entraste en mí tan lento, que era una agonía y un placer intenso, sentirte avanzar dentro de mi cuerpo.

.

G- Vibrabas en mis brazos, casi hacías mi control volar en pedazos, pero logré controlar mis impulsos y sentía mi latir y tu latir y me quedé estático, en vías de llegar a lo extático.

.

S- Trataba de detenerme, pero mi voluntad voló en pedazos y di rienda suelta a lo que me hacías sentir, mis clímax se desbocaron, uno tras otro, mi respiración se aceleraba, se detenía, gritaba, gemía, qué gran placer para mi cuerpo, que llegó a tal grado que pude salir de él y llevarte de la mano en ese viaje maravilloso de nuestros espíritus, alejándonos de nuestros seres físicos.

.

.

G- Me dejé llevar por ti, ya que ése era el objetivo: llegar más allá de nuestros cuerpos y viajar con el espíritu a donde tú me llevaras.

.

.

S- Salimos al espacio exterior, vi que nos guiaba Ashra, la diosa del erotismo y del amor, al otro lado iba Lakshimi, la diosa del amor y la abundancia. Qué mejores guías podríamos tener en ese viaje espiritual y de placer.

.

.

G- Viajamos por el espacio, contemplando las bellezas del Universo, estrellas, planetas, galaxias, lo extraño es que los veíamos unidos por líneas intangibles, formando figuras geométricas, triángulos cuadrados y otros. No sé cuánto tiempo duró ese viaje, si segundos, minutos o milenios.

.

S- Regresamos a nuestro lecho, nos miramos, nos besamos y volvimos a emprender el vuelo.

.

.

G- Esta vez volvimos a viajar por el Universo, pero solos tú y yo, te asustaste un poco al verme envuelto en fuego, te tranquilicé, era el símbolo de nuestro ardiente amor, algo excelso, nada que ver con el infierno, era el fuego de la pasión, la que a ambos nos consume;

.

.

Yo también te veía envuelta en flamas. Nuestro espíritu así viajaba por el cosmos, mientras nuestros cuerpos en la Tierra también se consumían en las llamas de la pasión.

.

S- Dejamos lo estático para llegar a lo extático, nos envolvió la pasión y mis éxtasis se volvieron más ardientes, nuestros cuerpos buscándose, entregándose, convirtiéndose en uno, Nosuno, perdiendo la noción de todo lo que no fuera ese éxtasis divino.

.

G- Mientras nuestros espíritus viajando en el infinito también se enlazaban y sus energías volaban trenzadas en un remolino, en una doble hélice, totalmente integradas.

.

.

S- Pero como todo lo que empieza termina, ese maravilloso viaje al éxtasis tuvo que terminar, regresamos exhaustos a nuestro lecho de amor, abrazados, tratando de volver a respirar.

.

G- Nos miramos a los ojos cuando pudimos y en una mirada tierna todo nuestro amor nos dimos. Te di un dulce beso en los labios y abrazados nos dormimos.

*

Silvia y Garmín.

***

Ciudad de México e Intervidas, 3 de agosto, 2018, 4 am. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.