Archivo de la etiqueta: Julie Sopetrán

CALAVERAS LITERARIAS. CALAVERITA DE LA ADVERTENCIA

 

Las calaveritas o calacas literarias están compuestas por versos irreverentes, críticas irónicas, desenfados, descontento con lo que ocurre a nuestro alrededor; es un canto picarón y se usan para manifestar lo que sentimos y cómo vemos o nos relacionamos con la Muerte, llamada con mil nombres diferentes, como La Pelona, La Huesuda, etc.. Las primeras calaveras se publicaron en Jalisco, en Guadalajara de México, en 1849. Se las debemos a José Guadalupe Posada que lo dio comienzo con sus extraordinarios dibujos de las Catrinas. La fotógrafo Mary Andrade, es autora de las siguientes fotos realizadas en distintos lugares de nuestros viajes a México. En dichas fotos me he inspirado para unirme a la tradición mexicana. Deseo que os guste. Tanto las fotos como los poemas aquí publicados, están registrados en la propiedad intelectual, se pueden copiar siempre que mencionen a sus autores.  Muchas gracias.

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com.es/

http://www.dayofthedead.com/

***

CALAVERITA DE LA ADVERTENCIA (2)

Foto: Mary Andrade

CALAVERITA DE LA ADVERTENCIA

La muerte vino a decirme
despacito y con esmero:
– La crisis es un gusano
que sólo come dinero.

Como yo no lo sabía
pues no le hice mucho caso;
con la guadaña afilada
me largó un buen batacazo.

Yo me encontraba en el paro
sin vestido y sin comida;
pues ya sólo me faltaba
de la Flacucha una herida.

A la muerte hay que escucharla
que cuando te habla al oído,
es porque quiere advertirte
que todo está muy jodido.

Y hay que cuidar la hipoteca
aunque no tengas contrato;
y atender muy obedientes
cursos de los sindicatos.

La muerte me habló muy queda
y por no escucharla tanto;
pronto me veré comida
por el Gusano del banco.

 

©Julie Sopetrán

 Fuente:

https://eltiempohabitado.wordpress.com/poemas-calacas-y-calaveritas/

CALAVERAS LITERARIAS

Calavera literaria

La calavera literaria es una composición en verso tradicional en México. Suelen escribirse en vísperas del Día de los muertos.1 2

Historia

Antiguamente conocidos como panteones, estos versos nacieron en el siglo XIX a modo de epitafio burlesco y como modo de expresar ideas o sentimientos que en otras oportunidades sería difícil decir. Fueron frecuentemente censurados o destruidos ya que, por lo dicho anteriormente, también servían como medio para expresar descontento con los políticos de la época.

Las primeras calaveras impresas fueron publicadas en 1849, en el periódico El Socialista, de Guadalajara.

La Catrina Garbancera
La Catrina Garbancera

Los dibujos que suelen acompañar los versos son conocidos con el nombre de La Catrina o Calavera Garbancera, figura creada por José Guadalupe Posada y bautizada por el muralista Diego Rivera.

Características

  • Son versos irreverentes, escritos a modo de epitafios, retratando a las personas como si estuvieran muertas.
  • Se utilizan para canalizar sentimientos que en otro contexto sería difícil expresar.
  • Suelen acompañarse de dibujos de calaveras.
  • También pueden ser poemas relacionados con la muerte, la Catrina, etc.

Gerardo Murillo —cuyo alias es Dr. Atl— en su libro Las artes populares en México describe la calavera como de «intención aguda, eminentemente popular, que tiene su fuerza y su erección en el arte de decir».

***

CALAVERITA de AMOR, JULIE SOPETRÁN 

Novia papel mache-2

Foto: Mary Andrade

calaverita de amor

Desvestido y deshuesado
así te dejó la muerte;
y yo me metí en la tumba
pues tantito, para verte.

Enfadada La Calaca
me mandó para la España;
como no quise marcharme
me desguesó su guadaña.

Se mezclaron nuestros huesos
y sin saber quien era quien;
La Loca muy confundida
¡Pues se divirtió rebién!

Compuso los esqueletos
y le atacó el desvarío;
pues la pobre no sabía
si el hueso era tuyo o mío.

Desquiciada y sin diseño
en los nuevos esqueletos;
tú lucías mis costillas
y yo tus brazos esbeltos.

pareja-calavera de amor

Foto de internet

Tan inoportuno el acto
nunca nadie lo sabría;
que en la mezcla prodigiosa
se nos soldó la alegría.

Que esta Loquilla no supo
cómo ajustaron los huesos;
que yo tenía los tuyos
y los míos… no eran esos…
Fue una mezcla de saliva
refundida por los besos.

De esta forma tan extraña
con la muerte y con la vida;
yo sé que estaba despierta
pero a la vez muy dormida.

Nuestros huesos par o impares
se mezclaron en el sueño;
o los mezcló La Pelleja
Malcriada, Deshuesada,
La Pelada, La Pendeja…
que puso todo su empeño:
en intercambiar los huesos.

 

Michoacán 31 de Octubre 2005 

©Julie Sopetrán

Fuentes:

https://eltiempohabitado.wordpress.com/poemas-calacas-y-calaveritas/#comment-43881

https://es.wikipedia.org/wiki/Calavera_literaria