Archivo de la etiqueta: gratis

ENÉSIMA UTOPÍA (CUENTO)

ENÉSIMA UTOPÍA

Nave espacial Columbia despegando
“abordé una nave transparente, parecida a nuestros cohetes espaciales”

Estando en el tema de “Sueños”, este cuento está basado en un sueño, de esos que llevan una historia coherente desde el principio hasta el fin y al despertar los recuerdas completos. Éste lo edité sólo con puntos y comas, está plasmado tal y como lo soñé.

Para sueños que he recordado al despertar y compartido tal cual, ver también:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2016/07/04/anoche-te-sone-el-sendero/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2016/03/06/los-lagartos/

Este cuento fue mi segundo post, allá hace casi 5 años (2011) no tenía seguidores todavía, pero, con el tiempo, sí hubo algunos comentarios ¡casi 1 por año!.

Eso quiere decir que mis nuevos (y no tan nuevos) amig@s/seguidores/seguid@s no lo han leído y es uno de mis favoritos, por esa razón lo vuelvo a publicar, espero les guste. ❤

nave-nodriza-y-nave-pequec3b1a

ENÉSIMA UTOPÍA

Ya ha pasado mucho tiempo (aunque creo que mi percepción de eso que llaman tiempo ha cambiado), desde que llegué; tanto, que ya me acostumbré a este estilo de vida; es cómodo, es agradable, es… diferente.

La mayoría de las cosas que no soportaba de mi país (o continente, o planeta, o sistema solar, o galaxia, o tal vez estoy en otro universo u otra dimensión) aquí no existen; por  ejemplo: aquí no hay “sufridas y abnegadas madrecitas”, no hay “machos muy machos”, ni mujeres frustradas, ni drogadictos, ni alcohólicos, ni muy ricos, ni muy pobres, ni explotadores ni explotados; no hay miseria, ni tampoco “clase media” mediatizada y enajenada.  Es más: no hay clases sociales.

La gente, al principio, trabaja en todo, pero después de un tiempo decide dónde es más feliz y, por lo tanto, más productiva (hay capacitación y educación universitaria, todo gratuito).  Por curioso que parezca (a mí me lo parece), a pesar de que no existen monopolios, ni trasnacionales, vaya, ni siquiera IP., la eficiencia y la productividad están al máximo y todos tenemos todo, aunque no lo mismo (salvo los derechos y las libertades que, aquí sí, son iguales para todos).

Todavía no sé dónde estoy; sólo recuerdo que un día, mientras efectuaba una investigación documental, sentí la imperiosa necesidad de acudir a un sitio a una hora determinada y que ahí, junto con un hindú, una cubana, un finlandés, una etíope, un aborigen australiano, una rusa y un italiano del sur, abordé una nave transparente, parecida a nuestros cohetes espaciales, pero que puede despegar como helicóptero y cuyo combustible es sal magnetizada.

Después, navegamos por el espacio exterior por sabe Dios cuando tiempo, posiblemente a la velocidad de la luz, o más rápido, y llegamos aquí.

Cuando arribamos, nuestra nave espacial, como si fuera un émbolo, entró a un túnel cilíndrico y cuando las puertas de nuestra nave y las del túnel se abrieron en perfecta sincronía, pudimos entrar a un pasillo cuyos mullidos pisos eran de luminosos colores cambiantes, vimos y olimos (además de oírla, claro) una música al mismo tiempo relajante y estimulante; vimos, olimos y escuchamos las exuberantes y frondosas plantas sembradas a lo largo del pasillo, cuyas hojas y flores emitían una cierta luz translúcida, que nunca habíamos visto en otra parte.

Sabíamos que estábamos bajo techo, pero la sensación era como si estuviéramos en campo abierto, bajo los rosados (sí, porque era una luz rosa y no dorada) rayos del ¿Sol?

Llegamos a la recepción, una especie de laboratorio de la NASA, donde entramos a unas cabinas individuales en cuyo interior una luz azul nos recorrió de cabeza a pies y en dos segundos nuestra “ID”  con todos nuestros antecedentes personales, estaba lista (el FBI,  la CIA, la KGB, la Gestapo y la SS, nos parecieron párvulos cuando vimos todos nuestros datos en las pequeñas micas que salieron de las computadoras).

Al salir de las identificadoras, nos estaban esperando varios entrevistadores, uno para cada quién, y ellos nos informaron que somos algo así como “elegidos” y que fuimos seleccionados entre nuestros congéneres porque tenemos ideas muy singulares, pero muy firmes, acerca de la sociedad, la cultura, la educación, la política, la sexualidad, la salud, el dinero, etc., etc., etc.: es decir, que allá éramos descontentos, rebeldes (algunos hasta sediciosos y revolucionarios) y aquí somos los escogidos.

Aquí nadie habla (porque no los hay) de miseria; subdesarrollo; tercer mundo; hambre; analfabetismo; desigualdad social, sexual, racial o religiosa; trasnacionales; deudas externas; devaluación; contaminación del ambiente, de los alimentos o del agua; SIDA; narcotráfico, secuestros, drogadicción, ni ninguna otra de las plagas que existen (¿o existían?, ¿es que aún existe nuestro planeta?) allá; bueno ¡ni siquiera hay guerra!

Lo que más me gusta es que el amor, mejor dicho Amor, el verdadero, no el mito romántico-erótico que conocíamos, sino el Amor Universal, el Amor al semejante, que es mezcla de respeto, cariño, interés, afecto, devoción, estimación, ternura, comprensión y aceptación, entre otras cosas; ese Amor que abarca a la humanidad entera, ése es el que sentimos todos por todos; claro que hay atracción sexual y hay “matrimonio”, pero no como allá, “por contrato”, sino sólo cuando la frecuencia de onda es la misma en los dos; es decir, sólo con el “alma gemela” (parece que todos los que venimos aquí, lo hicimos con nuestra “mitad perfecta”, sólo que nos damos cuenta únicamente hasta que ambos estamos preparados).  Por supuesto que al unirse las dos mitades no hace falta ninguna clase de contrato, puesto que esa no es una simple unión, sino una reunión de dos que antes fueron uno.

Todas las tareas domésticas que allá efectúa el ama de casa (¿o debería decir “esclava de casa”?) aquí están socializadas: hay comedores públicos con comida natural, balanceada, sabrosa nutritiva y ¡gratis!; aquí no hay basura, porque los desperdicios orgánicos van a la composta y los demás se reciclan; las habitaciones se limpian con sólo apretar un botón que pone en marcha una “aspiradora” colocada dentro de las paredes a lo largo, alto y ancho y que deja tanto muebles como pisos impecables; la ropa para la lavandería se deja fuera de la habitación y al día siguiente ya está acomodada en su lugar (a todos nos toca una vez cada seis meses trabajar en la cocina, la lavandería, los jardines, los centros infantiles, etc., lo cual ni siquiera es molesto).

No se podría llamar “guardería” a los lugares donde se quedan los niños  mientras sus padres trabajan, porque ahí no se “guarda” a los pequeños, sino que se les mima, cuida, atiende, socializa y, lo más importante, no se les condiciona a que <<los niños tienen que hacer esto y las niñas no pueden y viceversa>>; no, ahí tanto los niños como las niñas hacen lo que les nace hacer.  Podemos ver niñas subidas en los árboles y niños jugando a las muñecas, tanto como niños en los árboles y  niñas con muñecas.

Mis compañeros de viaje y yo, aún siendo de países (y continentes) tan diferentes y tener distintas culturas y lenguaje, nos entendemos perfectamente entre nosotros y con los demás; no me explico cómo, pero así es: yo hablo en mi idioma y ellos en el suyo y todos comprendemos lo que los otros dicen.  Siempre que nos encontramos en el comedor nos platicamos nuestras nuevas experiencias.

El finlandés, que es pedagogo, está en uno de los centros infantiles; el hindú, que es maestro yogui, da clases de meditación a niños y adultos; la cubana, que era coronela en la milicia, enseña educación física y artes marciales (como ejercicio físico y elevación espiritual, no para ofensa o defensa); la rusa, que es física nuclear, está en investigaciones médicas; la etíope, que se doctoró en economía en Inglaterra, está en la Comisión Económica del …¿país?, ¿nación?, ¿Estado?, ¿gobierno?… aún no sé cómo llamar a este conglomerado tan perfectamente organizado; pero ella está entre los que estudian las cuestiones económicas (como la eliminación del dinero), para que después todos, por votación decidamos lo mejor para la mayoría.

Los descontentos (aún no he conocido ninguno) tienen derecho a manifestarse durante las sesiones de votación de nuevas reglas y leyes, una vez al mes, pero nadie lo ha hecho desde que llegamos.

Continuando el recuento, el australiano – es ecólogo – enseña en la Universidad cómo viven los aborígenes australianos, enfocándose en las ventajas de vivir de acuerdo a la naturaleza; también enseña medicina natural, básicamente herbolaria, que es la que ellos utilizan.  El italiano (un moreno del sur, atractivísimo), es sexólogo y da clases de educación sexual a niños, adolescentes y adultos.

Finalmente yo, que soy mexicana y antropóloga (especializada en la situación de la mujer en las diversas épocas y culturas), tengo encomendado un estudio comparativo de las diferencias entre la condición de la mujer allá, de donde venimos, y aquí.

Nunca me había entusiasmado tanto con una investigación, ¡son tantas y tan importantes las diferencias!

Aquí no hay matrimonio en el cual la mujer pierda sus  derechos, ni amas de casa, ni roles sexuales, ni discriminación sexual, ni división sexual del trabajo, ni violaciones, ni embarazos no deseados, ni abortos, ni nada de lo que subyuga allá a la mujer.

El problema que tengo, es que para poder comparar, tendría que…

-¡Silvia!, ¡despierta!, tienes que terminar tu trabajo sobre la discriminación de la mujer en el Tercer Mundo…

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

***

Imágenes tomadas de internet.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romanticatu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

***

Euruba

15 DE ABRIL DE 2012 A LAS 6:22 PM EDITAR

  1. También tu cuento está excelente, hasta dan ganas de ir a vivir allá.

    Me gusta

  2. MI MUY QUERIDA SILVIA, COMO ERES UN SER DE LUZ, IMAGINASTE LO QUE LOS CRISTIANOS LLAMAMOS EL CIELO, Y PARA NOSOTROS ES LA RECOMPENSA QUE OBTENEMOS DESPUES DE MORIR EN ESTADO DE GRACIA ES DECIR SIGUIENDO LOS DOS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE JESUCRISTO,
    NO PONDRAS OTROS DIOSES ANTES QUE YO, Y AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO.
    PALABRAS QUE ENCIERRAN UNA FORMA DE VIDA, PARA MI PERFECTA, Y QUE ACEPTANDOLAS NO NECESITAS OTRAS FILOSOFIAS, NI DOCTRINAS, NI CREENCIAS, CON MI CARIÑO DE SIEMPRE NOS SEGUIM,OS ESCRIBIENDO, TE QUIERO MUCHO, MANUEL

    Te gusta a ti

  3. Precioso sueño. Precioso relato. Precioso viaje… Pero…
    … Creo que no me gustaría vivir en ese lugar.
    Tal vez me resulta difícil hacerme a la idea de tal idílica forma de vida.
    Tal vez me resulte difícil hacerme a la idea de tener que hacer cosas en plan comunal.
    Una vez cada seis meses se hacen las cosas que en el primer mundo terrestre hacemos los de clase baja a diario.
    Lavandería, jardines, hacer zanjas, barrer las calles, limpiar alcantarillas, reciclar basura, criar vacas o pescar en alta mar.
    Espero que los meses en ese lugar tengan 1000 días en lugar de 30. Si no,… No veo el momento de hacer lo que mejor se me da… Descansar y leerte!!!
    Supongo que estoy cansado por haber dormido poco al haber estado toda la noche platicando con un ser alucinante que me desveló, y mi cerebro está ahora poco fantasioso.
    Volveré a leerlo en otro momento en el que mis endorphinas salgan por mis ojos.
    Aun así, insisto…. Precioso cuento, precioso sueño, y perfectamente descrito y narrado.
    Muchos besos desde España.

    Te gusta a ti

    1. Sé que eres único y diferente, no se te da la comunidad.
      Gracias por tu amable comentario Rosaluma, descansa y léeme (me encanta la idea), y sobre todo, recupera tu fantasía para prepararnos la grata sorpresa de tu nuevo post el próximo jueves, ¡lo espero ansiosa!
      Besos desde México

      Le gusta a 1 persona







¿DE VERDAD QUIERES DEJAR DE FUMAR? CÓMO DEJAR DE FUMAR

Prohibido fumar

DIA MUNDIAL SIN TABACO, DÍA MUNDIAL DE NO FUMAR

Consejos para quienes quieren dejar de fumar

Por Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, ver condiciones de (c) al final

Si quieres recordar lo que hace a tu organismo tu hábito de fumar, ve:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2013/05/25/los-peligros-de-fumar-dia-mundial-sin-tabaco-dia-mundial-de-no-fumar/

Español: Caja de Cigarro H. Upman, producido e...
Español: Caja de Cigarro H. Upman, producido en cuba. Muestra mensaje includo por el Ministerio de Salud Publica de Cuba MINSAP, en todos los cigarros cubanos, exhortando a dejar de fumar (Photo credit: Wikipedia)

Para lograrlo no hay métodos fáciles ni garantizados, porque  mientras más antiguo sea el vicio, mayor será la necesidad física de absorber nicotina y humo de tabaco, el cual no puede cortarse de repente sin provocar síntomas de abstinencia (generalmente durante algunas semanas), tales incomodidades son el precio que hay que pagar por dejar ese peligroso hábito.  Se recomienda tener un propósito genuino de abandonar el hábito  para siempre, porque las intenciones a medias no bastan y en la mayoría de las ocasiones sólo sirven para que el fumador crea (falsamente) que no puede dejar de fumar.

Hay personas que simplemente deciden dejar de fumar y jamás vuelven al hábito, pero la mayoría lo intentan varias veces sufriendo recaídas, sin embargo, no hay que perder el ánimo y hay que recordar todos los beneficios que reporta el dejar el cigarro. Tome usted en cuenta que los primeros días son los más difíciles, pero he aquí algunos datos y  recomendaciones sobre cómo dejar el cigarro, para facilitarle el proceso.

Los fumadores se pueden clasificar en una o varias de seis categorías principales:

1) Los que usan el cigarro como tabla de salvación para calmar sus nervios:

Son los que fuman cuando sienten estrés o alguna preocupación.  Estos fumadores deben empezar su desintoxicación (detox) en  períodos de calma (por ejemplo un viernes, con la perspectiva de un tranquilo fin de semana) y ayudarse con alguna terapia anti estrés con

  • Aparatos como el ““Megabrain[1], Inner Quest, Felicity u otros de ese tipo.
Megabrain tienda megabrain net
Megabrain tienda megabrain net
  • Esferas chinas, que ayudan por medio de  estabilización de energía, semejante al Reiki, que también funciona para este fin.
Esferas chinas Wikipedia foto ButtocksMaven
Esferas chinas Wikipedia foto ButtocksMaven
  • Escuchando Compact Discs (CDs) de relajación,
  • Meditación
  • etc.

2) Los que  necesitan estar jugando continuamente

Son los que juegan con la cajetilla de cigarros y el encendedor y se sienten bien jugando con el cigarrillo o con cualquier otra cosa.

Cajetilla de cigarros en la mano
Cajetilla de cigarros en la mano

En cuanto estos fumadores encuentran algo qué hacer con las manos durante unos días, lo demás es fácil. Se han utilizado con excelentes resultados las esferas chinas,  ahora tan de moda, para que el fumador tenga algo en las manos y juegue con ellas todos los días; esto, además de darle oportunidad de manipulación, le proporciona masaje en los puntos energéticos de las manos conectados con todos los órganos vitales, le quita el estrés (muchas veces causa de la necesidad de fumar) y hace que se olvide del cigarro.

esferas chinas
esferas chinas

Mientras consigue estas esferas, si extraña la sensación de tener un cigarrillo en su mano, deben manipular otra cosa, por ejemplo: un lápiz, un clip, una moneda o una canica.

También hay quienes necesitan tener algo en la boca, para ellos se recomienda que cuando extrañen el tener algo en su boca, intenten con palillos de dientes, palitos de canela, chicle sin azúcar, paletas sin azúcar o apio. Algunas personas mastican un popote (sorbete o pajilla) o un palillo para agitar bebidas.

3) Los fumadores por hábito:

Estos fuman casi inconscientemente  y les es difícil abandonar el vicio, aunque son los que más éxito tienen, porque una vez que rompen con la costumbre, ya sea con algún tipo de ayuda, como:

Megabrain       

Esferas chinas  

CDs para dejar malos hábitos

Programas on line para dejar de fumar  

o por su cuenta y riesgo, pueden adquirir el hábito contrario, es decir, el de no fumar. A estas personas les es más fácil, por ejemplo, empezar a fumar una hora más tarde cada día o disminuir un cigarro  diario, hasta llegar a “0” cigarros.

Se les recomienda adquirir un hábito positivo como sustitución y formarse un ambiente de no fumar a su alrededor, es conveniente olvidarse, al menos por un tiempo de sus amigos fumadores o pedirles que no fumen cuando estén juntos y evitar la tentación manteniéndose alejado de las personas y los lugares que asocie con fumar.

Los primeros días después de dejar de fumar, sería mejor pasar el mayor tiempo posible en lugares públicos en los que no se permite fumar, como bibliotecas, centros comerciales, museos, teatros, restaurantes  e iglesias.

4) Los que fuman por placer:

Ellos son los que encienden un cigarro con el  café después de comer, o cuando están con amistades y/o tomando una copa. la solución es romper por unos días (hay quienes tienen que hacerlo por varias semanas) con esa costumbre y dedicarse a hacer algo inmediatamente después de comer :

  • Utilizar las esferitas chinas,
  • Ponerse el Megabrain
  • Y/o escuchar un CD de relajación o de ayuda para dejar de fumar,
  • Leer un libro de superación personal,
  • Buscarse un  nuevo “hobby” o dedicarle más tiempo al que ya se tiene, etc.);
  • Posponer las reuniones sociales por un tiempo,
  • Ir a un grupo de autoayuda

y … “voilá“, pueden dejar de fumar (si de verdad quieren hacerlo).

5) Los fumadores irrefrenables:

Estos son sicológicamente toxicómanos (nadie los está juzgando, sólo que para solucionar un problema, primero se debe aceptar que tal problema existe). Prenden un cigarro tras otro: cuando apagan uno, ya están deseando el siguiente.  Aquí hace falta una absoluta determinación de dejar el cigarro y algo que los ayude a bajar la inhalación  de nicotina sin que sufran sicológicamente por fumar menor número de cigarros.

Deben cuidar su salud,  beber mucha agua, alimentarse bien y descansar lo suficiente, para ayudarse a obtener la energía necesaria para controlar la tensión.

Agua-Natural-Ozonizada-Cuida-tu-Salud-y-tu-Economia
Agua-Natural-Ozonizada-Cuida-tu-Salud-y-tu-Economia

También se pueden usar, en última instancia, los chicles y  parches  de  nicotina[4],  que eliminan algunos tóxicos, pero debemos recordar que la nicotina es sumamente dañina. Además, es la causa de la adicción al  tabaco.

parches-de-nicotina
parches-de-nicotina

Sólo si no se tolera el síndrome de abstinencia,  y bajo vigilancia médica,  se recomiendan los chicles y los parches de nicotina (la plaquita NAC, las esferitas, el Megabrain, y los CDs, también serán de ayuda, además de los chicles o parches).

6) Los que necesitan estimularse:

Ellos tienen la sensación de que un cigarro los pone en forma.  Cuando dejan el cigarro necesitan del alcohol, café,  té negro o platillos muy condimentados que les produzcan efectos parecidos en el sistema nervioso, pero estos sustitutos les provocan un mayor deseo de fumar, por lo que se les recomienda abstenerse de ellos.

El mejor consejo es que no consuman alcohol, café ni cualquier otra bebida que se asocie con fumar por al menos varios meses. Tratar con algo diferente, como jugos de frutas 100% naturales, bebidas deportivas y agua pura. Lo mejor es consumir bebidas naturales y/o que sean bajas en calorías o sin calorías.

bebidas-saludables
bebidas-saludables

La buena noticia es que existen en el mercado productos, que contienen guaraná (cafeína natural), que aunque proporcionan energía, no sobre estimulan el sistema nervioso. Los de tipo naturista  vienen en tabletas y no provocan adicción.

CÓMO EVITAR LA RECAÍDA

Naturalmente en cuanto se abandona el tabaco surgen las tentaciones que incitan a empezar de nuevo.  Muchas veces son los “amigos” que le dicen que “uno no hace daño a nadie“, “uno no es ninguno” o de pronto ve usted publicidad que antes aparentemente no había visto; en fin, se buscan (y encuentran) miles de pretextos para justificarse a fumarsólo uno” y volver a empezar, como el alcohólico con la primera copa.

La solución está en no dejarse vencer por la tentación, recordando el daño que causa la adicción al tabaco y lo difícil que es librarse de ella.  Lo mejor es bajar poco a poco la ingestión de los estimulantes que les proporciona el tabaco, y también, para continuar en el buen camino  son de máxima utilidad las esferas chinas, el Megabrain, CDs de relajación  y para dejar malos hábitos, etc.

Aprenda a meditar o  a relajarse con sólo respirar  profundamente.  Piense en un lugar tranquilizante y placentero e imagínese  allí. Olvídese de todo por un momento. Concéntrese únicamente en esa imagen pacífica, encienda incienso o una vela aromática.

Dígase  “no” en voz alta o “soy lo suficientemente fuerte  para dejarme vencer por el cigarro”, ” soy un ex fumador” o “No me desilusionaré a mi mismo ni a mis familiares y amigos”.

AYUDAS PARA DEJAR DE FUMAR

Para lograr dejar de fumar se necesita un firme propósito, una gran voluntad … y ayuda.  Hay para elegir:

  • Instrumentos tradicionales con siglos de antigüedad (como las esferas chinas),
  • Aparatos ultramodernos (como los Megabrain y los programas on line),
  • Sustitutos (como los chicles, parches, tabletas)
  • Terapias y grupos de apoyo que auxilian al fumador.

Como ya dijimos hay infinidad de recursos y ayudas para quien quiere dejar de fumar pero, en última instancia, quien decide cual es la mejor para obtener el resultado deseado, eres tú mismo, de modo que:

 ¡Decídete,  buena suerte y larga vida saludable!

 

ayudas para dejar de fumar

nombre

descripcion

cómo ayuda

a) Megabrain o Innerquest Aparato electrónico con lentes y audífonos, para enviar señales luminosas y sonoras al cerebro, poniéndolo en completa relajación En la frecuencia adecuada de relajación, es más fácil aprender, eliminar el estrés, dejar de fumar, etc.
b) Esferas chinas Esferas metálicas, de marfil o pasta, las metálicas con magnetos son las mejores Al  girarlas en las manos, estimulan los puntos energéticos que ayudan a relajarse y a necesitar menos el fumar.
Programas on line Hay de todo tipo Si, y sólo si, usted le hace caso a las sugerencias de los programas, disminuirá paulatinamente su consumo de cigarros.
chicles y parches de nicotina Los chicles se mascan, cuando usted necesita nicotina. Los parches se aplican en la piel cada cierto tiempo, disminuyendo la cantidad de nicotina cada vez. Proporcionan una determinada cantidad de nicotina (consulte a su  médico para la dosis), eliminando así el síndrome de abstinencia al dejar de fumar.

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación, regresiones a vidas pasadas, con temas como psicología, PES, sueños, tantra, kundalini, iniciaciones, brujería, esoterismo, arqueología, etc.

Puedes adquirirla en

tu-y-yo-siempre-novela-romantica
tu-y-yo-siempre-novela-romantica

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com  (en construcción)

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/         puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo modifiques  ni quites  el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.


ENÉSIMA UTOPÍA (CUENTO)


Nave espacial Columbia despegando
"abordé una nave transparente, parecida a nuestros cohetes espaciales"


ENÉSIMA UTOPÍA

Ya ha pasado mucho tiempo (aunque creo que mi percepción de eso que llaman tiempo ha cambiado), desde que llegué; tanto, que ya me acostumbré a este estilo de vida; es cómodo, es agradable, es… diferente.

La mayoría de las cosas que no soportaba de mi país (o continente, o planeta, o sistema solar, o galaxia, o tal vez estoy en otro universo u otra dimensión) aquí no existen; por  ejemplo: aquí no hay “sufridas y abnegadas madrecitas”, no hay “machos muy machos”, ni mujeres frustradas, ni drogadictos, ni alcohólicos, ni muy ricos, ni muy pobres, ni explotadores ni explotados; no hay miseria, ni tampoco “clase media” mediatizada y enajenada.  Es más: no hay clases sociales.

La gente, al principio, trabaja en todo, pero después de un tiempo decide dónde es más feliz y, por lo tanto, más productiva (hay capacitación y educación universitaria, todo gratuito).  Por curioso que parezca (a mí me lo parece), a pesar de que no existen monopolios, ni trasnacionales, vaya, ni siquiera IP., la eficiencia y la productividad están al máximo y todos tenemos todo, aunque no lo mismo (salvo los derechos y las libertades que, aquí sí, son iguales para todos).

Todavía no sé dónde estoy; sólo recuerdo que un día, mientras efectuaba una investigación documental, sentí la imperiosa necesidad de acudir a un sitio a una hora determinada y que ahí, junto con un hindú, una cubana, un finlandés, una etíope, un aborigen australiano, una rusa y un italiano del sur, abordé una nave transparente, parecida a nuestros cohetes espaciales, pero que puede despegar como helicóptero y cuyo combustible es sal magnetizada.

Después, navegamos por el espacio exterior por sabe Dios cuando tiempo, posiblemente a la velocidad de la luz, o más rápido, y llegamos aquí.

Cuando arribamos, nuestra nave espacial, como si fuera un émbolo, entró a un túnel cilíndrico y cuando las puertas de nuestra nave y las del túnel se abrieron en perfecta sincronía, pudimos entrar a un pasillo cuyos mullidos pisos eran de luminosos colores cambiantes, vimos y olimos (además de oírla, claro) una música al mismo tiempo relajante y estimulante; vimos, olimos y escuchamos las exuberantes y frondosas plantas sembradas a lo largo del pasillo, cuyas hojas y flores emitían una cierta luz translúcida, que nunca habíamos visto en otra parte.

Sabíamos que estábamos bajo techo, pero la sensación era como si estuviéramos en campo abierto, bajo los rosados (sí, porque era una luz rosa y no dorada) rayos del ¿Sol?

Llegamos a la recepción, una especie de laboratorio de la NASA, donde entramos a unas cabinas individuales en cuyo interior una luz azul nos recorrió de cabeza a pies y en dos segundos nuestra “ID”  con todos nuestros antecedentes personales, estaba lista (el FBI,  la CIA, la KGB, la Gestapo y la SS, nos parecieron párvulos cuando vimos todos nuestros datos en las pequeñas micas que salieron de las computadoras).

Al salir de las identificadoras, nos estaban esperando varios entrevistadores, uno para cada quién, y ellos nos informaron que somos algo así como “elegidos” y que fuimos seleccionados entre nuestros congéneres porque tenemos ideas muy singulares, pero muy firmes, acerca de la sociedad, la cultura, la educación, la política, la sexualidad, la salud, el dinero, etc., etc., etc.: es decir, que allá éramos descontentos, rebeldes (algunos hasta sediciosos y revolucionarios) y aquí somos los escogidos.

Aquí nadie habla (porque no los hay) de miseria; subdesarrollo; tercer mundo; hambre; analfabetismo; desigualdad social, sexual, racial o religiosa; trasnacionales; deudas externas; devaluación; contaminación del ambiente, de los alimentos o del agua; SIDA; drogadicción, narcotráfico, secuestros; ni ninguna otra de las plagas que existen (¿o existían?, ¿es que aún existe nuestro planeta?) allá; bueno ¡ni siquiera hay guerra!

Lo que más me gusta es que el amor, mejor dicho Amor, el verdadero, no el mito romántico-erótico que conocíamos, sino el Amor Universal, el Amor al semejante, que es mezcla de respeto, cariño, interés, afecto, devoción, estimación, ternura, comprensión y aceptación, entre otras cosas; ese Amor que abarca a la humanidad entera, ése es el que sentimos todos por todos; claro que hay atracción sexual y hay “matrimonio”, pero no como allá, “por contrato”, sino sólo cuando la frecuencia de onda es la misma en los dos; es decir, sólo con el “alma gemela” (parece que todos los que venimos aquí, lo hicimos con nuestra “mitad perfecta”, sólo que nos damos cuenta únicamente hasta que ambos estamos preparados).  Por supuesto que al unirse las dos mitades no hace falta ninguna clase de contrato, puesto que esa no es una simple unión, sino una reunión de dos que antes fueron uno.

Todas las tareas domésticas que allá efectúa el ama de casa (¿o debería decir “esclava de casa”?) aquí están socializadas: hay comedores públicos con comida natural, balanceada, sabrosa nutritiva y ¡gratis!; aquí no hay basura, porque los desperdicios orgánicos van a la composta y los demás se reciclan; las habitaciones se limpian con sólo apretar un botón que pone en marcha una “aspiradora” colocada dentro de las paredes a lo largo, alto y ancho y que deja tanto muebles como pisos impecables; la ropa para la lavandería se deja fuera de la habitación y al día siguiente ya está acomodada en su lugar (a todos nos toca una vez cada seis meses trabajar en la cocina, la lavandería, los jardines, los centros infantiles, etc., lo cual ni siquiera es molesto).

No se podría llamar “guardería” a los lugares donde se quedan los niños  mientras sus padres trabajan, porque ahí no se “guarda” a los pequeños, sino que se les mima, cuida, atiende, socializa y, lo más importante, no se les condiciona a que <<los niños tienen que hacer esto y las niñas no pueden y viceversa>>; no, ahí tanto los niños como las niñas hacen lo que les nace hacer.  Podemos ver niñas subidas en los árboles y niños jugando a las muñecas, tanto como niños en los árboles y  niñas con muñecas.

Mis compañeros de viaje y yo, aún siendo de países (y continentes) tan diferentes y tener distintas culturas y lenguaje, nos entendemos perfectamente entre nosotros y con los demás; no me explico cómo, pero así es: yo hablo en mi idioma y ellos en el suyo y todos comprendemos lo que los otros dicen.  Siempre que nos encontramos en el comedor nos platicamos nuestras nuevas experiencias.

El finlandés, que es pedagogo, está en uno de los centros infantiles; el hindú, que es maestro yogui, da clases de meditación a niños y adultos; la cubana, que era coronela en la milicia, enseña educación física y artes marciales (como ejercicio físico y elevación espiritual, no para ofensa o defensa); la rusa, que es física nuclear, está en investigaciones médicas; la etíope, que se doctoró en economía en Inglaterra, está en la Comisión Económica del …¿país?, ¿nación?, ¿Estado?, ¿gobierno?… aún no sé cómo llamar a este conglomerado tan perfectamente organizado; pero ella está entre los que estudian las cuestiones económicas (como la eliminación del dinero), para que después todos, por votación decidamos lo mejor para la mayoría.

Los descontentos (aún no he conocido ninguno) tienen derecho a manifestarse durante las sesiones de votación de nuevas reglas y leyes, una vez al mes, pero nadie lo ha hecho desde que llegamos.

Continuando el recuento, el australiano – es ecólogo – enseña en la Universidad cómo viven los aborígenes australianos, enfocándose en las ventajas de vivir de acuerdo a la naturaleza; también enseña medicina natural, básicamente herbolaria, que es la que ellos utilizan.  El italiano (un moreno del sur, atractivísimo), es sexólogo y da clases de educación sexual a niños, adolescentes y adultos.

Finalmente yo, que soy mexicana y antropóloga (especializada en la situación de la mujer en las diversas épocas y culturas), tengo encomendado un estudio comparativo de las diferencias entre la condición de la mujer allá, de donde venimos, y aquí.

Nunca me había entusiasmado tanto con una investigación, ¡son tantas y tan importantes las diferencias!

Aquí no hay matrimonio en el cual la mujer pierda sus  derechos, ni amas de casa, ni roles sexuales, ni discriminación sexual, ni división sexual del trabajo, ni violaciones, ni embarazos no deseados, ni abortos, ni nada de lo que subyuga allá a la mujer.

El problema que tengo, es que para poder comparar, tendría que…

-¡Silvia!, ¡despierta!, tienes que terminar tu trabajo sobre la discriminación de la mujer en el Tercer Mundo…

(c) Silvia Eugenia Ruiz Bachiller