Archivo de la etiqueta: clima

ÁRTICO Y ANTÁRTIDA, El Ying-Yang del hielo de los mares de los polos

 El mundo se está calentando.

4 de diciembre de 2014:

En consecuencia, no causa sorpresa alguna cuando los investigadores anuncian, como lo hicieron en septiembre último, que la extensión de hielo del mar del Ártico todavía está por debajo de lo normal, y que por ello continúa con una tendencia en baja que ya lleva varios años, cubriendo así una porción cada vez menor de los mares del polo norte con una corteza congelada. Poco después de ese anuncio, llegó otro, algo más desconcertante. Mientras que el hielo del mar del Ártico se derretía, el hielo del mar de la Antártida alcanzaba su récord de altura. En el año 2014, el hielo marino que rodea a la Antártida cubrió una porción mayor de los océanos del sur que lo que lo ha hecho desde que comenzó su registro por medio de satélites, a fines de la década de 1970.

Hielo en el Artico y Antartico
Hielo en el Artico y Antartico

¿Eso también es un signo de calentamiento global?

“No cabe duda de que el cambio climático es real”, dice Walt Meier, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA. “Los dos polos simplemente están respondiendo de su propia y única manera al mismo fenómeno global”.

splash

Este año, el hielo del mar de la Antártida alcanzó una extensión máxima récord,
mar antartico 4
mar antartico 4
Mas hielo en la Antartida
Mas hielo en la Antartida
Mientras que el hielo del mar del Ártico llegó a la extensión mínima, dentro de las diez extensiones más pequeñas captadas desde que comenzaron a realizarse los registros con satélites.
Menos hielo en el Artico
Menos hielo en el Artico
¿Por qué estas tendencias van en direcciones opuestas?
Reproducir el video, en idioma inglés

Meier destaca que la Tierra en su conjunto está perdiendo hielo del mar. Según las mediciones que fueron llevadas a cabo mediante satélites de la NASA y del Centro Nacional de Datos sobre el Hielo y la Nieve (National Snow and Ice Data Center, en idioma inglés), el Ártico ha perdido un promedio de 53.870 kilómetros cuadrados (20.800 millas cuadradas) de hielo marítimo al año desde fines de la década de 1970. Mientras tanto, la Antártida ha ganado un promedio de 18.900 kilómetros cuadrados (7.300 millas cuadradas) por año (lo cual no es suficiente para equilibrar las pérdidas registradas en el otro extremo del planeta).

Pero, ¿por qué el Ártico y la Antártida se comportan de manera diferente?

“El incremento que hemos visto en el hielo del mar en la Antártida es casi un misterio”, cuenta Meier. “Todavía estamos intentando descubrir cómo un clima global más cálido lleva a estos incrementos en la cubierta de hielo”.

Las condiciones climáticas podrían ser las culpables. El cambio climático está alterando patrones en todo el planeta, y uno de esos cambios es un aumento del viento alrededor del continente antártico. El aire frío sopla desde el continente cubierto de hielo hacia el mar, congelando así las aguas y empujando el hielo marítimo hacia afuera para cubrir áreas que han marcado un récord.

Auroras Underfoot (signup)

“Esa es una teoría”, señala Meier. “Creo que los vientos definitivamente están desempeñando un papel significativo. Pero también podrían influir otros factores”. Por ejemplo, él destaca que los glaciares que se derriten alrededor de los bordes del continente podrían, irónicamente, producir más hielo en el océano que los rodea. “El agua de fusión de la nieve de los glaciares se congela más fácilmente que el agua salada del mar”, explica Meier.

La caída de nieve también podría ser importante. La nieve que se deposita sobre una capa delgada de hielo marítimo puede agregar peso al hielo y empujarlo hacia abajo del agua. El agua fría del océano se filtra a través del hielo e inunda la nieve, lo cual produce una mezcla medio derretida que se congela y torna más espeso el hielo del mar.

Algunos científicos consideran que estos procesos podrían deberse simplemente a las variaciones naturales del clima de la región de la Antártida. A pesar de que está claro que el calentamiento global está desempeñando un papel significativo en la pérdida de hielo del mar Ártico, la tendencia en la Antártida es baja y se la podría explicar adjudicándola simplemente a las variaciones naturales que tienen lugar en el clima de la región. “Básicamente”, relata Meier, “esperamos que el calentamiento continuo tenga un impacto negativo, e incluso el hielo del mar en la Antártida comenzará a disminuir”.

Lo que estamos viendo, sugiere, es la poco convencional manera que tiene la Tierra para responder en algunas regiones a un estímulo global. El sistema del clima de la Tierra es complejo, y el cambio climático continuará teniendo consecuencias fascinantemente impredecibles en los próximos años.

Más información, en idioma español:

El hielo del mar antártico alcanza un nuevo máximo récord — Ciencia@NASA

El confuso futuro del hielo del mar Ártico — Ciencia@NASA

En 2014, la cubierta de hielo del mar del Ártico se redujo y alcanzó el sexto nivel más bajo desde 1978 — Ciencia@NASA

Fuente:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/28nov_yinyang/

MAR ANTÁRTICO, MÁS HIELO, CIENTÍFICOS TRATAN DE EXPLICARLO

El hielo del mar Antártico alcanza un nuevo máximo récord

28 de octubre de 2014: El hielo que rodea a la Antártida alcanzó un nuevo máximo récord este año; cubrió una extensión mayor de los océanos del sur que lo informado desde que los científicos comenzaron su registro con satélites a largo plazo para confeccionar mapas de la extensión del hielo del mar, a fines de la década de 1970. La tendencia ascendente en la Antártida, sin embargo, es solamente de alrededor de un tercio de la magnitud de la rápida pérdida de hielo del mar del océano Ártico.

El nuevo récord de hielo del mar Antártico refleja la diversidad y la complejidad de los medio ambientes de la Tierra, dijeron los investigadores de la NASA. Claire Parkinson, una científica de alto rango del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, se refirió a los cambios en la cubierta de hielo del mar como un microcosmo de cambios climáticos globales. Del mismo modo en el que las temperaturas en algunas regiones del planeta son más frías que el promedio, incluso en nuestro mundo cada vez más caliente, el hielo del mar Antártico ha estado aumentando y yendo en contra de la tendencia de pérdida de hielo.

splash

Este año, el hielo del mar Antártico alcanzó un récord respecto de su extensión máxima mientras que el Ártico alcanzó su mínima extensión. Así, 2014 se ubicó entre los diez años con menor cantidad de hielo en el Ártico desde que comenzó su registro por medio de satélites. ¿Por qué estas tendencias van en direcciones opuestas? Reproducir el video, en idioma inglés

“El planeta en su conjunto está haciendo lo que se esperaba en términos del calentamiento. El hielo del mar en su conjunto está disminuyendo como se esperaba, pero al igual que con el calentamiento global, no todos los sitios con hielo marítimo tendrán una tendencia descendente en su extensión de hielo”, dijo Parkinson.

Desde fines de la década de 1970, el Ártico ha perdido un promedio de 53.900 kilómetros cuadrados (20.800 millas cuadradas) de hielo por año; la Antártida, por su parte, ha ganado un promedio de 18.900 kilómetros cuadrados (7.300 millas cuadradas). El 19 de septiembre de este año, por primera vez desde 1979, la extensión de hielo del mar Antártico excedió los 20 millones de kilómetros cuadrados (7,72 millones de millas cuadradas), según el Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo (National Snow and Ice Data Center o NSIDC, por su sigla en idioma inglés). La extensión de hielo permaneció por encima de este punto de referencia durante varios días. La extensión máxima promedio entre los años 1981 y 2010 fue 18,72 millones de kilómetros cuadrados (7,23 millones de millas cuadradas).

Auroras Underfoot (signup)

La máxima extensión en un solo día este año se produjo el 20 de septiembre, según los datos aportados por el NSIDC, fecha en la cual el hielo del mar cubrió 20,14 millones de kilómetros cuadrados (7,78 millones de millas cuadradas). El máximo promedio para cinco días este año tuvo lugar el 22 de septiembre cuando el hielo del mar cubrió 20,11 millones de kilómetros cuadrados (7,76 millones de millas cuadradas), según el NSIDC.

Un clima que se calienta cambia los patrones de las condiciones meteorológicas, dijo Walt Meier, un científico investigador del centro Goddard. En ciertas ocasiones, esos patrones de las condiciones meteorológicas traerán aire más frío a algunas áreas. Y, en la Antártida, donde el hielo del mar rodea el continente y cubre un área tan grande, no es necesario que exista una extensión adicional de hielo para que se establezca un nuevo récord.

“Parte de eso es simplemente la geografía y la geometría. Sin una frontera norte alrededor de todo el perímetro del hielo, éste fácilmente puede expandirse si las condiciones son favorables”, expresó.

Los investigadores están estudiando una cantidad de otras explicaciones posibles también. Una pista, dijo Parkinson, podría hallarse alrededor de la Península Antártica (un área de tierra que se extiende hacia América del Sur). Allí, las temperaturas se están calentando y en el Mar de Bellingshausen, hacia el oeste de la península, el hielo del mar se está reduciendo. Más allá del Mar de Bellingshausen y pasando el Mar de Amundsen, yace el Mar de Ross, donde se está produciendo el mayor aumento de hielo marítimo.

splashEl 19 de septiembre de 2014, el promedio de cinco días para la extensión de hielo del mar Antártico excedió los 20 millones de kilómetros cuadrados por primera vez desde el año 1979, según los datos aportados por el Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo (National Snow and Ice Data Center, en idioma inglés). La línea de color rojo muestra la extensión máxima promedio desde 1979 hasta 2014.

Eso sugiere que un sistema de baja presión, con su centro en el Mar de Amundsen, podría estar intensificándose o haciéndose más frecuente en el área, dijo Parkinson, cambiando los patrones del viento, haciendo circular aire caliente sobre la península y arrastrando aire frío desde el continente antártico, sobre el Mar de Ross. Esto y otros cambios en los patrones del viento y de la atmósfera baja podrían recibir la influencia del agujero de la capa de ozono más arriba en la atmósfera, una posibilidad que ha captado la atención de los científicos en los últimos años, explicó Parkinson.

“Los vientos desempeñan un papel verdaderamente importante”, señaló Meier. Se desplazan alrededor del continente, presionando constantemente el hielo delgado. Y, si cambian de dirección o se vuelven más fuertes en dirección más hacia el norte, dijo, empujan el hielo aún más y hacen que la extensión se agrande. Cuando los investigadores miden la extensión del hielo, buscan áreas de océanos donde al menos el 15 por ciento esté cubierto por hielo marítimo.

A pesar de que los científicos han observado algunos sistemas de presión más fuertes que lo normal (los cuales aumentan el viento), alrededor del último mes, ese elemento por sí solo probablemente no es la razón de la extensión récord alcanzada este año, dijo Meier. Con el fin de entender mejor lo que sucede este año y el aumento total del hielo en el mar Antártico, los científicos están observando también otras posibilidades.

El hielo que se derrite en los bordes del continente antártico podría dar lugar a aguas más frescas, justo por encima del punto de congelamiento, lo que hace que el recongelamiento sea más fácil, explicó Parkinson. Otra posibilidad es que los cambios en los patrones de circulación del agua, que traen las aguas más frías hacia la superficie, alrededor de la masa terrestre, podrían ayudar a que se forme más hielo.

La caída de nieve también podría ser otro factor a considerar, señaló Meier. La nieve que se deposita sobre el hielo delgado en verdad puede empujar el hielo delgado debajo del agua, lo que entonces permite que el agua fría del océano se filtre a través del hielo e inunde la nieve; esto produciría una mezcla medio derretida que se congela en la atmósfera fría y se suma al grosor del hielo. Este hielo nuevo y con más espesor sería más resistente al derretimiento.

“Todavía no ha habido una explicación que pueda decir que se ha convertido en algo consensuado, donde la gente diga: ‘Hemos dado en lo cierto; esta es la causa por la que está sucediendo’”, expresó Parkinson. “Nuestros modelos están mejorando, pero están lejos de la perfección. Uno a uno, los científicos están descubriendo que las variables particulares son más importantes que lo que pensamos hace algunos años, y una a una esas variables están siendo incorporadas a los modelos”.

Para la Antártida, las variables clave incluyen las condiciones atmosféricas y oceánicas, así como los efectos sobre una superficie helada, la cambiante química atmosférica, el agujero de ozono, los meses de oscuridad y más.

“Realmente para quienes trabajan en el ámbito del estudio del clima no es sorprendente que no todos los lugares sobre la superficie de la Tierra actúen como se esperaba; sería asombroso si todo fuera así”, relató Parkinson. “El hielo del mar Antártico es una de esas áreas donde las cosas no han ocurrido completamente como se esperaba. En consecuencia, es natural que los científicos se pregunten: ‘Bueno, esto no es lo que esperábamos pero, ¿cómo lo podemos explicar?’”

El confuso futuro del hielo del mar Ártico — Ciencia@NASA

En 2014, la cubierta de hielo del mar del Ártico se redujo y alcanzó el sexto nivel más bajo desde 1978 — Ciencia@NASA

Fuente:

vhttp://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/07oct_antarcticseaice/

Planeta Tierra ingresa a una bancarrota de agua

falta_agua
falta_agua

DÍA INTERNACIONAL DEL PLANETA TIERRA 22 DE ABRIL

***

Toronto, Canadá 25 set 12 (OCLACC). Este informe es de 2012, estamos en 2014 y seguimos con el problema y empeorando, todos debemos poner nuestro granito de arena, por lo menos cuidar el agua que todavía tenemos, ya será de ayuda.

Nuestro planeta tiene sed 1
Nuestro planeta tiene sed 1

BANCARROTA DE AGUA

Aunque algunas personas aún lo dudan, nuestro mundo se enfrenta a una “bancarrota de agua”, debido a problemas como la urbanización, la actividad económica, el deterioro de las principales cuencas fluviales del mundo y el alarmante calentamiento de las aguas oceánicas. Así lo da a conocer el Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) en un detallado informe titulado “Science-Policy Bridges over Troubled Waters”, luego de analizar 200 grandes proyectos mundiales relacionados con el medio acuático. El informe, en cuya elaboración también participaron el Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP) y Global Environmental Facility (GEF), señala que para 2050 se producirá una grave escasez de agua en siete de las 10 principales cuencas fluviales del mundo. Estas 10 cuencas son actualmente el hogar de una cuarta parte de la población mundial y generan el 10% del Producto Interior Bruto del planeta.

TEMPERATURAS MÁS ALTAS EN OCÉANOS

Igualmente, el informe advierte sobre las consecuencias de la subida de las temperaturas de los océanos. “Los océanos son el almacén final de calor que dirige el clima, la meteorología, la fertilización de los océanos y el suministro mundial de agua dulce”, explica el documento.

El agua dulce en nuestro planeta
El agua dulce en nuestro planeta

“Aunque el calentamiento medio de 0,6 grados Celsius de la superficie marina desde 1872 no parece muy grande, representa un enorme aumento en el almacenamiento de calor”, añadió. El científico Laurence Mee, uno de los autores del informe, explicó que “la profundidad media de los océanos es 4 kilómetros. Se necesita una gran cantidad de energía para calentar tal cantidad de agua, que cubre dos tercios del planeta con una profundidad de 4 kilómetros”. “El aumento de la temperatura de sólo 1 grado supone añadir una cantidad inmensa de energía al agua. Y esa energía se transmite a través de las corrientes a otros lugares, por ejemplo los polos. Este año, el Ártico ha tenido la menor cantidad de hielo nunca registrada”, continuó.

La mayor parte del agua dulce es hielo
La mayor parte del agua dulce es hielo

“Eso tiene profundas consecuencias para el clima y la producción de peces, por ejemplo. Realmente no tenemos idea cuáles serán los efectos de este calentamiento”, terminó diciendo Mee.

EN ARMONÍA CON EL AGUA

Ivan Zavadsky, coordinador de Aguas Internacionales de GEF, una institución que ha invertido 1.300 millones de dólares durante los últimos 20 años para proyectos de promoción de desarrollo sostenible, dijo que “ninguna región del mundo vive en actualidad en armonía con sus recursos acuíferos”. Pero Zavadsky también destacó que una de las lecciones del informe es que “la ciencia debe jugar un papel más central en determinar la naturaleza y prioridad de esas inversiones”. El informe indicó que uno de los ejemplos donde la ciencia ha jugado un papel central para promover el desarrollo sostenible es en la cuenca del río de La Plata donde la intervención de GEF y de científicos locales “contribuyó a un diseño de proyectos más exhaustivo”. Por su parte, Zafar Adeel, director del Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud de la Universidad de las Naciones Unidas, señaló que “este estudio subraya que a menudo, las alertas previas sobre problemas emergentes pueden ser escuchadas y se les debe prestar atención”. La aparición del informe coincide con el inició hoy en Bangkok de la conferencia internacional de GEF y que durante tres días analizará el papel de la ciencia en la solución de los problemas mundiales del agua. Fuente: http://www.codehica.org.pe/actualidad/planeta-tierra-ingresa-a-una-bancarrota-de-agua AgenciasTomado de oclacc.org  ***

SED: PRESENTACIÓN PPS.

Muy ilustrativa e interesante, no te pierdas este Power Point

Click en el enlace y se descargará para que puedas abrirlo.

SED-

El Agua dulce del planeta
El Agua dulce del planeta

***

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

***

SIGAMOS AL AGUA, Observatorio de Medición de la Precipitación Global

El satélite que observará la lluvia y las tormentas está listo para despegar

26 de febrero de 2014: Como comentó alguna vez Arthur C. Clarke: “Qué inapropiado es llamar a este planeta Tierra cuando con claridad es un Océano”.

De hecho, la Tierra es un mundo de agua. El suelo seco que la mayoría de nosotros llamamos hogar, cubre menos de un tercio de la superficie del planeta. El agua se mueve alrededor de la Tierra con una circulación tan compleja como la del cuerpo humano. La evaporación, la condensación y la precipitación transportan calor y humedad de un lugar a otro, lo que hace posible la vida y crea las condiciones propicias para el tiempo y el clima.

“El ciclo del agua, que es tan familiar para todos los jóvenes científicos en edad escolar, es uno de los elementos más importantes y dinámicos de nuestros estudios de la Tierra”, dice John Grunsfeld, quien es el administrador adjunto del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en Washington, D.C. “Estamos por lanzar un nuevo satélite que nos brindará información decisiva sobre cómo funciona el ciclo del agua”.

En un video de ScienceCast, de la NASA, denominado “Follow the Water” (“Sigamos al agua”, en idioma español), se presenta la misión del Observatorio de Medición de la Precipitación Global. Reproducir el video (en idioma inglés)

Se llama Observatorio de Medición de la Precipitación Global (Global Precipitation Measurement Core Observatory o GPM, por su sigla en idioma inglés). Fue construido por la NASA y la JAXA, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón. El lanzamiento del satélite está previsto para el 27 de febrero a la 1 de la tarde, hora oficial del Este, desde el Centro Espacial Tanegashima, en Japón.

El GPM volará a 407 kilómetros (253 millas) por encima de la Tierra, en una órbita con inclinación de 65 grados hacia el ecuador. Esta órbita permite que el satélite monitorice las precipitaciones desde el Ártico hasta la Antártida. Trabaja conectado en red con otros satélites, de los cuales algunos ya están en órbita y otros cuyo lanzamiento está planeado para el futuro. El GPM puede medir la lluvia y la nieve cada tres horas en cualquier lugar del mundo.

“El tipo de datos que recibiremos de la red del GPM no tiene precedentes”, dice Gail Skofronick-Jackson, un científico del proyecto GPM, en el centro Goddard. “Podremos observar características detalladas de los sistemas de lluvia y nieve que son extremadamente importantes para mejorar las predicciones meteorológicas y climáticas”.

Las operaciones normales comenzarán aproximadamente 60 días después del lanzamiento. Los datos serán transmitidos a través del Sistema de Satélites desde Seguimiento y Retransmisión de Datos (Tracking and Data Relay Satellite System, en idioma inglés), de la NASA, hacia el Centro de Procesamiento de Precipitaciones (Precipitation Processing Center , en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Greenbelt, Maryland, donde serán procesados y distribuidos por Internet.

El GPM lleva dos instrumentos para medir la lluvia y la precipitación de nieve: un Radar de Precipitaciones de Frecuencia Dual y el Generador de Imágenes por Microondas del GPM. En comparación con los instrumentos que volaron con anterioridad en satélites de ciencias de la Tierra, el radar de precipitaciones y el generador de imágenes por microondas del GPM pueden ver más profundamente dentro de las nubes y detectar partículas más pequeñas de lluvia, hielo y nieve. Asimismo, el radar podrá formar perfiles de precipitación en 3D y revelar el funcionamiento interno de los sistemas de tormentas con nubes. Por su parte, el generador de imágenes por microondas no solo medirá lluvias intensas y moderadas, como lo hacen otros satélites, sino también lloviznas y nevadas leves (que son dos formas de precipitación importantes en las cordilleras y en las zonas de latitudes elevadas de América del Norte, Europa y Asia).

Grunsfeld llega a la conclusión de que lo que aprendamos de la red del GPM “nos ayudará a hacer frente a futuros fenómenos meteorológicos extremos y a manejar los recursos de agua dulce”, en un mundo cambiante.

Hagamos pues ese mundo de agua.

 

Tomado de:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/26feb_gpm/