eye-color-hazel-d-660x440

EL FLECHAZO. SUSSY Y SUS HISTORIAS (2)

 

(Voy a hacer una presentación de Sussy, por si aún no han leído https://serunserdeluz.wordpress.com/2016/09/10/sussy-y-el-sr-h/

Los que ya leyeron esa historia, no crean que es la misma, aunque empiece muy parecida.

***

secretaria-ad-hoc

Sucedió hace muchos años, antes de las computadoras personales, los teléfonos celulares e internet. Sussy, nuestra protagonista, trabajaba en una gran empresa trasnacional, era una muchacha muy atractiva, secretaria del Director General, por lo tanto, todos los empleados, jóvenes recién recibidos o a punto de serlo, la rondaban, pero no se atrevían a acercarse demasiado. Sólo la observaban de lejos.

En la oficina había un chiste con Sussy como protagonista, debido a sus exuberantes atributos femeninos; se decía que cuando veías a todos los muchachos de contabilidad, auditoría, contraloría y presupuestos (unos 250 jóvenes) mover la cabeza de arriba abajo al unísono, era que Sussy pasaba corriendo por el pasillo. Cuando ella se enteró, trataba de no correr por el pasillo,  pero su jefe todo lo quería “para ayer”, copias fotostáticas incluidas y para ir sacarlas, tenía que pasar por el pasillo y si no correr, al menos caminar muy rápido, eso sí, con la vista al frente nunca volteando hacia donde estaban los muchachos que la observaban al pasar.

Había estado enamorada platónicamente de su jefe, pero eso ya había pasado, al ver y saber que nunca iba a suceder nada entre ellos, debido a que él era casado. Luego tuvo un novio que le resultó casado, así que no quería saber nada de romances.

Ella siempre iba a comer sola, porque las otras secretarias la envidiaban y odiaban, estaba acostumbrada a no tener amigas. Por otro lado los muchachos no se atrevían a hacer nada más que saludarla y despedirse amablemente de ella; sólo hablaban cuando había algún asunto de trabajo que tratar.

Uno de tantos días en que tenía que ir a sacar copias, la vista al frente, como siempre, no pudo evitarlo, algo la hizo voltear y se encontró con unos ojos verdes mirándola fijamente directo a sus ojos, no como todos los demás; quizá por eso tuvo que voltear, sintió la mirada directa.

  ojos-verdes-y-pelo-negro

El dueño de esos “Ojazos” verdes le sonrió con la vista y con los labios, una pícara pero respetuosa sonrisa, y bajó la cabeza en un saludo. Ella hasta el paso perdió y respondió de la misma manera, se recompuso y siguió rápidamente su camino simulando ver los papeles que iba a copiar.

Varios compañeros le informaron al “nuevo” que ella era la secretaria del Gran Jefe, muy seria y ni caso había de pretenderla, él les agradeció el consejo y siguió su trabajo, con la intención de que ella fuera su novia o algo más… se vale soñar.

Sussy, al regreso, no pudo evitar mirar de reojo a los ““Ojazos” verdes”, otra sonrisa y saludo, otra respuesta, ahora con una sonrisa incluida. Él quedó satisfecho y los otros admirados y envidiosos.

““Ojazos”” fue haciendo amistades, era un chico muy agradable, desde el primer día un grupo de los compañeros lo invitaron a ir a comer con ellos. Al siguiente día de quincena, fueron a un mejor restorán que la fonda de costumbre y vieron a Sussy sentada sola en un rincón.

“Ojazos” no lo pensó y se dirigió a ella.

-Hola ¿esperas a alguien?

Ella trató de que no le temblara la voz –No, a nadie, voy a comer sola, como siempre.

-¡Pero cómo! No puede ser que comas sola, por favor ven, únete al grupo.

Ella no sabía qué hacer, no sabía si era bueno o malo que en el grupo estuviera la secretaria de Contabilidad, tomó una respiración profunda y se levantó, él separó la silla, la dejó pasar primero y puso su mano en su espalda, el choque eléctrico lo sintieron ambos.

“Ojazos” se aclaró la garganta y quitó la mano, llegaron a la mesa del grupo, él por supuesto puso una silla junto a la de él, esperó a que se sentara y arrimó la silla a la mesa. Risitas disimuladas de todos.

-Uy, que caballero me saliste- la secre de Contabilidad dijo con sorna.

Ambos la ignoraron. Vino la mesera, ordenaron y la plática era general, “Ojazos” (se le quedó ese nombre en la mente de Sussy, aunque su nombre era Jaime) sólo le prestaba atención a ella.

Regresaron a la oficina, todo siguió normal, pasaron los días y “Ojazos” a veces iba a platicar con ella, en ocasiones la invitaba a ir a comer o a tomar café a la salida, siempre en grupo, pero nada más y Sussy ya estaba ansiosa que la invitara a salir en una cita, solos ellos dos, pero ¡nada! Ella sabía que le gustaba a Jaime, pero el chico no se decidía, ella se preguntaba por qué, ya que era evidente que iba a ser aceptado.

Ya había ido, en su calidad de secretaria del Gran Jefe, al Departamento de Personal y revisado el expediente de “Ojazos”/Jaime, vio que era de Guanajuato, soltero, un año menor que ella, estudiaba contabilidad, y tenía ya su carta de pasante. Soltero, eso era lo que más le interesaba, no quería otra decepción con un casado, aunque no llevaba anillo, ni marcas de haberlo llevado, eso no era garantía, bien lo sabia por amarga experiencia propia.

Finalmente un día, después de la hora de salida, ya que la puerta de la calle se había cerrado con llave y había que llamar a Seguridad para que la abrieran, esperando en un pequeño espacio, Jaime vio que Sussy estaba lista para salir, él se apresuró, pasó por su cubículo y se despidió, a ella le saltó el corazón, iban a salir juntos.

Él se tardó un poco para pedir que le abrieran, cuando la vio por el pasillo, llamó y la esperó para bajar juntos por la escalera. Esperaron al pie y cuando el guardia abrió, tuvieron que apretarse contra la pared, él le respiró en el cuello, ella se estremeció.

Salieron, ella se dirigió a tomar su transporte, él iba hacia el estacionamiento.

-¿A dónde vas?

-A mi casa.

-¿Tan temprano y ya a encerrarte?

-Puessss, sí, no tengo a dónde más ir, hoy no tengo clase de inglés.

Con una sonrisa pícara de las que sólo él podía tener -¡Falta de confianza! Te invito un café o al cine… –la miró expectante.

Ella había esperado este momento desde hacía semanas.

-No ssée…

Él se lanzó, la tomó del brazo, cambiando la dirección en la que ella iba.

-Vamos al cine, están estrenando una película buenísima.

-¿Sí? ¿cuál?- ya no lo pensó, caminó con él y de hecho aceptó ir al cine.

-Ehhh, no recuerdo el nombre, pero llegamos y si no te atrae elegimos otra.

Sussy no pudo menos que soltar la carcajada y “dejarse convencer” (nada difícil, puesto que era lo que ella esperaba).

-Jajaja, vamos pues.

Llegaron a su auto, él, todo caballeroso, le abrió la puerta y la cerro una vez que ella se acomodó en el asiento, cuando estuvo frente al volante la miró con “esa mirada” entre pícara y cariñosa que ella adoraba tanto.

-¿Vamos al Cine México?

-Sí, está bien- ella se estaba poniendo nerviosa, notó que él también lo estaba.

Al entrar a la sala ya oscura él la guió (ella sentía la calidez y el ligero temblor de su mano en su brazo) a los asientos de arriba y atrás, ella se dejó llevar.

Se sentaron en medio de la fila, él la ayudó a quitarse el saco e hizo lo mismo

-¿Quieres un refresco, chocolates, palomitas, algo?

Sussy sólo pudo negar con la cabeza, estaba nerviosa, él lo estaba más, la tensión crecía, ella esperando… algo, él deseando besarla y no atreviéndose, los dos mirando a la pantalla, pero de reojo viendo al otro.

Finalmente Jaime levantó el brazo para ponerlo sobre el hombro de Sussy, a ella se le cortó la respiración.

Jaime lo retiró antes de tocarla, deseando que el piso se lo tragara.

–Te voy a marear.

Sussy no podía regular su agitada respiración, quería gritarle:

-¡Abrázame! No me dejes así… el olor de tu sudor me excitó más ¡¡¡quiero que me beses!!!

A Jaime, odiándose por no haberse puesto desodorante al salir de la oficina, le temblaban las manos, le sudaba la frente, y todo el cuerpo, haciendo más fuerte ese aroma de sudor que Sussy percibía y disfrutaba, pues la excitaba mucho.

Finalmente él no soportó más la tensión de ambos y la urgencia de besarla, la abrazó con el brazo izquierdo y su mano derecha la colocó en sus mejillas, aunque se resistiera por su olor, no iba a dejarla ir sin al menos besarla, aunque lo abofeteara, ¡tenía que besarla! Aunque fuera una sola vez..

Sussy percibió el aroma del sudor masculino, el brazo sobre sus hombros, la mano apretándole las mejillas ¡cómo si fuera necesario! Su cuerpo temblaba su respiración se dificultaba, esperó esos labios que tanto había deseado.

Se dieron el beso más tierno y apasionado, Jaime al ver que ella no se resistía, sino por el contrario le devolvía el beso apasionadamente, le soltó la cara y puso la mano sobre su hombro, ella interpuso su brazo para poder acariciarle la cara y no permitirle bajar la mano a dónde ésta iba dirigida.

El beso pasaba de la ternura más dulce a la pasión más desatada, Jaime introdujo su lengua en la ansiosa boca de Sussy, ella gimiendo se entregaba toda en ese beso que prácticamente duró todo lo que restaba de la película con pequeñas interrupciones porque las manos de Jaime estaban muy inquietas y Sussy tenía que detenerlas, le decía

– No, no.

Él se detenía unos segundos, pero en seguida volvía a buscar esa boca deliciosa que lo estaba volviendo loco y a tratar de acariciarla más íntimamente, hasta pensó pedirle que fueran a otra parte, pero se veía que ella no era “de ésas”, así que se abstuvo, sólo trataba de acariciarla, pero ella no se lo permitía.

La película se terminó, se encendieron las luces y ellos aún seguían en el apasionado beso y la lucha entre él que la quería acariciar toda y ella, que no lo dejaba hacerlo.

Finalmente se dieron cuenta de que ya había luz, se separaron ella se acomodó la blusa y la falda que en la lucha habían quedado torcidas. No quería levantar la vista, pero él la tomó de la barbilla y le levantó cariñosamente la cara.

-Oye, me gustas mucho, me tienes loco desde la primera vez que te vi.

Ella se sonrojó y bajó la vista –Tú también me gustas desde esa vez.

Recuperaron el aliento y salieron los últimos.

Sussy vio su reloj y se angustió – ¡Mi madrina me mata!

-¿Por qué?

-Porque ya casi son las 10 y tengo que llegar a las 9 a más tardar.

-Pues vamos rápido – él manejó lo más rápido que era permitido y la pensaba dejar frente a su casa.

-No, por favor, déjame en la esquina, si mi madrina me ve llegar en coche y a estas horas, me mata.

-Como quieras, te espero por si tienes problemas, aquí estaré una media hora.

-No, no es necesario, tampoco me va a correr, sólo va a hacer drama y me va a gritar, pero nada más, gracias.

Él la besó en la boca, pero ya sin pasión para no volver a agitar las aguas.

-Hasta mañana.

-Hasta mañana hermosa – él se iba a bajar para abrirle la portezuela, pero ella lo detuvo.

-No por favor, no quiero que alguien nos vea.

Sussy iba a abrir la portezuela, se iba a bajar, pero su mano temblaba, no la abría, su respiración volvió a agitarse, pero esta vez por una razón muy distinta. Empezó a mover la manija…

Se detuvo,

pensó en irse no más

o…

No podía decidirse,

su mano se detuvo a medio camino,

luego, de golpe, se decidió;

abrió la portezuela

y de espaldas a Jaime,

le dijo de golpe:

-Esto no es serio.

Jaime se asombró, seguro que no había oído bien.

-¿Cómo? Te juro que…

-Que esto no es serio, tú puedes salir con quien quieras y yo lo mismo… sin pleitos ni celos, si quieres que volvamos a salir y yo también, saldremos, pero sin compromiso.

Salió rápidamente y cerró la portezuela. Corrió a su casa, llegó llorando, sollozando amargamente, pero fue algo que tuvo que hacer para proteger su herido corazón, Jaime era muy atractivo, muchas chicas andaban tras él y ella no iba a soportar que él coqueteara o saliera con otras a escondidas, así que mejor que lo hiciera abiertamente, ya no quería tener una relación exclusiva, porque nunca lo eran, porque los hombres son infieles por naturaleza y ella lo amaba profundamente, estaba apasionadamente enamorada de él, pero ya no quería sufrir otra decepción…

Jaime se había quedado sin palabras, no le pudo decir nada antes de que cerrara la portezuela y echara a correr. Tardó un rato en poder cerrar la boca, dio un arrancón y casi choca 3 veces en su camino a casa.

-¡¡No es serio!! ¡¡puedo salir con quien quiera!! ¡¡y ella también!! ¡de qué se trata?

Sussy pasó la mitad de la noche llorando y la otra mitad soñando despierta que vivía un gran romance con Jaime, el amor de su vida…

Continúa en:  https://serunserdeluz.wordpress.com/2016/09/20/sussy-y-sus-hi-storias-3-el-flechazo-ii/  UNA LARGA NOCHE

***

CDMX Septiembre, 2016

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

***

Imágenes tomadas de internet.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

41 pensamientos en “EL FLECHAZO. SUSSY Y SUS HISTORIAS (2)”

  1. Wow! lo contaste de una forma tan intensa, profunda y detallada, me hiciste soñar amiga, hasta se me hizo agua la boca con esos besos…me encantan tus historias, me hundo en ellas como si las conociera y las viviera plenamente, que bello!, creo que la atracción física es natural viene y va, pero hay que saber identificar la atracción física que esta incluida cuando llega esa única persona con la que estas profundamente conectado en todo sentido, y si hablamos de la parte sexual, esta conexión no tiene punto de comparación con las atracciones físicas que se pueden tener a lo largo de la vida, por mucha química y gusto que haya. En este caso parece ser algo profundo, quisiera saber que pasa con ellos, imagino que si es una fuerte atracción pero no está vinculada al ser, simplemente no perdurará en el tiempo, pasara. Pero yo quiero que sea un amor que lo cubra todo! La química, conexión sexual y física fundamentada en un amor de almas es intensa, elevada y creo que no muchos alcanzan esa vivencia tan sublime. Un solo roce trasciende la existencia misma.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Amiga! que bonito y profundo comentario, muchas gracias por tu opinión sobre mis historias, me encanta que te gusten y que te sumerjas.
      Esta historia continúa, por supuesto, fue un amor extraño que duró 4 años vigente y luego muchos años en el recuerdo, hasta que llegó esa persona “única” y especial que lo cubre todo, espíritu, alma, mente y, en la imaginación, cuerpo.
      Diste en el clavo, hasta hace poco lo consideraba el amor de mi vida, pero ya vi que no, que hay otro amor más fuerte y profundo, el actual.
      Por otro lado, hay tanto hechos reales como ficción en estos cuentos, en éste, poca ficción.
      Abrazo de luz y sigue leyéndome y comentando, me da ánimos para continuar…

      Le gusta a 1 persona

      1. Pues sigue en el recuerdo, le deseo lo mejor de lo mejor, no sé él, pero estoy segura que si no me amó, al menos estaba muy ligado a mí, fue un amor sin compromisos, como lo pedí pero seguía y seguía… hasta que se acabó la relación.
        Dicen que “el amor es eterno… mientras dura”
        Yo sí creo en los amores eternos, de vida tras vida, para siempre unidos, como el que tengo ahora, hace dos años, distinto, más profundo, con mucho más que dar y recibir, englobando todo.. o casi…
        A veces el correspondiente, si te refieres al alma gemela, no es un cuento de hadas y también hay separaciones, a veces.
        Es que tenemos que repetir amores de vidas pasadas, a veces para resolverlos, otras se nos complican más.
        Lo único que podemos hacer es amar cuando puedas, como puedas… como dice Amado Nervo.
        Abrazo de luz

        Le gusta a 1 persona

    2. Mi querida amiga El Descubrimiento del amor, apenas acabo de ver tu comentario a Danshaggy en La Cita,
      https://serunserdeluz.wordpress.com/2016/08/18/la-cita/ te respondí allá, pero si él no puede entrar a su página para aprobarla, no podrás ver mi respuesta, por eso la repito aquí:
      “Mi queridísima amiga, una disculpa por no haber respondido pronto a tu hermoso comentario. Danshaggy tiene problemas con su página y yo no te había visto.
      Me encanta que te haya gustado y que te haya llegado a esa alma tan amorosa y hermosa que tienes.
      Gracias por lo que dices de cómo escribimos, me enternece que lo expreses así, en realidad este sueño nos salió del alma y del corazón escribirlo entre los dos.
      Abrazos de luz.

      Le gusta a 1 persona

    1. Me encanta saber que te enganché, de eso se trata, lo que sigue es muy interesante, un romance de lo más extraño, sólo que tengo que pensarlo mucho para escribirlo, pronto lo verás publicado.
      Van a ser varios capítulos de esta historia en particular, es algo larga. Está pendiente…
      Abrazo de luz

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s