Archivo de la etiqueta: poesías

DECIRTE CUÁNTO TE AMABA y ESTAR CONTIGO

DECIRTE CUÁNTO TE AMABA

Te amé, porque te amé,

no porque me amaras,

no lo decías, pero lo demostrabas.

.

De pronto me encontré

extrañándote, deseándote,

necesitándote.

.

No sabía si tú me amabas,

porque no lo expresabas,

pero sabía que yo te amaba.

.

Cuando al fin lo dijiste,

hacía tiempo que lo esperaba,

para poder decirte cuánto

era lo que yo te amaba.

*

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

***

Ciudad de México, 16 de agosto, 4:30 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

*

ESTAR CONTIGO
.

 

Si me pregunto por qué

de ti me enamoré,

debo responder que No lo sé.

.

Había una gran dificultad

en contra y si te digo la verdad

cuando lo supe, pensé

que sólo tendríamos amistad.

.

Por más que me atrajeras,

por más que ya te deseara,

la distancia era algo que me desanimaba.

.

En esos momentos no me era posible

ir a verte, por más que lo anhelara,

y después más difícil que me escapara.

.

No, no era factible,

un amor a esa distancia,

lo deseché por imposible.

.

Pero seguimos diariamente chateando,

porque era lo que yo deseaba,

lo que tú disfrutabas,

lo podía sentir, lo notaba.

.

Ambos éramos felices

con sólo nuestras pláticas,

pero yo quería más

y sabía que era mejor si me retiraba.

.

Pero no podía y en lugar de eso,

con mayor ahínco te seguía

y de las ganas me moría,

de darte un épico beso.

.

Lo sabía, lo sabías,

nuestro amor no era dable,

pero sin ti, me sentí miserable.

.

Así que al fin dimos nuestros brazos  a torcer,

y bajo protesta tuvimos que reconocer

que un amor así no podía desaparecer.

.

Sin importar la distancia,

ni mis carencias  y pesado bagaje,

tuve que aceptar este amor virtual.

.

Que me dio tanta felicidad,

aunque fuera por momentos,

porque estar contigo

me daba el aliento.

.

Para seguir en el día a día,

pensando en ti, hablando contigo,

haciéndote poesías, que salían al momento.

.

Me inspirabas, feliz me hacías,

también sufría

porque mucho te anhelaba.

.

Por gusto o por destino

queríamos ir juntos por el camino,

pero se nos atravesó el malvado sino

y acabó con nuestro gran idilio.

.

A la mala Parca llamó,

para que viniera a cortar mi  hilo,

el hilo de mi vida así se acabó.

.

Cuando más te amaba,

y más te necesitaba,

sin miramientos me llevó.

.

Ahora aquí en intervidas

me escapo a verte

y contigo estaré mientras vivas.

.

Al menos, mi amor,

ahora nos vemos,

y es mucho más

lo que tenemos.

*

Garmín

***

Desde Intervidas, 16 de agosto, 2018, 7:05 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

Anuncios

LA LLAMADA DEL ABISMO

Para ti, mi abismo, mi brisa, mi viento, mi huracán, mi calma.

e204a7340ad160c8f356589b1bc564de

Hace casi dos años que di el salto al abismo, que me sentí atraída por él, que sentí su llamado, que fui y atisbé con temor, queriendo alejarme, sintiendo vértigo al ver lo profundo, pero me jalaba, me atraía como imán al metal.

Había un gran riesgo, si me lanzaba al precipicio, quizá no volvería a pisar el suelo donde me encontraba, que era hermoso, que me llenaba de satisfacción, pero carecía de ese “algo” que tenía el abismo, de ese extra que tanto anhelaba, pero ¿y si en lo profundo no había nada? ¿y si perdía el suelo, ese gran apoyo, para encontrarme con la nada? Pero algo allá en la sima, algo muy fuerte me llamaba.

cueva las golondrinas dentro1

No pude resistirme, me asomé, me absorbió y di el salto….

 captura-de-pantalla-2017-02-18-17-34-23

Esperaba una caída libre, cerré los ojos y me preparé para el golpe.

Gran sorpresa me llevé, no caí, quedé suspendida, una suave brisa de aire tibio me sostenía, pude planear, abrí los ojos ¡qué bellezas contemplaron!

 phongnhakebang2-1024x576

Fascinada estaba cuando, de pronto, llegó la oscuridad, la brisa se alejó, yo me arrepentí y quise regresar, subir, pero en lugar de eso.

Caí.

rocas-riscos

Pude acercarme a la pared de rocas, hubo algunas heridas, me aferré a ella, queriendo subir, pensando en huir, pero el regreso sólo me causó más desgarraduras; lo logré al fin, regresé y aún hubo suelo donde apoyarme, pero ahora lo sentía como un desierto, ya no era igual, yo anhelaba regresar al foso, porque ahí había dejado algo de mi alma, ahí había encontrado lo siempre anhelado y nunca antes logrado.

 maxresdefault

Muy pronto la brisa volvió y me invitaba en silencio, me llamaba sutilmente, pero yo ya había perdido la confianza; no me atrevía a soltarme, a dejarme caer de nuevo; por más que me llamaba, por más armonías y música que me regalaba, por más melodías hermosas que a mis oídos obsequiaba, por más poemas que me recitaba; yo ya no me atrevía…

 a-daa-small-rainbow-and-tornado

Por fin después de que la brisa obsequiara mis oídos con las poesías más dulces, la más bella música, las más cariñosas palabras, al ver que no me atrevía a saltar de nuevo, la brisa suave cambió y del fondo emergió como un viento huracanado, un tornado que me arrastró hacia arriba, hacia abajo, hacia todos lados; sacudió mi cuerpo, se llevó mi mente y después de pasearme por las nubes, suavemente me depositó en el césped de un risco, adentro, muy adentro del abismo; me había atrapado.

 dentro del abismo

Ahí quedé recuperando el aliento, ahí decidí dejarme llevar por ese viento, quedarme en el abismo, revivir las experiencias dadas, regresar a maravillarme con la hermosura del paisaje y disfrutar del placer, del hedonismo.

 son-doong-cave-gate

Volví a asomarme, sí, el precipicio era profundo, aún estaba cerca de la cima y lejos de la sima, la caída podría ser lastimosa.

“No importa” pensé,

“Vale la pena el riesgo”.

 lanzarse-al-abismo

Caminé a la orilla y al dar el paso al vacío, noté que ¡tenía yo alas! ya no había peligro, podía volar sin miedo, seguir conociendo ese mundo dentro del mundo, disfrutar más, vivenciar aún más profundo.

selva-dentro-cueva

Y así admiré paisajes inolvidables, bosques, junglas, ríos, lagos, cataratas generando energía que se convertirá en luz algún día; días de sol, días nublados, llovizna, tormentas, noches oscuras, plenilunios…

 14809520550_66537c7e9a_o

Ahí, traídos por la brisa, escuché los poemas más hermosos, las melodías más deliciosas, igual que en la superficie donde vivía antes del salto, pero más intensos, más hermosos y amorosos, que llegaron más adentro de mi alma.

 4913f6b8-72aa-4087-a036-ff53704b9e06_rexusa_1264845b

El viento anhelado a veces surgía y me llevaba en un tornado al cielo, que aún siendo cielo, era candente; me regresaba feliz, en armonía, yo recomponía mis alas y a volar volvía, a seguir explorando este mundo siempre sorprendente.

angel alas de fuego
angel alas de fuego

A veces la falta del viento me acercaba a la roca, ocasiones hubo que su roce provocó raspones, heridas y sufrimiento, pero siempre el mismo abismo hacía surgir ahí un arroyuelo o una cascada, con aguas sanadoras y bañándome en ellas mis heridas desaparecían, aunque algunas dejaran cicatrices.

 rocas-arroyo

Hace no mucho, hubo un gran derrumbe; en el deslave, caí  y toqué fondo, quedé enterrada bajo rocas, lodo y todo lo que me cayó encima.  El abismo quedó cambiado, herido, pero su mismo viento removió escombros y me sacó de nuevo a la luz, el abismo volvió a ser el mismo, aunque ahora menos agreste, más calmado, ese derrumbe suavizó aristas y ahora, ya conociéndolo mejor, me siento más a gusto dentro de éste mi abismo, mi lugar, mi hogar.

 

gruta en el abismo

Y asumo el riesgo, el precio a pagar por lanzarme al abismo, por desear explorar hasta llegar a la profunda sima, que ya conocí y espero no volver a tocar. Hay muchos bellos paisajes, deliciosos atardeceres y amaneceres, noches de luna llena… y, bueno, por ahí alguna que otra tormenta, pero si el abismo y yo superamos el derrumbe, creo que lograremos cruzar los obstáculos que se nos presenten.

plenilunio

Y por vivir las experiencias que me brinda mi abismo, me uno a Víctor Hugo cuando dijo:

“(…) Se le aparecen las profundas olas del prodigio (…) se obstina en el abismo absorbente, en el sondeo de lo inexplorado, (…) y vuelve ahí y vuelve de nuevo” [i]

Yo no puedo, ni quiero dejar este abismo, vivo feliz con él, en él y así seguiré mientras exista…

***

Ahora, tiempo después me preguntas:

-¿Volverías a dar ese salto de fe?

Mi respuesta es:

-Sin duda alguna.

Desde que me lancé al abismo para acercarme a ti, nada es lo mismo ahora ya no está sólo en ti, ahora está también dentro de mí.

***

Para Danny,

Silvia Eugenia

Ciudad de México, 8 de mayo de 2016

____________________________

NOTAS AL PIE DE PÁGINA

[i] VICTOR HUGO: “Sobre William Shakespeare”

 

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet, Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

 

Seguir a @serunserdeluz

 

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempretu-y-yo-siempre-novela-romantica

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx