Archivo de la etiqueta: niñas

SOBRE MI CUENTO “YO QUIERO SER NIÑO”

©  condiciones al final.

¿TENDRÉ QUE RE APRENDER A ESCRIBIR?

https://serunserdeluz.wordpress.com/2016/06/18/yo-quiero-ser-nino/

Cuando publiqué el cuento Yo Quiero Ser Niño, tuve algunos comentarios, no tantos como esperaba, pero sí hubo alguna respuesta a lo que yo quise que fuera una denuncia social sobre la situación de la infancia desprotegida, con énfasis en la peor situación de las niñAs y las mujeres y también el racismo.

SEXISMO Y DESIGUALDAD DE GÉNERO

55567db5c594c

Los comentarios recibidos (los cuales agradezco), todos se fueron hacia el problema social de los niñOs que trabajan desde muy pequeños en condiciones infrahumanas, que ES un verdadero problema y muy trágico, pero nadie captó mi otro mensaje sobre el sexismo y la desigualdad de género: aún en esas situaciones tan degradantes e indignas, las niñAs están en peores condiciones.

No se captó el Título: “Yo Quiero Ser Niño”

¿Por qué quiero ser niñO?

trabajo-infantil-400

“Porque siendo niñA, mis condiciones son peores, por ser mujer, tengo que cuidar de mis hermanos más pequeños y servir a mis hermanOs mayores. Porque mi papá me pega y no me quiere por ser niña.

 Por ser niña (los roles sexuales permeando toda la sociedad) a mí me toca acarrear el agua todos los días, limpiar el baño cuidar a mis hermanos más pequeños y servir a mis hermanOs mayores “y todas las labores propias de mi sexo”.

 No puedo cambiar mi situación socioeconómica, pero me conformo con ser niñO (y aquí no metamos la famosa “envidia del pene” de Freud, que ya está superada, pero por si acaso, lo menciono, esta niña lo que quiere es que no haya roles sexuales –aunque no conozca el concepto, lo está viviendo – que por ser niña no le toque la peor parte).

Siendo niñO trabajaría menos, me darían más cosas, podría pegarles a mis hermanas (en lugar de ser maltratada por mis hermanos), ellas me servirían y yo, siendo niñO, sería más aceptado.

RACISMO

Pg12-A

También quise señalar el racismo que existe en México y, supongo, Latinoamérica, de que los que están en la cúspide socioeconómica, son blancos y muchas veces rubios de ojos azules, tan es así que se identifican como los ricos y poderosos, pues mientras mayor sea la ascendencia indígena de las personas, más abajo están en la escala social (ya hay una revolución en proceso con el narcotráfico, pero ese es otro tema con mucho mar de fondo en el que por el momento no quiero entrar).

Este tema del racismo tampoco logré que se captara.

No sé, quizá deba re aprender a escribir, para transmitir lo que quiero en mis escritos.

Gracias por comentar, los quiero a todos.

.***

Imágenes tomadas de internet,

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando pongas el enlace a él, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

https://serunserdeluz.wordpress.com/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

YO QUIERO SER NIÑO

© condiciones al final.

boy-286797_960_720

Yo quiero ser una niña… no, mejor un niño, “güerito”, ojos azules, con papases también “güeros”; tener una casota, chofer y munchas criadas.

2008-07-01-a

Quiero tener una mamita que sólo me cuide a mí y que no venda chicles en la calle, que sea muy bonita y que no me pegue ni me deje sin comer. ¡ah! y no quiero tener hermanos más chicos, porque no los quiero cuidar.

nios1

Quiero tener munchos juguetes y un ‘apá que no se emborrache ni me pegue y que se sienta orgulloso de mí, ¡claro!, porque voy a ser niño y los papases quieren muncho a los niños y a las niñas no, por eso quiero ser niño.

Yo quiero poder comer lo que quiera y tener muncha ropa y zapatos y nunca, nunca volver a tener hambre ni frío. Ya no quiero tener que ir a ‘carrear agua a las 6 de la mañana.

Quiero tener un baño para mí solita y que no apeste, ni haiga que echarle cubetadas de agua cuando ya está muy sucio. No quiero vivir en Tepito en la vecindá; yo quiero vivir en esa coloña donde vendo chicles, que se llama “la Del Valle”, allí hay hartas casas bonitas, hartos coches, hartos niños re bien vestidos y re gorditos, que tienen munchos juguetes y van a la escuela y quiero… bueno, yo quiero rete hartas cosas.

nin771os_chiapas-4-e1401728102595

Pero me conformaría con ser niño; ellos trabajan menos, les dan más cosas, nos pueden pegar, mandan en la casa, yo y mis hermanas tenemos que servirlos y atenderlos y, además, todo el mundo los quiere más.

¿Tú crees, Diosito, que pido mucho?

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puebla, Pue., 1986

.***

Imágenes tomadas de internet.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando pongas el enlace a él, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

https://serunserdeluz.wordpress.com/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

EN EL DÍA DE LA MUJER, UNA EXTRAORDINARIA MUJER: MALALA

Malala habla de enfrentar líderes mundiales en la adolescencia

Malala Foto Joao Pina Redux
Malala Foto Joao Pina Redux

Autor: Rachel Hartigan Shea Fecha: 2016-02-29

Cuando nació Malala Yousafzai, los vecinos de su aldea pastún compadecieron a sus progenitores porque no fue un varón. Pero ahora, Malala impone respeto como la ganadora del premio Nobel de la Paz más joven de la historia, y defensora de la educación para las niñas.

Malala Premio Nbel de la Pa<

En su viaje hacia el escenario mundial, desafió al Talibán como bloguera de 11 años, sobrevivió a un intento de asesinato, y cofundó el Fondo Malala, organización que apoya la educación en todo el mundo.

Este 29 de febrero, el Canal National Geographic hará el estreno televisivo de “Él me llamó Malala”, una película sobre su vida (el Canal se asoció con Fox Searchlight Pictures para el lanzamiento del documental).

En entrevista desde Los Ángeles, Malala describe cómo logra que los líderes mundiales actúen, y porqué no se considera especial.

¿Cómo sería tu vida, en este momento, si vivieras en Paquistán sin educación?

Ya tendría dos o tres hijos. Soy afortunada de tener 18 años y no estar casada todavía. Si no recibes educación, los demás controlan tu vida. Yo no quisiera esa vida.

Cuando tomó el control del Valle de Swat, el Talibán pretendía que las jóvenes como tú llevaran ese tipo de vida. ¿Qué te dio el valor para expresarte?

Mis padres siempre me dijeron que tengo el derecho de expresarme, que tengo el derecho de ir a la escuela, que tengo el derecho de ser yo misma y de tener independencia. Si otras familias del Valle de Swat hubieran dado ese derecho a sus hijas, incluidas mis amigas más cercanas, ahora todas estaríamos hablando del derecho de las niñas de ir a la escuela. Pero no les dieron permiso de salir.

Lo que digo es que no soy una niña especial ni distinta de las demás. Hubo muchas niñas en las mismas condiciones, y que podían expresarse mejor que yo, que eran más fuertes que yo, pero nadie les dio oportunidad.

¿Alguna vez hablas con tus amigas en casa?

Todavía hablo con mi mejor amiga.

Debe estar asombrada por los cambios en tu vida.

Sí, pero no hablamos de esas cosas. Solo hablamos de nuestra vida personal, bromeamos, nos divertimos. Son momentos para disfrutar. No hablamos de reuniones con el presidente o de ir a Jordania o adonde sea. Solo tratamos de ser amigas normales.

Y sin embargo, te reúnes con presidentes y otros líderes mundiales. ¿Crees que te escuchan?

Malala y Obama
Malala y Obama

Antes de una reunión con el presidente Obama, dijimos claramente que no íbamos solo a hacernos fotos. Que trataríamos temas muy importantes, si es que el presidente estaba dispuesto. Nos recibieron muy bien y dijeron que podíamos hablar de lo que fuera.

Fuiste muy crítica del entonces presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, cuando te reuniste con él, el año pasado, para hablar de Boko Haram y el secuestro de más de 200 niñas.

Ese día cumplí 17 años. Secuestraron a las niñas en abril y mi cumpleaños fue en julio, pero el presidente no se había reunido con las niñas que lograron escapar de los secuestradores. Tampoco había visto a los padres de las niñas que secuestró Boko Haram, y no les había brindado apoyo alguno. Ni siquiera había mencionado el asunto.

Cuando me reuní con el presidente, le dije muy, muy claramente, “No se ha reunido con ellas, no ha dado el menor apoyo a esas niñas. El mundo está alzando su voz, la gente está alzando sus voces. Tiene que escuchar sus voces. Ese es su pueblo, el pueblo de su país, y ellos lo eligieron. Su deber es responder, su responsabilidad es escuchar las voces de su pueblo”.

“Hay millones de niños en este mundo. Si millones de niños se unen, podrían construir un ejército poderoso y entonces, nuestros líderes tendrán que escucharnos”.

Malala Yousafzai

En pocos días, se reunió con los padres, y se reunió con las niñas que escaparon de los secuestradores. Les dio algo de ayuda económica, pero nadie ayudó realmente a las niñas, como 30 de ellas, que escaparon del secuestro. Nadie les dio becas o alguna seguridad escolar.

Entonces pensé, ¿qué puedo hacer? Les proporcionamos becas, y ahora están recibiendo educación. Puedes pedirle a un presidente que haga algo, pero si él no actúa –y está en mis manos-, ¿por qué no hacerlo yo?

¿Crees que otros niños pueden seguir tu ejemplo?

Es muy importante que los jóvenes y los niños sepan que sus voces son muy poderosas. La edad no importa. Debemos creer en nosotros mismos. Todos mis hermanos y hermanas del mundo entero deben entender que es importante aceptar nuestra responsabilidad. Si quieren un futuro mejor, tienen que empezar a trabajar en él ahora mismo.

Hay millones de niños en este mundo. Si millones de niños se unen, podrían construir un ejército poderoso y entonces, nuestros líderes tendrán que escucharnos.

Ahora ya no soy una niña. Cumplí 18 años. Así que, legalmente, no soy una menor, pero aun soy parte del grupo de niños.

Cuando eras más joven, querías ser política. ¿Esa sigue siendo tu intención?

Eso pensaba durante la situación de terrorismo en el Valle de Swat, cuando nadie nos ayudaba. Nos impedían ir a la escuela, y nadie hacía el menor intento de responder. Fuimos desplazados internamente, y nada ocurría.

Creí que si entraba en la política, podría cambiarlo todo en mi país. Hacer que fuera un país mejor y más feliz. Pero ahora estoy descubriendo muchas cosas cada día. Espero terminar en el empleo y el destino correctos.

Después que te llevaron en coma a Inglaterra, el ex primer ministro británico, Gordon Brown, te dio un ejemplar de “El maravilloso mago de Oz”. ¿Alguna vez te has sentido como Dorothy, quien despertó en un lugar extraño y tuvo que encontrar la manera de regresar a casa?

Sí, me identifico con Dorothy. Ella iba de camino a casa, pero se detuvo para ayudar a otros. Yo quiero ayudar a las personas. Quiero ayudar a los niños a ir a la escuela. Esa es mi responsabilidad.

Para mí, volver a casa en Paquistán es asegurar que los niños de mi país reciban una educación de calidad. Mi “hogar” es asegurar que todos los niños vayan a la escuela.

Esta entrevista fue editada por su extensión y claridad.

Tomado de:

http://www.ngenespanol.com/el-mundo/hoy/16/02/29/mujeres-lideres-mundiales-malala-adolescencia-personajes-national-geographic

PROTEGER A NIÑAS DE LA MUTILACIÓN GENITAL (ABLACIÓN DE CLÍTORIS)

¡Te doy las gracias de todo corazón!

No podemos tolerar que un país civilizado como España siga acogiendo prácticas salvajes como la ablación del clítoris.

Te ruego le des la máxima difusión al caso de las cuatro menores que han sufrido una mutilación genital durante un viaje a Mali.

Promueve esta alerta entre tus contactos solicitando a la Defensora el Pueblo, Soledad Becerril, un endurecimiento de los protocolos de protección hacia menores en riesgo para impedir que más niñas sean cruelmente mutiladas.

Te adjunto un texto que te puede servir para reenviar a tus amigos y conocidos.

¡Muchas gracias por comprometerte a erradicar esta lacra!

———————-

Éste es el texto que puedes reenviar:

Hola

El caso de las cuatro menores malienses residentes en Álava que, durante un viaje a su país de origen, han sido salvajemente mutiladas, ha reavivado el debate sobre la ablación del clítoris en nuestro país.

Como sociedad civilizada, debemos ser tajantes en rechazar prácticas tribales contrarias a los derechos humanos, que discriminan a la mujer y la condenan de por vida a arrastrar secuelas físicas, que pueden conducirla incluso a la muerte.

Por favor, firma y difunde esta alerta de HazteOir.org pidiendo a la Defensora del Pueblo que endurezca y refuerce los protocolos de protección hacia las menores en riesgo de ser sometidas a una mutilación genital, impidiendo su salida de España y procesando a los padres que permitan dicha práctica contra sus hijas.

Te llevará un minuto firmar, y ayudarás a erradicar este cruel ritual que amenaza a 17.000 niñas más en España. Pincha en este enlace y firma la alerta, por favor:

http://www.hazteoir.org/alerta/65689-no-mas-ninas-sometidas-ablacion-clitoris-espana

¡Gracias por decir no a la ablación!

Día Internacional de la Mujer: 8 de marzo 2015

 LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Foto: ONU Mujeres/Fernando Bocanegra

Discursos y mensajes | Noticias | Acerca del Día | Redes sociales | 

En 2015, el Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el 8 de marzo en todo el mundo, pondrá de relieve la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, una hoja de ruta histórica firmada por 189 gobiernos hace 20 años y que estableció la agenda para la materialización de los derechos de las mujeres. Si bien los logros han sido muchos desde entonces, las brechas que aún persisten son numerosas y profundas.

Éste es el momento de defender las conquistas de las mujeres, reconocer desafíos y dirigir mayor atención a los derechos de las mujeres y la igualdad de género para motivar a todas las personas a hacer la parte que les corresponda. La Plataforma de Acción de Beijing se enfoca en 12 esferas de especial preocupación e imagina un mundo en el que todas las mujeres y las niñas puedan ejercer sus opciones, como participar en la política, educarse, obtener un ingreso y vivir en sociedades libres de violencia y discriminación.

Para ello, el tema del Día Internacional de la Mujer de este año es el firme llamado de la Campaña Beijing+20 de ONU Mujeres: “Empoderando a las Mujeres, Empoderando a la Humanidad: ¡Imagínalo!” Únete a los gobiernos y activistas de todo el mundo en la conmemoración de la pionera Conferencia de 1995, celebra las numerosas conquistas que la sucedieron y actúa para hacer frente a las brechas que aún existen para convertir la igualdad de género en realidad.

Discursos y mensajes:

Secretary General headshot

Mensaje del Secretario General de la ONU 2015

“Envío un mensaje a cada niña que nazca hoy, y a cada mujer y niña del planeta: el ejercicio de los derechos humanos y la igualdad no es un sueño, es un deber de los gobiernos, de las Naciones Unidas y de todos los seres humanos,” dice el Secretario General Ban Ki-moon.

 

Instamos a los países a “dar el paso” por la igualdad de género

En su mensaje en ocasión del Día Internacional de la Mujer 2015, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka asevera que la paridad de género debe lograrse antes de 2030, a fin de evitar el lento ritmo de progreso que condena a las niñas y los niños que nacen hoy a esperar 80 años antes de ver un mundo con igualdad. Insta a los países a “dar el paso” por la igualdad de género para alcanzar un ‘Planeta 50-50’ antes de 2030.

 

Noticias:

Acerca del Día

Las Naciones Unidas comenzó a celebrar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo en 1975, Año Internacional de la Mujer. Dos años más tarde, en diciembre de 1977, la Asamblea General adoptó una resolución proclamando un Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional, que los Estados Miembros pueden celebrar cualquier día del año siguiendo su tradición histórica y nacional.

El Día Internacional de la Mujer surgió de las actividades de los movimientos obreros a finales del siglo XX en América del Norte y Europa. Desde entonces, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una dimensión global para las mujeres de los países desarrollados y en desarrollo por igual. El creciente movimiento internacional de las mujeres, fortalecido por cuatro conferencias mundiales de las Naciones Unidas sobre la mujer, ha ayudado a que su conmemoración ofrezca la oportunidad de incrementar el apoyo a los derechos y la participación de las mujeres en las esferas política y económica.

El Día Internacional de la Mujer ha pasado a ser un momento de reflexión sobre los progresos alcanzados, un llamado al cambio, y una celebración de los actos de valor y determinación tomados por mujeres corrientes que han tenido un papel extraordinario en la historia de sus países y sus comunidades.

– See more at: http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/international-womens-day#sthash.0VXzUOeT.dpuf

DIA MUNDIAL DE TOLERANCIA CERO CON LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

“Dificultades en la lucha contra la ablación”. Por Susanna Oliver, directora de proyectos de World Vision

Actualizado 04/02/2015 15:49:24 CET

007Foto: WORLD VISION

El 6 de Febrero se celebra el Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina/Ablación.

Se calcula que en el mundo hay ciento veinticinco millones de niñas y mujeres que sufren las consecuencias de la mutilación genital femenina/ablación.

¿No es una práctica prohibida internacionalmente?

En 1997, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una declaración conjunta con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) contra la práctica de la MGF. La han seguido otras declaraciones a las que se han ido sumando estados y organismos internacionales; también en diciembre de 2012 una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se exhortó a los Estados, al sistema de la ONU y a la sociedad civil a seguir luchando contra la Mutilación Genital Femenina, y se está trabajando para se incluya en la agenda del desarrollo posterior a 2015.A raíz de todo ello, algunos estados han desarrollado legislaciones que prohíben la ablación.

¿Se aplica esta legislación?

En la mayoría de países en que existe la legislación, nos encontramos con pocas acusaciones y prácticamente ninguna condena a las personas que instigan o practican la mutilación. El principal motivo es que la práctica prevalece especialmente en zonas rurales en que la mutilación genital femenina está muy arraigada y la comunidad no sólo las aprueba sino que las alienta, de forma que es muy difícil que alguien señale a una familia o a una “circuncidadora” y que ésta sea procesada.Por este motivo, cada año tres millones de niñas sufren la extirpación de una parte o de todos sus genitales externos. Una niña cada 6 minutos.

¿Cómo se puede erradicar la práctica?

Para empezar, es importante trabajar con personal local, que conozca el contexto y la cultura, y no centrarse sólo en la erradicación de la ablación.

Ésta es la forma como trabaja World Vision, comprometiéndose durante 15 años en el desarrollo de las comunidades con las que trabajamos en proyectos de educación, salud, desarrollo de la agricultura y otras actividades económicas; sólo así podemos permitirnos abordar y tratar temas tan complejos y tabúes como la ablación.

Lo hacemos, por un lado, explicando que la integridad física es un derecho que tienen todas las mujeres y niñas y, por otro, explicando las nefastas consecuencias sobre la salud, tanto a corto plazo (hemorragias, infecciones,) como a largo (fístulas obstétricas, problemas en el momento del parto, incontinencia urinaria o fecal). Trabajamos con el personal médico, con los docentes, con los líderes religiosos y tradicionales de las comunidades y la población en general, para que la comunidad en conjunto termine adoptando la decisión de abandonar la práctica.

Esta forma de trabajo nos ha reportado un gran éxito por ejemplo en Kenia, en la zona de Marigat, dónde ya hemos conseguido que más de 3.500 niñas hayan hecho un rito de paso a la edad adulta que no incluye la ablación, y también en Malí, gracias a los donantes que generosamente aportan a nuestros proyectos desde España.

Hubo una presentación del informe Vínculos entre Mutilación Genital Femenina/Ablación y Matrimonio Infantil, en Madrid, en que se explicaron las múltiples causas comunes entre ambas prácticas y profundizaron en cómo terminar con ellas.

Encontrarán más información en ‘www.stopablacion.es‘.

Susanna Oliver, directora de proyectos de World Vision (‘https://www.worldvision.es/‘)

Fuente:

http://www.europapress.es/epsocial/tribunas/dificultades-lucha-contra-ablacion-susana-olivar-directora-proyectos-world-vision-20150204113227.html

VIDEO ¿EL ISLAM DEFIENDE LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA?

.

Ver también:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/11/26/tradiciones-religiones-misoginia-y-la-mutilacion-de-mujeres/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/08/dia-internacional-de-tolerancia-cero-con-la-mutilacion-genital-femenina-6-de-febrero/

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

También visítame en

https://serunserdeluz.wordpress.com/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 

LAS PRINCESAS DE DISNEY Y LOS ROLES SEXUALES. VIDEO

Las princesas de Disney  reafirman   los roles sexuales

princesas-de-disney
princesas-de-disney

Las películas de Disney con “princesas”  reafirman los roles sexuales y las niñas los asumen, convencidas de que necesitan ser “salvadas” por un “príncipe azul”, porque ellas no pueden hacer nada por sí mismas ¡eso debe cambiar! aunque alguna de las “princesas de Disney” ya no son tan desvalidas como las del principio: Blanca Nieves, la Cenicienta, la Bella Durmiente, etc., aún así los roles sexuales se imponen en esas películas para niñ@s, imprimiendo en las mentes infantiles que así es el mundo, cuando es la sociedad machista y patriarcal la que dicta esos roles, no la biología o el género.

VIDEO

Crítico de la Nostalgia Editorial – ¿Por qué el odio a las princesas?

Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, 6 de febrero

Ablación de clítoris

Ablacion del clitoris mapa
Ablacion del clitoris mapa

La escisión o circuncisión femenina es también conocida como mutilación genital femenina (MGF) es la ablacióno eliminación de tejido de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquiera otra no médica.

Origen

Se cree que este ritual de iniciación en origen fue realizado a las niñas de algunos países de África,Oriente Medio y otros. La costumbre es de procedencia incierta, aunque hay algunas versiones que afirman que comenzó en el antiguo Egipto y a partir de allí se extendió al resto del continente africano. Aunque se localiza sobre todo en la zona centro-africana, esta práctica no se limita al continente africano, pues se sabe que esta práctica también ocurren en varios países de Asia, Europa, Australia e incluso América.1

Practicada en muchos casos como rito de iniciación a la edad adulta, actualmente este motivo está disminuyendo debido a la prohibición de su realización en muchos países. En algunos casos se recurre a tradiciones religiosas para argumentar en su favor, pero lo cierto es que este tipo de mutilación está prohibida en el Islam.2

La pérdida casi total de sensibilidad es la principal consecuencia para las afectadas, con el añadido trauma psicológico. Hay mujeres que mueren desangradas o por infección en las semanas posteriores a la intervención, ya que se realiza casi siempre de manera rudimentaria, a cargo de curanderas o mujeres mayores, y con herramientas no muy ortodoxas como cristales, cuchillos o cuchillas de afeitar y nunca en centros sanitarios.

A la ablación se le conoce con distintos nombres:

  • Infibulación y escisión, son expresiones comunes al procedimiento empleado para efectuar la mutilación.
  • Mutilación genital femenina (MGF), que es la expresión oficial utilizada para referirse a esta práctica por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Definición

La ablación sexual es la mutilación de parte de los genitales externos femeninos para evitar sentir placer sexual, con la finalidad de que pueda llegar virgen al matrimonio, puesto que si no es de ese modo, la mujer puede ser rechazada. También se realiza para evitar la supuesta promiscuidad de la mujer y asegurar que solamente tenga hijos con el marido.

Tipos de ablación

Existen varios tipos de ablación:

  • Amputación del prepucio del clítoris(circuncisión), pudiendo extirparse en parte o en su totalidad el clítoris (clitoridectomía).
  • Otra forma consiste en la escisión o mutilación total o parcial del prepucio del clítoris y los labios menores, conservando solo los labios mayores.
  • La infibulación es la forma más agresiva, y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que esta queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. La infibulación también se le puede llamar circuncisión faraónica.

Descripción de una Clitoridectomía

El informe de Amnistía Internacional para concienciar de los malos tratos a las mujeres daba la cifra de 120 millones de mujeres clitoridectomizadas, y de tres millones de niñas por año en veintiocho países diferentes:3

Sientan a la niña desnuda, en un taburete bajo, inmovilizada al menos por tres mujeres. Una de ellas le rodea fuertemente el pecho con los brazos; las otras dos la obligan a mantener los muslos separados, para que la vulva quede completamente expuesta. Entonces, la anciana toma la navaja de afeitar y extirpa el clítoris. A continuación viene la infibulación: la anciana practica un corte a lo largo del labio menor y luego elimina, raspando, la carne del interior del labio mayor. La operación se repite al otro lado de la vulva. La niña grita y se retuerce de dolor, pero siguen sujetándola. La anciana enjuga la sangre de la herida y la madre, así como las otras mujeres, “verifica” su trabajo, algunas veces introduciendo los dedos. La cantidad de carne raspada de los labios mayores depende de la habilidad “técnica” de quien opera. La abertura que queda para la orina y el flujo menstrual es minúscula. Luego, la anciana aplica una pasta y asegura la unión de los labios mayores mediante espinas de acacia, que perforan el labio y se clavan en el otro. Coloca tres o cuatro a lo largo de la vulva. Estas espigas se fijan con hilo de coser o crin de caballo. Pero todo esto no basta para asegurar la soldadura de los labios; por eso, a la niña la atan desde la pelvis hasta los pies. Le inmovilizan las piernas con tiras de tela.

Práctica limitada

Según las estadísticas, la práctica de la ablación afecta en la actualidad alrededor de unas 135 millones de mujeres y niñas en el mundo. Se cree que cada vez se practica a niñas con una edad mucho menor quienes sufren la mutilación para evitar que puedan juzgar la práctica por sí mismas al ser mayores.

Europa

El aumento de la inmigración ha llevado esta práctica a Europa. La mutilación genital femenina, en cualquiera de sus modalidades, se encuentra penada por la ley en los principales países de dicho continente con algunas excepciones como Italia o Irlanda. No obstante, aunque existen en algunos países europeos con normativas legales de control sobre el permiso de salida para las niñas en situación de riesgo por este tipo de costumbres, hay denuncias de que medio millón de mujeres y niñas han sufrido la MGF en Europa en los últimos tiempos, incluso en centros sanitarios bajo cuerda.

Asia

La mutilación genital femenina, particularmente en su forma de circuncisión sunna, está presente en prácticamente todos los países árabes del continente, así como en las comunidades kurdas. Afganistán,Tayikistán, Brunéi, Malasia e Indonesia también la practican, los tres últimos incluyendo los tipos de mutilación más radicales.

África

La embajadora de la Organización de las Naciones Unidas contra la ablación, la ex modelo somalí Waris Dirie, quien sufrió infibulación a los 5 años, ha conseguido que ésta práctica sea ilegal en algunos países africanos, aunque se siga practicando de hecho. Unicef, en un informe, afirma que esta práctica se puede eliminar en una generación si hay un esfuerzo cultural.

La ablación es una costumbre extendida en una amplia región de África, donde es practicada indistintamente por musulmanes, cristianos, y animistas.4

América

En todos los países de América Latina se prohíbe legalmente ésta práctica.

La circuncisión femenina y el islam

La circuncisión femenina antecede históricamente a la aparición del islam en el siglo VII d. C.5 Aunque durante las dos últimas décadas del siglo XX tanto medios de comunicación como publicaciones académicas atribuyeron al islam la práctica de la circuncisión femenina, según Noor Kassamali, la actitud de los religiosos musulmanes ha sido diversa. La práctica se observa en regiones de población musulmana donde existía ya antes de la islamización, tras la cual los alfaquíes la justificaron con argumentos religiosos, pasando a considerarla una tradición del islam. Son así numerosos los casos registrados en que jurisperitos musulmanes han aprobado la circuncisión,6 si bien en la actualidad la mayoría de los teólogos musulmanes consideran la circuncisión femenina como una práctica innecesaria o contraria al islam verdadero. 7

La circuncisión en el islam sunní

Al no mencionar el Corán en ningún momento la circuncisión femenina, muchos alfaquíes que la ratificaron lo hicieron basándose en un conocidohadiz atribuido al profeta Muhammad, según el cual una mujer de Medina llamada Umm ʿAṭīya se dedicaba a la circuncisión de las mujeres, y el profeta le dijo: «Umm ʿAṭīya, cuando circuncides a una mujer no cortes demasiado de su miembro, para que tenga la cara más luminosa y sea más amistosa con su marido». 8 En otra versión del hadiz, la recomendación del profeta es: «en la circuncisión de las mujeres, no os sobrepaséis, que así será mayor el placer de la mujer y placerá al marido». Sin embargo, la generalidad de los alfaquíes han considerado dudosa la cadena de transmisión del hadiz, que aparece en las Tradiciones de Ibn Dawud, pero no en los canónicos Ṣaḥīḥ al-Bujārí y Ṣaḥīḥ Muslim.6 Otros hadices hacen remontar la circuncisión femenina aAgar y a Sara.6

Entre las cuatro escuelas jurídicas del islam sunní, tan sólo la šāfiʿí ha considerado tradicionalmente necesaria la circuncisión femenina. 9 El imam šāfiʿí Al-Nawawi (Siria, 1233-1277) califica de wāŷib(«deber religioso») la escisión del clítoris.10 El tradicionalista conservador sunní Aḥmad ibn Ḥanbal(Bagdad, 780-855), fundador de la escuela ḥanbalí, calificó la circuncisión femenina como makrūma(«acto noble»), pero no wāŷib.6 Si bien la cuestión de la circuncisión femenina era controvertida, los alfaquíes tradicionales tendían a considerar necesario reducir los «deseos sensuales excesivos de las mujeres».11 En 1997, cuando un grupo de ulemasde la Universidad de al-Azhar declararon islámica la circuncisión femenina, provocaron la reacción de la mayor parte de los ulemas, que rechazaron tal afirmación replicando que Muhammad había reprendido esa práctica y calificándola de «tradición faraónica».9

El islam chií

Entre los chiíes, la circuncisión femenina sólo es practicada por la secta egipcia ismaelí mustaʿalí. La doctrina general de los chiíes se apoya en un hadiz deAlí transmitido por el sheij Ṣadūq ibn Bābūya (Jorasán, 923–Rey, 991), según el cual «no es censurable si no circuncidáis a las mujeres, pero para los hombres es obligatorio (wāŷib)». El ayatoláʿAllāmat al-Ḥilli (Al-Hilla, 1250-1325) refiere otro hadiz, según el cual Alí afirmó: «la circuncisión de los hombres es obligatoria, pero la de las mujeres (sólo) se aconseja». Aun así, al no estar arraigada la práctica en la cultura de Irán e Iraq, no se da entre los chiíes.6 Algunas de las «fuentes de emulación» o máximas autoridades (marŷaʿ-e taqlid) del chiismoduodecimano actual han calificado la circuncisión femenina de «apreciable» (mustaḥabb)12 y otras de «prohibida» (ḥarām).

Día Internacional

El Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina es el 6 de febrero.13Agence France-Presse, actualizado: 01/05/2012 Muere una bebé por ablación de clítoris en comunidad indígena de Colombia

Una recién nacida murió después de que se le practicara la ablación (extirpación) del clítoris en un resguardo indígena del oeste de Colombia, informaron el martes las autoridades locales, que mostraron su sorpresa por este caso.

Véase también

Referencias

  1. ↑ Aproximación antropológica a la práctica de la ablación o Mutilación genital femenina
  2. ↑ Denny, Federico Mathewson (2001), “La circuncisión”, en McAuliffe, Dammen Jane, Enciclopedia del Corán, 1, A-D, Leiden: Brill, pp. 366-367]
  3. ↑ Diario El Mundo, 7 de marzo de 1995. España
  4. ↑ Estadísticas de Religión Internacionales Reales
  5. ↑ Obermeyer, Carla Makhlouf (Marzo 1999). «Female Genital Surgeries: The Known, the Unknown, and the Unknowable». Medical Anthropology Quarterly, New Series 13 (1):  pp. 79-106.
  6. ↑ a b c d e Kassamali, Noor (2003), «Genital Cutting», en Afsaneh Najmabadi (en inglés),Encyclopedia of Women & Islamic Cultures, Brill, pp. 134, ISBN 90-04-12819-0
  7. ↑ Gruenbaum, Ellen (2001) (en inglés). The Female Circumcision Controversy. University of Pennsylvania Press. ISBN 9780812217469. Consultado el 15 de agosto de 2013.
  8. ↑ Ibn Yarir Tabarí, Mohammad (en árabe). تاريخ الرسل والملک [Historia de los profetas y los reyes]. Consultado el 15 de agosto de 2013.
  9. ↑ a b Firestone, Reuven (2001) (en inglés).Children of Abraham : an introduction to Judaism for Muslims. KTAV Publishing House, Inc.. pp. 253. ISBN 0-88125-724-9.
  10. ↑ Maccormack, Carol P. (1824-1826), «Clitoridectomy», en Lindsay Jones (en inglés),The Encyclopedia of Religion, MacMillan, ISBN0028657330
  11. ↑ Šakūrzāda, Ebrāhīm; Omidsalar, Mahmoud (15 de diciembre de 1991). «Circumcision» (en inglés). Encyclopædia Iranica V:  pp. 596-600.
  12. ↑ Gran ayatolá Sayyed Mohammad Taqi Al-Modarresí. «آداب وسنن ولادت‏, «Tradiciones del nacimiento»» (en persa). Dictámenes del ayatoláTaqí Modarresí. Consultado el 14 de agosto de 2013.
  13. ↑ Amnistía Internacional

Filmografía

Enlaces externos

Tomado de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Ablación_de_cl%C3%ADtoris#Descripci.C3.B3n_de_una_Clitoridectom.C3.ADa

***

Ver también:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/02/03/el-doloroso-final-de-la-ninez-en-africa/

***

Publicada por el Día Internacional de la Mujer

El doloroso final de la niñez en África

PREGUNTA ANTROPOLÓGICA NO RESPONDIDA:

Los antropólogos (etnólogos sobre todo) nos preguntamos si es válido o benéfico el cambiar las costumbres y tradiciones de pueblos llamados “no occidentales” y “civilizarlos” como en la cultura judeocristiana se entiende este término.

Algunos antropólogos piensan que debemos ayudarlos a salir de su “atraso” (según lo que en nuestra cultura se entiende por atraso)

Otros piensan que debemos respetar sus tradiciones, usos y costumbres, para no acabar con su cutura.

Aún es una pregunta no respondida.

Yo opino que un justo medio, con mesura, sería la respuesta: respetar sus tradiciones, siempre y cuando no dañen o lastimen a nadie (sobre todo a las mujeres, que generalmente son las más afectadas por las culturas ancestrales) y si les proponemos (o imponemos) cambios como cultura, que tampoco dañen a ninguna persona o conjunto de personas.

***

“El doloroso final de la niñez en África

Malawi es una de las naciones más pobres del planeta (AFP/Archivo | Gianluigi Guercia)Por Boris Leonardo Caro

Frente a los vecinos de la aldea, las niñas del sur de Malawi, en África, bailan desnudas para demostrar que han aprendido cómo agradar a un hombre. Los asistentes al ritual premian con alaridos a las más hábiles y pueden tocar sus senos, si les ofrecen un regalo. Al final de la ceremonia, ellas deben elegir a un muchacho de la comunidad para tener sexo y así evitar el kutuwa (ponerse pálido).

Los relatos sobre la iniciación de muchachas y varones africanos suelen provocar desconcierto e indignación en Occidente. La mutilación genital femenina, por ejemplo, es considerada una violación de los derechos humanos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, en muchos países al sur del Sahara esas tradiciones se mantienen como símbolo de identidad cultural.

En la discusión entre quienes se oponen a estos ritos y sus defensores, emergen siempre algunas preguntas: ¿qué costumbres deberíamos calificar como civilizadas y cuáles condenar como inaceptables atavismos? ¿Dónde está la frontera entre lo civilizado y el atraso? ¿Quién y por qué debería establecer esas distinciones?

Mutilación femenina afecta a millones de mujeres principalmente en Africa
Mutilación femenina afecta a millones de mujeres principalmente en Africa

La mutilación femenina ha afectado a más 140 millones de mujeres, según la OMS (AFP/Archivo | Tony Karumba)¿Niñas o mujeres?

Adolescencia es una palabra extraña en África. A determinada edad, marcada en las hembras por la primera menstruación y en los varones por la capacidad de fecundar, ocurre el tránsito entre la niñez y la edad adulta. Pero ese momento simbólico, cuando la comunidad los reconoce como hombres y mujeres, llega también antes de las primeras manifestaciones de madurez sexual.

De acuerdo con un reportaje publicado por la revista estadounidense The Atlantic, en el sur de Malawi los ritos de iniciación pueden celebrarse alrededor de los ocho años. El artículo recoge el testimonio de Grace Mwase, una chica que asistió con 10 años a uno de esos entrenamientos para la vida adulta, impartidos por una mujer designada por sus conocimientos sobre la sexualidad.

Durante dos semanas ella y una docena de niñas aprendieron posiciones y movimientos para excitar a los hombres. Al concluir la formación, las menores debían regresar a sus casas y practicar de inmediato con algún varón, pues de lo contrario su piel se tornaría seca y quebradiza. La historia de Mwase no constituye una excepción en esa región africana.

Un informe de la Comisión de Derechos Humanos de Malawi describe los rituales de iniciación que marcan el paso a la edad adulta en las diferentes regiones del país. La práctica varía desde simples consejos para mantener la higiene durante los períodos menstruales, evitar las relaciones sexuales antes del matrimonio y respetar a los ancianos, hasta prolongados confinamientos para recibir instrucción sobre cómo tener una vida sexual exitosa. Algunas recomendaciones parecen extravagantes, pero inofensivas, como la prohibición de añadir sal a la comida mientras dura la menstruación.

Los malauíes consideran que los genitales femeninos deben exhibir los labios, porque solo así los hombres alcanzarán el máximo de excitación y placer sexual. Por esa razón, desde los siete años las niñas comienzan a tirar de sus labios para progresivamente hacerlos más visibles. Llegado el momento de las relaciones sexuales, si esos pliegues que bordean la vulva no sobresalen lo suficiente, los demás miembros de la aldea las golpean y reprenden, asegura el citado informe.

A pesar de la intervención de las autoridades y de organizaciones internacionales, estas tradiciones persisten. Los líderes locales suelen prometer el fin de las prácticas, pero en secreto las conservan, mientras las niñas juran que no divulgarán el contenido de los ritos de iniciación. El riesgo para la salud de las jóvenes se acrecientan por la alta prevalencia de infecciones de transmisión sexual –el 10 por ciento de los adultos malauíes son seropositivos—y los embarazos precoces.

La circuncisión marca el pasaje a la edad adulta de los varones africanos (AFP | Carl de Souza)Genitales mutilados

Aunque la mutilación genital femenina no abunda en Malawi, la mayoría de las mujeres que ha sufrido estas operaciones vive en el continente Africano. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 101 millones de africanas han experimentado algún tipo de corte en sus órganos sexuales externos y cada año alrededor de tres millones de niñas están en peligro de incorporarse a ese grupo.

Esa práctica “refleja una profunda desigualdad entre los sexos y representa una forma extrema de discriminación contra las mujeres”, sostiene la OMS. Esa organización multilateral alerta en particular sobre el derecho a la salud, la seguridad, la integridad física y la protección contra la tortura y los tratos degradantes que suelen vincularse con esa tradición.

La mutilación femenina incluye el cercenamiento del clítoris, la extirpación de los labios menores y mayores y el estrechamiento de la vagina, entre otras modificaciones de los órganos sexuales. Como consecuencia de las precarias condiciones en que se realizan estos procedimientos –apenas en la quinta parte de los casos participa personal de salud calificado—las niñas pueden sufrir infertilidad, quistes, incontinencia urinaria e infecciones, además de complicaciones futuras en el parto y la muerte de los recién nacidos.

Entre los varones la costumbre equivalente es la circuncisión. En julio pasado el gobierno de Sudáfrica tuvo que intervenir ante la muerte de 60 adolescentes y la hospitalización de varios cientos, que habían participado en rigurosas ceremonias de iniciación en campos ilegales. Si bien Pretoria respeta la autoridad de los líderes locales en este tema, la comercialización de estos ritos ha subvertido el antiguo orden. Como en el caso de las niñas, las pésimas condiciones sanitarias y la inexperiencia de los cirujanos provocan con frecuencia complicaciones médicas.

¿Tradición o barbarie?

Cada cultura atesora sus ritos de pasaje entre la niñez y la edad adulta. Si en América Latina las fiestas para las quinceañeras anuncian a las adolescentes que se ha convertido en mujeres y en Norteamérica la licencia de conducción y la compra de un automóvil confirman el fin de la adolescencia, en África esta transición ocurre de maneras que retan nuestra comprensión.

Sin embargo, esas diferencias no siempre justifican la condena, que se sustenta en valores establecidos en Occidente como universales. Estudios en varios países africanos han demostrado, por ejemplo, que no todas las mujeres viven la mutilación como un trauma. Las cifras de complicaciones médicas tampoco resultan tan alarmantes como creemos por los reportes de la prensa en Europa y América.

En el trasfondo emerge el viejo debate sobre qué consideramos bárbaro o civilizado. Y ese es un tema que ha marcado la existencia de la humanidad desde su albor”.

Tomado de:

http://mx.noticias.yahoo.com/blogs/blognoticias/el-doloroso-final-de-la-niñez-en-áfrica-012105468.html

***

Ver también:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/08/dia-internacional-de-tolerancia-cero-con-la-mutilacion-genital-femenina-6-de-febrero/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/01/dia-internacional-de-la-mujer-2014/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/06/historia-tragica-de-la-mujer/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/05/la-desgracia-de-ser-mujer-1-la-cultura-occidental/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/08/la-desgracia-de-ser-mujer-2-otras-culturas/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/04/somaly-mam-activista-camboyana-contra-esclavitud-sexual-infantil/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/01/dia-internacional-de-la-mujer-2014-derechos-de-la-mujer/

***

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

***

Publicada por el Día Internacional de la Mujer

SOMALY MAM ACTIVISTA CAMBOYANA CONTRA ESCLAVITUD SEXUAL INFANTIL

Es inconcebible que en pleno Siglo XXI aún exista la venta y prostitución de niñas.

Somaly Mam
Somaly Mam

Ana Pastor conversa con Somaly Mam

La periodista Ana Pastor entrevista a la activista camboyana que lucha contra la esclavitud sexual infantil. De niña, también ella fue obligada a prostituirse en un burdel de Phnom Penh. La periodista trabaja actualmente para la cadena CNN.. «A veces no las puedo convencer de que lo dejen. Pero puedo abrazarlas. Pueden llorar conmigo y hasta llamarme después de haber sido violadas. Una niña de 5 o 10 años necesita amor, ternura y tiempo» Hay camboyanas que en la noche de bodas se sienten violadas: nadie les ha dicho qué es el sexo. Los hombres sí lo saben, han ido a los burdeles»

ANA PASTOR

Tiene un premio Príncipe de Asturias y decenas de heridas invisibles de un pasado doloroso que se empeña en volver en forma de pesadilla muchas noches. Esta preciosa mujer nacida en Camboya tiene unos 40 años pero ella misma reconoce que no sabe su edad con exactitud. Somaly Mam tampoco sabe a qué debe su nombre ni si se llama así desde que nació. Tuvo que forjar su identidad como ser humano tras una infancia terrible. Cuando solo era una niña fue raptada, forzada a trabajar y violada en reiteradas ocasiones. Acabó en un burdel. Pero una noche huyó tras presenciar cómo mataban a una compañera. Desde entonces, dedica cada minuto de su vida a sacar a otras niñas de la esclavitud sexual. Mam ha viajado a España para participar en Segovia en el encuentro, organizado por el Ayuntamiento, Mujeres que transforman el mundo y hablar de su fundación. Se presenta con una frase breve y contundente: «Me llamo Somaly Mam y soy una superviviente».

Ana Pastor y Somaly Mam
Ana Pastor y Somaly Mam

-Parece increíble pero en pleno siglo XXI la esclavitud sigue existiendo…

-El tráfico de mujeres no ocurre solo en Camboya. Ocurre en todo el mundo, también en España. Es terrible y desagradable comprobar y saber que violan a niñas de dos años y las mandan a los burdeles. Nadie quiere hablar de ello. Es demasiado fuerte. Recuerdo que cuando empecé a contar que yo había sido vendida, la gente me decía: «¿Cómo se puede hacer eso a un ser humano?». Les decía que es una realidad. Está pasando. Hoy estoy contenta porque mucha gente habla del tema también aquí en España, de cómo empoderar a las mujeres, de plantear las soluciones además de detectar los problemas.

-Los culpables son evidentemente quienes trafican con las mujeres, con las niñas, pero ¿qué responsabilidad tienen las familias que, en ocasiones, venden a sus hijas a estas mafias?

-En Camboya las madres venden a sus hijas o las niñas se venden a sí mismas porque tienen que alimentarse y sobrevivir. Hay que entender la historia de mi país. La gente necesita sobrevivir si no tiene ni comida. Es una especie de sacrificio, entregar tu cuerpo a cambio de comida para tu familia. Yo no odio a los hombres pero sí les pido respeto hacia las mujeres. Y viceversa.

-¿Camboya ha evolucionado en todos estos años?

-Mi país ha mejorado. Desde el 2008 tenemos una ley que protege a nuestros niños. Cuando empecé a trabajar, si una niña era violada se consideraba que era su culpa. Ahora la gente lo entiende y puede informarse incluso a través de la televisión. Se habla del tema. Nuestro trabajo es ser optimistas y pensar que podemos cambiar a esa gente. O al menos intentarlo. Hay que tener paciencia. Yo nunca pierdo la paciencia.

-Supongo que la falta de educación sexual es parte del problema.

-En mi cultura no podemos hablar de sexo. En Camboya no elegimos a nuestro marido sino que lo escoge nuestra familia. Cuando mi hermana se iba a casar le pregunté: «¿Con quién?». Y me respondió: «No lo sé». Es una cuestión cultural. Y para que esto cambie tenemos que educar también a los hombres. Tengo una amiga que se casó y cuando llevaba un año junto a su marido aún no había practicado sexo pero¿ ¡No lo sabía!

-¿¿Cómo??

-Ella vino y me dijo: «Quiero tener hijos pero no los tengo». Así que le dije que fuera al médico. Y resulta que ¡era virgen! ¡Seguía siendo virgen! Le pregunté si había tenido relaciones sexuales y me dijo que no sabía lo que era. Organizaciones como la mía estamos tratando de educar en este sentido. Vamos a los colegios para hablar a los estudiantes de lo que ocurre y cambiar algunos comportamientos. Hay mujeres que en la primera noche de bodas se sienten violadas porque nadie les ha dicho qué es el sexo. Los hombres, sin embargo, lo saben porque han ido a los burdeles. Incluso hablamos con los clientes. Yo misma voy a los burdeles. Algunos me han contado que después de tres años de matrimonio ni siquiera han visto las piernas a su mujer. Trato de entenderles, de comprender que tenemos un problema con los comportamientos sexuales, la educación en la familia y la comunicación.

-¿Y cómo lo aceptan ellos?

-El programa con hombres lo realizamos desde 1998. Aún recuerdo la primera vez que yo misma me puse a hablar ante un grupo de militares. Pasé mucha vergüenza al principio, pero no quería que lo notaran. Me decía a mí misma: «Deja de temblar». Me miraban con extrañeza. Algunos habían sido clientes en el burdel donde yo estuve.  Algunos me habían violado e incluso pegado. Y les mire a los ojos y les dije: «Necesito cambiaros, que no sintáis placer al pegar a una mujer». Hoy el programa está funcionando bastante bien.

-Miles de niñas se han beneficiado de su trabajo contra la esclavitud sexual en estos años. ¿La conclusión es que se puede salir?

-Ahora mismo en el centro tengo 14 mujeres y niñas que han sobrevivido como yo. Están colaborando también informando del problema. Hablando con los hombres, con los clientes, incluso con sus madres. Después de estos años puedo decir que hay resultados. Hay un caso maravilloso de una niña que pudimos rescatar cuando solo tenía 6 años a la que habían violado y culpado por ello.  Me decía que quería ser abogada. Y ahora está estudiando el segundo curso de Derecho en la Universidad de Camboya. En su primer día de clase lloramos porque no podíamos creer que hubiera llegado hasta ahí. Ahora puede contar su historia para inspirar a otras, para empoderarlas. Ahora no tiene miedo.

-Su caso se parece mucho al de esa pequeña niña violada y vendida.

-Yo nací sin familia, sin nombre y no sabía qué día había nacido. Ni siquiera sé qué día puedo celebrar mi cumpleaños. Estaba triste y enfadada con todo. Odiaba a los que me rodeaban. Pero aprendí que hay que aceptar ciertas cosas. Me acepté. Asumí que no tenía padres desde muy niña pero también que no era la única en mi país. Pero lo más duro no es eso. Ni siquiera las heridas de los golpes y las violaciones. Lo peor era el silencio. Quería que alguien me preguntara: «¿Cómo estás?». Nadie lo hacía. Nos tenían encerradas en jaulas y a veces, cuando nos dejaban salir, yo miraba a las mujeres mayores esperando que alguna me hablara, pensaba que alguna podría ser mi madre. Ni siquiera me miraban. Esto era lo más duro. Invito a todo el mundo a que cuando vea a una mujer o alguien en la calle sufriendo, hable con ellos, les pregunte algo. Yo me sentía sucia y fea. Odiaba mi cuerpo y odiaba a los demás. Pero hoy puedo ir a los burdeles y hablar con las chicas. A veces no las puedo convencer de que lo dejen. Pero puedo abrazarlas. Pueden llorar conmigo y hasta llamarme después de haber sido violadas. Piensen en una niña de 5 o 10 años que es como cualquiera de nuestras hijas. Necesitan amor, ternura y tiempo.

-Las heridas de esas 7.000 niñas que han atendido son sus propias heridas. Su empatía con ellas le hace revivirlo. ¿Cicatrizan o nunca se van?

-Nunca se van. Cuando te haces una herida, vas al médico y te cura. Pero cuando la herida está en el alma, es más complicado. Lo que necesitas es ayudar a otra gente para ayudarte a ti. Cuando esas niñas tienen éxito, me curan. Lo que nosotras hemos pasado no se puede olvidar, pero les enseño que hay que perdonar. Pero no a los hombres que las han violado, que deben ser condenados, sino a las personas en general. Tienen que aceptar que esto les ha ocurrido, perdonarse y mirar hacia el futuro. Yo soy una mujer afortunada porque estas niñas me demuestran que se puede cambiar el mundo.

-¿Se puede volver a confiar en el ser humano cuando has sufrido algo tan terrible? ¿Se puede afirmar que el ser humano es maravilloso?

-¡Sí! Por supuesto! Yo confío en la gente. Las supervivientes pasamos por muchas fases, desde lo más bajo y estar en un agujero. Pero ya no tengo miedo. Ahora cuando alguna de estas chicas viaja, por ejemplo a Estados Unidos, les pregunto si están asustadas y me responden: «¿Cómo voy a estar asustada ahora con todo lo que he pasado, si ahora hablo inglés, llevo un teléfono móvil y hasta puedo acudir a la policía si me pasa algo?

Antes de comenzar la entrevista, Somaly me ha enseñado, orgullosa, la galería de fotos que lleva en el iPad. Se ha parado en una de las imágenes de una niña que lleva el pelo recogido con un alegre lazo azul. Antes de explicarme quién es, ha tragado saliva y ha mirado dos veces hacia el techo. Después, me ha contado que lleva unas horas con un fuerte dolor de estómago por el que ha tenido que pasar por el hospital. Lo achaca a los detalles que acaba de conocer sobre esa niña, otra más entregada por su propia familia a un burdel. Somaly es dura pero humana.

-¿Las pesadillas desaparecen? Cuando llega la noche, ¿sigue reviviendo todo aquello que sufrió?

-Las pesadillas siguen estando ahí. Ayer mismo tuve que ir a urgencias. Soy una mujer dura  y fuerte, pero a veces también me siento débil. Un día antes de venir estuve con una niña de 13 años. Le habían hecho de todo. La habían violado unos hombres e incluso le habían intentado cortar las piernas. Su madre no la quería, no quiso atenderla. Cuando la encontramos sentí que era yo misma. Volví a pensar: ¿cómo es posible que esto lo haga un ser humano, un hombre? La miraba, estaba traumatizada, no podía hablar. Yo lloré con ella. Me veía en sus ojos. Tuve que coger el avión a España porque me había comprometido a estar aquí, pero quería estar con ella. He pasado una noche terrible que ha terminado en el hospital por el estómago.

Somaly acepta que tiene miedo. Habla de él. Lo afronta de cara. Lucha contra él cada día y eso la hace más valiente. Incluso cuando las amenazas no solo se centran en ella. También está en riesgo la vida de los suyos por denunciar la existencia de mafias. Tiene tres hijos y una de ellas fue raptada durante unos días para asustarla y doblegarla. No quiere hablar demasiado del tema.

-¿Cómo gestiona ese otro miedo, cuando las amenazas se dirigen a sus hijos?

-He hablado mucho con ellos. Viven también en Camboya, conocen bien lo que pasa y me animan a seguir. No sé si soy una buena madre, pero lo intento. Les he explicado que les quiero porque son mis hijos pero las niñas del centro son también parte de mi vida y no puedo vivir sin ellas, no las quiero dejar. Muchas veces me preguntan si cuando sea mayor iré con ellos a vivir a Francia (de donde es el padre) o a España. Les digo que respetaré sus decisiones, pero yo me quedaré en Camboya con mis niñas.

-Vive en su país a pesar de todo. Podría haber elegido Europa o Estados Unidos, pero decidió quedarse. ¿Por qué?

-Estoy orgullosa de haber nacido en Camboya y de ser mujer. Mi país me necesita. Mis niñas me necesitan. Necesito ayudar a cambiar las cosas. No me voy a marchar. Moriré en Camboya. Quiero ver cómo mi gente mejora su vida. Quiero ver cómo se empoderan las mujeres. Quiero educar a los hombres a respetar a las mujeres. Quiero seguir hablando de este tema aunque en mi cultura no se mencione. No podemos callarnos. Yo no me voy a cansar de hablar.

-¿Cree que España está a la altura en estos temas?

-Si estoy aquí hoy es porque los españoles empezaron a ayudarme en 1998. Antes de ese momento nadie hablaba del tema. España sí lo hizo. Y especialmente estoy agradecida a la reina Sofía. No sabía quién era yo  y, sin embargo, me ayudó con amor y confianza. Solo puedo devolver todo eso trabajando, ayudando a otros.

-¿Y qué me dice de los políticos? ¿Existe voluntad de luchar contra las mafias?

-En Camboya se ha aceptado que existe la trata de mujeres, y las cosas han mejorado. No quiero estar en el mundo de la política, nunca voto. No quiero estar con ningún partido. Pero quiero que se ocupen de la gente, de la educación. Yo invito a que los dirigentes traigan a sus hijos, a los que han mandado a estudiar a otros países, para que vean nuestros centros y se lo cuenten a sus padres que están en el gobierno. Las leyes deben proteger a las niñas y no a los clientes. Hay que darles educación para que puedan elegir y plantarse ante los hombres y ante sus madres. Que sean iguales que ellos. Queremos las mismas oportunidades.

-¿Y qué se debe hacer con la prostitución? ¿Legalizarla o plantearlo es una aberración?

-Estoy en contra de los proxenetas y del crimen organizado. En un burdel las mujeres pueden ganar 500 euros, pero si le ofreces la posibilidad de ganar mil haciendo otra cosa la harán. Es fácil decir «legalicemos». Pero hay que hablar con esas mujeres, entender por qué lo hacen. Yo les pregunto en los burdeles si son felices y me responden que sí. Aunque, a continuación, si alguna tiene un bebé y le planteo si quiere verle crecer allí, responde que no. Hay que darles la posibilidad de salir. Y acompañarlas.

El tiempo se acaba, pero antes le pido a Somaly que cierre los ojos y nos describa su mejor pensamiento. En la antigua cárcel de Segovia (ahora reconvertida en centro cultural) se hace un impresionante silencio entre las mujeres que la escuchan. Ella cierra los ojos y nos regala de nuevo una sonrisa. Casi podríamos leer su mente en la que aparecen las cientos de niñas que la llaman mami. Y así, con los ojos cerrados y la cabeza bien alta, lanza algunos pensamientos. Y sorprendentemente habla de nuevo de esperanza, de futuro, de cómo emplear los próximos años como si su vida acabara de comenzar. El ser humano es maravilloso.

Tomado de:

http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/ana-pastor-conversa-con-somaly-mam-2347711

***

Ver también:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/08/dia-internacional-de-tolerancia-cero-con-la-mutilacion-genital-femenina-6-de-febrero/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/01/dia-internacional-de-la-mujer-2014/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/06/historia-tragica-de-la-mujer/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/05/la-desgracia-de-ser-mujer-1-la-cultura-occidental/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/08/la-desgracia-de-ser-mujer-2-otras-culturas/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/03/01/dia-internacional-de-la-mujer-2014-derechos-de-la-mujer/

***

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

***

Publicada por el Día Internacional de la Mujer