Archivo de la etiqueta: Polo Norte

ÁRTICO Y ANTÁRTIDA, El Ying-Yang del hielo de los mares de los polos

 El mundo se está calentando.

4 de diciembre de 2014:

En consecuencia, no causa sorpresa alguna cuando los investigadores anuncian, como lo hicieron en septiembre último, que la extensión de hielo del mar del Ártico todavía está por debajo de lo normal, y que por ello continúa con una tendencia en baja que ya lleva varios años, cubriendo así una porción cada vez menor de los mares del polo norte con una corteza congelada. Poco después de ese anuncio, llegó otro, algo más desconcertante. Mientras que el hielo del mar del Ártico se derretía, el hielo del mar de la Antártida alcanzaba su récord de altura. En el año 2014, el hielo marino que rodea a la Antártida cubrió una porción mayor de los océanos del sur que lo que lo ha hecho desde que comenzó su registro por medio de satélites, a fines de la década de 1970.

Hielo en el Artico y Antartico
Hielo en el Artico y Antartico

¿Eso también es un signo de calentamiento global?

“No cabe duda de que el cambio climático es real”, dice Walt Meier, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA. “Los dos polos simplemente están respondiendo de su propia y única manera al mismo fenómeno global”.

splash

Este año, el hielo del mar de la Antártida alcanzó una extensión máxima récord,
mar antartico 4
mar antartico 4
Mas hielo en la Antartida
Mas hielo en la Antartida
Mientras que el hielo del mar del Ártico llegó a la extensión mínima, dentro de las diez extensiones más pequeñas captadas desde que comenzaron a realizarse los registros con satélites.
Menos hielo en el Artico
Menos hielo en el Artico
¿Por qué estas tendencias van en direcciones opuestas?
Reproducir el video, en idioma inglés

Meier destaca que la Tierra en su conjunto está perdiendo hielo del mar. Según las mediciones que fueron llevadas a cabo mediante satélites de la NASA y del Centro Nacional de Datos sobre el Hielo y la Nieve (National Snow and Ice Data Center, en idioma inglés), el Ártico ha perdido un promedio de 53.870 kilómetros cuadrados (20.800 millas cuadradas) de hielo marítimo al año desde fines de la década de 1970. Mientras tanto, la Antártida ha ganado un promedio de 18.900 kilómetros cuadrados (7.300 millas cuadradas) por año (lo cual no es suficiente para equilibrar las pérdidas registradas en el otro extremo del planeta).

Pero, ¿por qué el Ártico y la Antártida se comportan de manera diferente?

“El incremento que hemos visto en el hielo del mar en la Antártida es casi un misterio”, cuenta Meier. “Todavía estamos intentando descubrir cómo un clima global más cálido lleva a estos incrementos en la cubierta de hielo”.

Las condiciones climáticas podrían ser las culpables. El cambio climático está alterando patrones en todo el planeta, y uno de esos cambios es un aumento del viento alrededor del continente antártico. El aire frío sopla desde el continente cubierto de hielo hacia el mar, congelando así las aguas y empujando el hielo marítimo hacia afuera para cubrir áreas que han marcado un récord.

Auroras Underfoot (signup)

“Esa es una teoría”, señala Meier. “Creo que los vientos definitivamente están desempeñando un papel significativo. Pero también podrían influir otros factores”. Por ejemplo, él destaca que los glaciares que se derriten alrededor de los bordes del continente podrían, irónicamente, producir más hielo en el océano que los rodea. “El agua de fusión de la nieve de los glaciares se congela más fácilmente que el agua salada del mar”, explica Meier.

La caída de nieve también podría ser importante. La nieve que se deposita sobre una capa delgada de hielo marítimo puede agregar peso al hielo y empujarlo hacia abajo del agua. El agua fría del océano se filtra a través del hielo e inunda la nieve, lo cual produce una mezcla medio derretida que se congela y torna más espeso el hielo del mar.

Algunos científicos consideran que estos procesos podrían deberse simplemente a las variaciones naturales del clima de la región de la Antártida. A pesar de que está claro que el calentamiento global está desempeñando un papel significativo en la pérdida de hielo del mar Ártico, la tendencia en la Antártida es baja y se la podría explicar adjudicándola simplemente a las variaciones naturales que tienen lugar en el clima de la región. “Básicamente”, relata Meier, “esperamos que el calentamiento continuo tenga un impacto negativo, e incluso el hielo del mar en la Antártida comenzará a disminuir”.

Lo que estamos viendo, sugiere, es la poco convencional manera que tiene la Tierra para responder en algunas regiones a un estímulo global. El sistema del clima de la Tierra es complejo, y el cambio climático continuará teniendo consecuencias fascinantemente impredecibles en los próximos años.

Más información, en idioma español:

El hielo del mar antártico alcanza un nuevo máximo récord — Ciencia@NASA

El confuso futuro del hielo del mar Ártico — Ciencia@NASA

En 2014, la cubierta de hielo del mar del Ártico se redujo y alcanzó el sexto nivel más bajo desde 1978 — Ciencia@NASA

Fuente:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/28nov_yinyang/

¿El cometa del siglo?

¿El cometa del siglo?

Tomado de:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/18jan_cometison/

(Querido lector, te recomiendo que primero leas el artículo en español y después veas el video, pues dice lo mismo en inglés, sin subtítulos –Silvia Eugenia Ruiz Bachiller ).

“22 de enero de 2013: Cerca de la órbita de Júpiter, una tenue mota de luz se mueve a través de la oscuridad del espacio. A primera vista, parece poca cosa, pues no es más brillante que las miles de estrellas distantes que salpican el aterciopelado cielo que hay detrás. De hecho, se necesita un telescopio grande para percatarse de que es un cometa.

¡Pero en qué cometa podría convertirse!

Más tarde, en el transcurso del año, el “Cometa ISON” podría transformarse en un llamativo objeto visible a simple vista, incluso a plena luz del día.

El “Cometa ISON” es un cometa rasante del Sol”, explica Karl Battams, del Laboratorio Naval de Investigaciones (Naval Research Lab, en idioma inglés). “La órbita del cometa lo llevará muy cerca del Sol, lo cual, sabemos, puede ser algo espectacular”.

Este nuevo video de ScienceCast explora lo que podría sucederle al Cometa ISON a medida que se acerque al Sol, en noviembre de 2013. Las posibilidades de nombres que se pueden utilizar para hacer referencia al cometa van desde “Cometa del Siglo” hasta “fracaso en desintegración”. [Reproducir el video]

El cometa fue descubierto en septiembre de 2012 por los astrónomos rusos Vitali Nevski y Artyom Novichonok. Lleva el nombre (en idioma inglés) del programa de sondeo del cielo nocturno en el cual trabajan, la Red Óptica Científica Internacional (International Scientific Optical Network o ISON, por su acrónimo en idioma inglés).

A medida que transcurre el año 2013, el cometa se encuentra aún muy lejos (cerca de la órbita de Júpiter). Por eso se ve como una mota. “Pero es, de hecho, muy brillante para ser un objeto que se encuentra a tan extrema distancia”, dice Battams. El resplandor del cometa sugiere que se encuentra expulsando gas y polvo desde un núcleo bastante grande; “en el rango de 1 a 10 kilómetros”, estima Matthews Knight, del Observatorio Lowell.

El 28 de noviembre de 2013, esta “bola de nieve sucia” volará a través de la atmósfera del Sol, pasando así a un poco más de un millón de kilómetros de la superficie estelar. Si el cometa sobrevive (y el “SI” debe ser de gran tamaño), podría emerger brillando tan intensamente como la Luna, y podría ser visible cerca del Sol, a plena luz del día, por poco tiempo. La cola polvorosa del cometa, extendiéndose en el cielo nocturno, podría convertirse en una sensación mundial.

Algunos periodistas han comenzado a llamar a ISON el “Cometa del Siglo”, aunque Don Yeomans, del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra (Near–Earth Object Program, en idioma inglés), de la NASA, cree que es aún demasiado pronto para llamarlo de esa manera.

“Tengo la edad suficiente como para recordar el último ‘Cometa del Siglo'”, dice. En el año 1973, un cometa distante, llamado Kohoutek, prometía brindar un gran espectáculo, justo como lo hace ahora ISON. Pero lo que realmente apareció fue tan decepcionante que Johnny Carson hizo chistes sobre el tema en The Tonight Show. “Se apagó progresivamente”, dice Yeomans. “Los cometas son notablemente impredecibles”.

“El Cometa ISON tiene el potencial para estar a la altura de las expectativas, pero también podría no llegar a nada”, concuerda Battams.

Uno de los peligros es el Sol. Se sabe que las fuerzas de marea y la radiación solar pueden destruir cometas. Un ejemplo reciente es el del cometa Elenin, el cual se hizo pedazos y desapareció en el año 2011, mientras se acercaba al Sol. Sin embargo, Elenin era un cometa mucho más pequeño.

Quizás una comparación más apropiada es el cometa Lovejoy, el cual voló a través de la atmósfera del Sol en 2011. Lovejoy emergió intacto e impresionó a los observadores del cielo durante semanas con su llamativa cola.

“El cometa ISON es probablemente al menos dos veces más grande que el cometa Lovejoy y pasará un poco más lejos de la superficie del Sol”, menciona Knight. “Esto parece ser favorable para que el cometa ISON sobreviva y nos brinde un buen espectáculo”.

Una de las posibilidades más emocionantes es que se produzca una ruptura parcial. “Si el cometa ISON se parte, podría observarse como una ‘hilera de perlas’ cuando se lo mire a través de un telescopio”, especula Battams. “Podría incluso parecerse al famoso cometa Shoemaker–Levy 9, el cual impactó contra Júpiter, en 1994”.

Si se rompiera, no representaría ninguna amenaza para la Tierra, asegura Yeomans. “El cometa ISON no está en una trayectoria de colisión. Si se desintegra, los fragmentos seguirían estando en la misma trayectoria segura que el cometa original”.

Pase lo que pase, los observadores del cielo del hemisferio norte podrán disfrutar de un buen espectáculo. El cometa ISON tendrá una posición favorable para los espectadores de este hemisferio durante los meses posteriores a su giro alrededor del Sol. Pasará casi directamente sobre el Polo Norte, por lo que será un objeto circumpolar, visible durante toda la noche.

¿Fracasará el cometa ISON… o será un gran espectáculo? Manténgase conectado con Ciencia@NASA para enterarse sobre futuros anuncios”.