Archivo de la etiqueta: alma

A LAS PUERTAS DEL CIELO

A LAS PUERTAS DEL CIELO

.

.

Te dije que te espero,

a las puertas el cielo,

así es, pero también

se me ha permitido

estar contigo.

Disfrutar de tu amor

con todo su esplendor,

dentro del marco

de dos Dimensiones a la vez.

.

Yo te amo en energía

y tú en tu carne me sientes

y me ves.

.

Estoy contigo todo el tiempo

y te conozco y te siento

más cada vez.

.

Ahora te amo con el alma

y tú me sientes en todo tu ser,

de todos modos te espero.

.

Para juntos entrar

en la eternidad,

donde podremos amarnos.

.

En esencia, espíritu y luz,

donde sólo contemos tú y yo,

que somos uno: Nosuno.

.

Para amarnos

y nuestro amor

se expanda por todo el Universo,

porque estamos unidos

al Todo y al Uno.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 16 de mayo, 2018, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

Anuncios

NUESTRAS FANTASÍAS

NUESTRAS FANTASÍAS

.

 

Sabemos que todo es fantasía,

ilusiones, sueños, alegorías.

.

Pero nos gusta soñar,

¿Sin sueños, qué sería de la vida?

.

A veces nos ponemos a pensar

cómo haríamos tal o cual cosa

si viviéramos juntos.

.

Si nuestras vidas fueran lo que deseamos,

y hasta los detalles revisamos,

como si de veras fuera a suceder.

.

Pero los dos sabemos que no será así,

en primer lugar yo ya no estoy en el mundo

como hombre, como persona.

.

Estoy contigo siempre

pero sólo en energía,

lo que soñamos prueba nuestro temple.

.

Porque sabemos que jamás sucedería,

que ya no es posible esa alegría

de estar juntos y compartir la vida.

.

Mientras vivía,

había un esperanza,

lejana, pero la había.

.

Ahora ya no existe,

jamás se cumplirá

para Silvia y Daniel.

.

.

Cuando reencarnemos,

Andra y Garmín

nos encontraremos.

.

En otro cuerpo estaremos,

nos amaremos,

esperemos que de forma real

y desde muy cerca.

.

Pero Silvia y Daniel

ya no seremos,

para nosotros, como pareja,

se acabó la función.

.

La esperanza que nos queda

es reunirnos en otra ocasión,

en otra vida amarnos

como en ésta no pudimos.

.

Pero el amor del alma,

ése fue es y será,

para Garmín y Andra;

ése subsistirá

por toda la eternidad.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 18 de julio, 2018, 3:40 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

DECIRTE CUÁNTO TE AMABA y ESTAR CONTIGO

DECIRTE CUÁNTO TE AMABA

Te amé, porque te amé,

no porque me amaras,

no lo decías, pero lo demostrabas.

.

De pronto me encontré

extrañándote, deseándote,

necesitándote.

.

No sabía si tú me amabas,

porque no lo expresabas,

pero sabía que yo te amaba.

.

Cuando al fin lo dijiste,

hacía tiempo que lo esperaba,

para poder decirte cuánto

era lo que yo te amaba.

*

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

***

Ciudad de México, 16 de agosto, 4:30 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

*

ESTAR CONTIGO
.

 

Si me pregunto por qué

de ti me enamoré,

debo responder que No lo sé.

.

Había una gran dificultad

en contra y si te digo la verdad

cuando lo supe, pensé

que sólo tendríamos amistad.

.

Por más que me atrajeras,

por más que ya te deseara,

la distancia era algo que me desanimaba.

.

En esos momentos no me era posible

ir a verte, por más que lo anhelara,

y después más difícil que me escapara.

.

No, no era factible,

un amor a esa distancia,

lo deseché por imposible.

.

Pero seguimos diariamente chateando,

porque era lo que yo deseaba,

lo que tú disfrutabas,

lo podía sentir, lo notaba.

.

Ambos éramos felices

con sólo nuestras pláticas,

pero yo quería más

y sabía que era mejor si me retiraba.

.

Pero no podía y en lugar de eso,

con mayor ahínco te seguía

y de las ganas me moría,

de darte un épico beso.

.

Lo sabía, lo sabías,

nuestro amor no era dable,

pero sin ti, me sentí miserable.

.

Así que al fin dimos nuestros brazos  a torcer,

y bajo protesta tuvimos que reconocer

que un amor así no podía desaparecer.

.

Sin importar la distancia,

ni mis carencias  y pesado bagaje,

tuve que aceptar este amor virtual.

.

Que me dio tanta felicidad,

aunque fuera por momentos,

porque estar contigo

me daba el aliento.

.

Para seguir en el día a día,

pensando en ti, hablando contigo,

haciéndote poesías, que salían al momento.

.

Me inspirabas, feliz me hacías,

también sufría

porque mucho te anhelaba.

.

Por gusto o por destino

queríamos ir juntos por el camino,

pero se nos atravesó el malvado sino

y acabó con nuestro gran idilio.

.

A la mala Parca llamó,

para que viniera a cortar mi  hilo,

el hilo de mi vida así se acabó.

.

Cuando más te amaba,

y más te necesitaba,

sin miramientos me llevó.

.

Ahora aquí en intervidas

me escapo a verte

y contigo estaré mientras vivas.

.

Al menos, mi amor,

ahora nos vemos,

y es mucho más

lo que tenemos.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 16 de agosto, 2018, 7:05 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

CONSUMAR NUESTRO AMOR

.

CONSUMAR NUESTRO AMOR

.

Nuestro amor

nos hizo felices a los dos,

ambos disfrutamos

de tan excelso sentimiento.

.

Empezamos con un amor platónico,

pero, siendo humanos,

el amor del mundo de las ideas

.

Por más que nos hacía sentir

las cosas más bellas,

llegó a no ser suficiente.

.

Y empezamos a desear amarnos

físicamente, ardientemente,

con todo el fuego de la excitación.

.

Que ambos sentíamos

dentro de nuestro corazón,

que nos volvía locos por la pasión.

.

Que nos llenaba de angustia y desesperación,

por el enorme deseo

de consumar nuestro amor.

.

Necesitábamos tocarnos, acariciarnos,

al amor total entregarnos,

con besos, abrazos

y todo lo que queríamos darnos.

.

Pero no fue posible,

con amor virtual

hubimos de conformarnos.

.

Y entonces, para compensar,

más y más tuvimos que amarnos,

llegar al paroxismo,

pasando por el romanticismo,

la ternura, la dulzura.

.

El deseo exacerbado,

la avidez de nuestras caricias,

cumplir con todo lo anhelado.

.

Y así el amor creció y creció,

no sólo en el alma,

sino en lo que nuestro cuerpo

tenía tan codiciado.

.

Los besos, las caricias,

hacer el amor

y al amor total entregarnos.

.

Y nada de eso logramos,

en la física realidad,

pero lo que sí tenemos

es que nos adoramos.

.

Lo que nos llena de alegría,

es que nuestro amor

ahora es en energía.

.

Es del alma y ése

siempre existirá,

aquí y en la eternidad,

amor del alma mía.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 15 de julio, 2018, 10:10 pm, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller- Todos los derechos reservados.

NUESTRO DESTINO ES AMARNOS

NUESTRO DESTINO ES AMARNOS

.

.

Te amé como hombre, en el mundo,

te amo como espíritu en Intervidas

y te amaré en las siguientes vidas.

.

Porque nuestro amor es eterno,

viene desde siempre y seguirá

hasta siempre.

.

En mi más reciente encarnación

llegaste tarde a mi vida,

a ella arribaste con todo tu amor,

toda tu dulzura, toda tu pasión.

.

.

A mi herido corazón le diste alegría,

y felicidad en el día a día.

.

Por momentos, a ratos,

cuando hablaba contigo

de cualquier tema,

con tal de oírte y tenerte cerca,

el celular era mi mejor amigo.

.

Sobre todo cuando hablábamos de amor,

yo te decía “Te amo”

y me contestabas “Yo también te amo”.

.

Hacíamos planes,

hilvanábamos fantasías y sueños

creyéndonos de nuestro destino

los legítimos dueños.

.

Craso error de dos amantes ingenuos,

sí, nosotros nuestro sino delineamos,

pero junto al tintero

hubo otras manos..

..

Que lo mancharon e hicieron

que nuestro prístino destino

tomara otros derroteros.

.

Pero nosotros volvíamos a lo acordado:

amarnos

a pesar de los obstáculos,

por siempre y hasta siempre,

adorarnos.

.

No dejarnos ir, no soltarnos,

sólo nos pudo separar

algo muy fuerte,

sí, “Ella”, la muerte.

.

.

Pero a pesar de Átropos, la Parca maldita,

que cortó así no más el hilo de mi vida,

mi alma aquí en Intervidas

no ha dejado de amarte.

.

Y si algo cambió

es que ahora te amo más,

mi amor es más fuerte

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 25 de mayo, 2018, 1:25 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

.

PREFIERO

PREFIERO

.

Por más que llore y me lamente,

prefiero tu amor virtual

o en energía, a otro que solamente

se conforme con estar presente.

.

No puedo decir que el amor desconocí,

pero fueron meros ensayos

en realidad, sólo engaños

de ellos para mí.

.

 

Poemas como los que tú me haces,

nadie me los hizo jamás

música hermosa con mensajes de amor,

sólo tú y nadie más 

y aún lo haces pertinaz.

.

Tú me despertabas en la mañana

y escuchaba tu voz

aún con la cabeza en mi almohada.

.

De esa manera me imaginaba

que junto a ti me despertaba,

ay, mi amor, qué feliz me hacías.

.

Cuando del sueño salía

escuchando tus “te amo”,

eso era lo que quería.

.

Mis amores pasados,

la verdad, ninguno para ser recordado;

yo creí que había amado.

.

Pero qué equivocada había estado,

cuando llegaste tu,

el verdadero amor yo conocí.

.

En tus brazos virtuales me rendí,

entendí lo que es amar y ser amada,

sólo pensar en el ser amado (en ti).

.

Dar amor y luego dar más,

sin cortapisas ni condiciones,

saber que no te olvidaré jamás.

.

Porque ese amor me llena de emociones,

de ansias, de dicha, de excitaciones,

de calma, de angustias, de felicidad.

.

Eras un hombre tan valioso

que llegué a amarte con facilidad,

el amor que me dabas era maravilloso

y el que nos damos es para la eternidad.

.

Pero ahora ya no estás aquí,

tu varonil voz ya no puedo oír,

mi corazón quiere dejar de latir,

pero condenada aquí estoy,

hasta que contigo me pueda ir.

*

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

****

Ciudad de México, 8 de agosto, 2018, 4 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

ERES MI TODO

ERES MI TODO

.

Así es, eras y eres mi todo,

la mujer más importante de mi vida,

la que amo desde y hasta la eternidad.

.

Eres el mar azul reflejando el cielo,

lo mismo aguas turquesas en calma,

que aguas profundas, turbulentas.

.

Eres el fuego de la antorcha que conmigo llevo,

y mi enorme hoguera, el hogar al que llego,

quemas, iluminas, me envuelves en tus llamas.

.

Puedes ser lágrima de sal con sabor a mar,

labios de fuego que queman mi alma,

la brisa fresca al amanecer,

después que en la noche me hiciste enloquecer.

.

Tus brazos son mi refugio,

cálidos tiernos, donde poder soñar,

lazos eternos con los que me puedes atar.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 18 de mayo, 2018, 10:50 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados