Archivo de la etiqueta: Cometa ISON

Cometa ISON: ¿Qué sucederá?

Cometa ISON: ¿Qué sucederá?

Cometa ISON foto 15 de noviembre 2013 Mike Hankey
Cometa ISON foto 15 de noviembre 2013 Mike Hankey

Actualizado el 16 de noviembre de 2013: El cometa ISON se encuentra ahora dentro de la órbita de la Tierra y se precipita de cabeza hacia el Sol para culminar en un encuentro ardiente el 28 de noviembre. El cometa está montando un buen espectáculo para los observadores de todo el sistema solar, en especial después de una explosión que tuvo lugar el 13/14 de noviembre, la cual aumentó el brillo del cometa 10 veces más. Las naves de la NASA y los astrónomos aficionados están tomando fotografías nítidas de la fina atmósfera verde del cometa y de la cola repentinamente descontrolada.

El cometa ISON fotografiado el 15 de noviembre por el astrónomo aficionado Mike Hankey, de Auberry, California. La brillante cabeza y la descontrolada cola del cometa son la consecuencia de una explosión que tuvo lugar el 13/14 de noviembre, la cual incrementó significativamente el nivel de actividad del cometa.

Debido a que el cometa ISON nunca antes había pasado por el sistema solar interior (nos visita por primera vez desde la lejana nube de Oort), los expertos no están seguros de lo que sucederá después. ¿Podrá el cometa sobrevivir a su acercamiento al Sol el Día de Acción de Gracias? ¿Aparecerá como un objeto brillante visible a simple vista?

El astrónomo del Observatorio Lowell, Matthew Knight, quien es miembro de la Campaña de Observación del Cometa ISON, de la NASA, presenta algunas de las posibilidades.

“He agrupado los resultados posibles en tres escenarios, que se analizan en orden cronológico”, dice Knight. “Es importante tener en cuenta que no importa lo que pase, ahora que el cometa ISON ha ingresado a la órbita de la Tierra, cualquiera de estos o todos estos escenarios son científicamente emocionantes. Vamos a aprender mucho, sin importar lo que suceda”.

1 Desintegración espontánea antes del Día de Acción de Gracias

El primer escenario, que podría suceder en cualquier momento, es que el cometa ISON se desintegre espontáneamente. Una pequeña fracción (menos del 1 %) de los cometas se ha desintegrado, sin razón aparente. Ejemplos recientes incluyen al cometa LINEAR (C/1999 S4), en el año 2000, y al cometa Elenin (C/2010 X1), en el año 2011. El cometa ISON está llegando a la región del espacio, dentro de las ~0,8 UA (Unidades Astronómicas) del Sol, donde cometas de este tipo se han desintegrado.

El cometa ISON está siendo observado por una gran variedad de telescopios en la Tierra y más allá. Si efectivamente se desintegra, sería el caso de desintegración más observado en la historia y probablemente aporte una vasta cantidad de nueva información sobre cómo mueren los cometas.

2 Muerte por quemaduras de Sol cerca del Día de Acción de Gracias

Suponiendo que el cometa ISON sobreviva intacto las próximas semanas, se enfrenta a un reto aún más difícil: trasladarse alrededor del Sol. En su máximo acercamiento al Sol, la temperatura de equilibrio del cometa se acercará a los 5000 °F, lo que es suficientemente caliente como para causar que la mayor parte del polvo y de la roca que hay en la superficie de ISON se vaporicen.

Aunque pueda parecer increíble que algo sobreviva a este infierno, la velocidad a la que el cometa ISON probablemente pierda masa es relativamente pequeña en comparación con el tamaño real del núcleo del cometa. Para sobrevivir, ISON tiene que tener un ancho de 200 metros; las estimaciones actuales señalan que su medida está en un rango de 500 metros a 2 kilómetros. El hecho de que el cometa se está moviendo muy rápidamente ayuda, ya que no estará expuesto a temperaturas tan extremas durante mucho tiempo.

Lamentablemente para el cometa ISON, se enfrenta a un doble riesgo con su proximidad al Sol: incluso si sobrevive a la rápida vaporización de su exterior, se acerca tanto al Sol que la gravedad del mismo podría hacerlo pedazos.

Sin embargo, los cometas destruidos pueden ser también espectaculares. Otro cometa rasante del Sol, llamado Lovejoy, por ejemplo, pasó a 100.000 millas de la superficie del Sol en diciembre de 2011. Lovejoy se desintegró, formando así una larga cola de polvo que asombró a los observadores en la Tierra.

3 Supervivencia

El último caso es el más sencillo: el cometa ISON sobrevive a su paso rasante por el Sol y emerge con material nuclear suficiente para continuar como un cometa activo. Si el cometa ISON sobrevive intacto, lo más probable es que pierda suficiente polvo cerca del Sol como para producir una cola bonita. En el mejor de los casos realistas, la cola se extendería por decenas de grados e iluminaría el cielo de las primeras horas de la mañana como lo hizo el cometa McNaught (C/2006 P1), en el año 2007.

El mejor de los casos posibles sería que el cometa ISON se divida un poco; por ejemplo, en algunas piezas de gran tamaño. Esto arrojaría suficiente material extra como para que el cometa se vea muy brillante desde la Tierra y, al mismo tiempo, brindaría a los astrónomos piezas de un cometa para estudiar durante los próximos meses.

“Claramente espero con ansías que se produzca el escenario 3”, dice Knight.

“Pase lo que pase, vamos a estar contentos”, pronostica. “Mediante el uso del mayor despliegue de telescopios de la historia, los astrónomos tienen la oportunidad de estudiar un cometa único, que ha emprendido un viaje de 4500 millones de años de congelación profunda hacia un paso rasante por el horno solar”.

“Estén atentos”, dice, “porque este viaje recién comienza”.

Para obtener actualizaciones y más información sobre el cometa ISON a medida que se acerca al Sol, visite http://isoncampaign.org (en idioma inglés).

TOMADO DE:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/14nov_whatsnext/

¿LE SALIERON ALAS AL COMETA ISON?

Nuevas imágenes del cometa ISON y fotos que recuerdan cómo se le ha visto en los últimos días.

Por alguna razón no se puede insertar aquí, pero ve las fotos en:

http://www.youtube.com/watch?v=pMYd7byfx_4&feature=youtu.be

NASA Dos cometas sobrevolarán Mercurio

Source: http://messenger.jhuapl.edu/the_missio...
Source: http://messenger.jhuapl.edu/the_mission/artistimpression/orbitwithsun_br.html Image Credit: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Carnegie Institution of Washington Image produced by: Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Carnegie Institution of Washington Specific copyright info: Messenger-specific copyright info http://messenger.jhuapl.edu/the_mission/image_use.html (Photo credit: Wikipedia)

Dos cometas sobrevolarán Mercurio

15 de noviembre de 2013: ¡Qué casualidad! El 18 y 19 de noviembre, no uno sino dos cometas sobrevolarán el planeta Mercurio.

“Esta es una coincidencia única”, dice Ron Vervack, un astrónomo del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins (Johns Hopkins University Applied Physics Lab, en idioma inglés) y miembro del equipo científico de la nave espacial MESSENGER (MErcury Surface, Space ENvironment, GEochemistry and Ranging, en idioma inglés o Superficie, Ambiente espacial, Geoquímica y Cálculo de la Distancia de Mercurio, en idioma español), de la NASA, “y una oportunidad de oro para estudiar a dos cometas que pasan cerca del Sol”.

El 18 de noviembre, el cometa Encke pasará dentro de las 0,025 UA de Mercurio, seguido un día después por el cometa ISON, a 0,24 UA (1 UA, o Unidad Astronómica, es la distancia que hay entre el Sol y la Tierra, 150 millones de kilómetros). La nave espacial MESSENGER, que está orbitando Mercurio, apuntará sus sensores en la dirección en que pasen los cometas con el fin de investigarlos de cerca.

splash

Un nuevo video de ScienceCast adelanta cómo se vería este raro encuentro doble entre Mercurio y dos cometas, el 18 y 19 de noviembre, aproximadamente a las 5:30 de la mañana, hora oficial del Este. Reproducir el video

El doble sobrevuelo es emocionante, afirma Vervack, pero “hace que todo se torne algo loco. Tenemos que apurarnos para terminar nuestras observaciones del cometa Encke, y luego debemos volver a hacer todo eso en relación con el cometa ISON. Todo sucede más o menos al mismo tiempo”.

La nave MESSENGER fue diseñada con el fin de estudiar a Mercurio, no a los cometas, “pero es una nave muy especial que posee muchas cualidades, con un paquete de instrumentos versátiles”, agregó. “Esperamos obtener información importante”. Los espectrómetros ubicados a bordo analizarán la composición química de los dos cometas mientras que las cámaras de la nave MESSENGER tomarán fotografías de atmósferas, chorros y colas.

Auroras Underfoot (signup)

El cometa ISON ya es favorito en los medios. Algunos astrónomos lo han estado siguiendo desde septiembre del año 2012, cuando fue descubierto en una trayectoria que lo llevaría peligrosamente cerca del Sol. El 28 de noviembre de 2013, que es el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, el cometa ISON pasará a través de la atmósfera del Sol, a algo más que un millón de kilómetros por encima de su feroz superficie. Si el cometa cubierto de hielo sobrevive, podría emerger como un hermoso objeto que deleite a quienes observen a simple vista en el hemisferio norte. El avistamiento del cometa ISON a medida que se adentra en la atmósfera del Sol, por parte de la nave MESSENGER, podría proporcionar datos que los astrónomos necesitan para predecir el destino del cometa.

Por su parte, el cometa Encke es menos conocido, pero no menos interesante. Por un lado, es la fuente de la lluvia de meteoros Táuridas, que despliega un lento espectáculo de bolas de fuego en la medianoche, todos los años, desde comienzos hasta mediados de noviembre. El cometa Encke se sumerge en la órbita de Mercurio cada 3,3 años, de modo que está regularmente expuesto a la actividad solar. En el año 2007, la nave especial STEREO, de la NASA, observó cuando una tormenta solar arrancaba la cola de Encke (la que volvió a crecer rápidamente): Reproducir película (insert link)

“Detectaremos al cometa Encke apenas algunos días antes de su máximo acercamiento al Sol (0,3 UA)”, dice Vervack, “así que lo veremos cuando esté más activo”.

splash

Las primeras imágenes de los cometas que se acercan, tomadas por la nave especial MESSENGER (conteos instrumentales). Imagen ampliadaDetalles

Irónicamente, el hecho de que la nave MESSENGER está diseñada para estudiar un planeta rocoso demostró ser ventajoso para observar cometas cubiertos de hielo. El espectrómetro de rayos X de la nave MESSENGER, en particular, pudo detectar signos de “polvo cometario”.

“Esperamos obtener las primeras detecciones definitivas de emisiones de rayos X de silicio, magnesio y aluminio”, explica el científico. “Si pensamos en un cometa como una bola de nieve en polvo, estos son elementos que componen el polvo. Cerca del Sol es donde esperamos que ese polvo se vaporice”.

En total, Vervack espera que la nave MESSENGER reúna 15 horas de datos sobre el cometa Encke y otras 25 horas de datos sobre el cometa ISON. Con esa clase de tiempo de observación, hay muchas posibilidades de realizar descubrimientos.

Vervack afirma que las primeras imágenes serán recibidas y dadas a conocer a los pocos días de ocurridos los sobrevuelos. “No hay garantías”, advierte, “pero no veo la hora de ver las fotografías”.

Tomado de:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/15nov_twocomets/

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

Más información

MESSENGER – página principal

El Sol arranca la cola de un cometa — Ciencia@NASA

Las primeras imágenes de los cometas ISON y Encke tomadas por la nave espacial MESSENGER

Cometa ISON: ¿Qué sucederá? — Ciencia@NASA

¿El cometa del siglo?

¿El cometa del siglo?

Tomado de:

http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/18jan_cometison/

(Querido lector, te recomiendo que primero leas el artículo en español y después veas el video, pues dice lo mismo en inglés, sin subtítulos –Silvia Eugenia Ruiz Bachiller ).

“22 de enero de 2013: Cerca de la órbita de Júpiter, una tenue mota de luz se mueve a través de la oscuridad del espacio. A primera vista, parece poca cosa, pues no es más brillante que las miles de estrellas distantes que salpican el aterciopelado cielo que hay detrás. De hecho, se necesita un telescopio grande para percatarse de que es un cometa.

¡Pero en qué cometa podría convertirse!

Más tarde, en el transcurso del año, el “Cometa ISON” podría transformarse en un llamativo objeto visible a simple vista, incluso a plena luz del día.

El “Cometa ISON” es un cometa rasante del Sol”, explica Karl Battams, del Laboratorio Naval de Investigaciones (Naval Research Lab, en idioma inglés). “La órbita del cometa lo llevará muy cerca del Sol, lo cual, sabemos, puede ser algo espectacular”.

Este nuevo video de ScienceCast explora lo que podría sucederle al Cometa ISON a medida que se acerque al Sol, en noviembre de 2013. Las posibilidades de nombres que se pueden utilizar para hacer referencia al cometa van desde “Cometa del Siglo” hasta “fracaso en desintegración”. [Reproducir el video]

El cometa fue descubierto en septiembre de 2012 por los astrónomos rusos Vitali Nevski y Artyom Novichonok. Lleva el nombre (en idioma inglés) del programa de sondeo del cielo nocturno en el cual trabajan, la Red Óptica Científica Internacional (International Scientific Optical Network o ISON, por su acrónimo en idioma inglés).

A medida que transcurre el año 2013, el cometa se encuentra aún muy lejos (cerca de la órbita de Júpiter). Por eso se ve como una mota. “Pero es, de hecho, muy brillante para ser un objeto que se encuentra a tan extrema distancia”, dice Battams. El resplandor del cometa sugiere que se encuentra expulsando gas y polvo desde un núcleo bastante grande; “en el rango de 1 a 10 kilómetros”, estima Matthews Knight, del Observatorio Lowell.

El 28 de noviembre de 2013, esta “bola de nieve sucia” volará a través de la atmósfera del Sol, pasando así a un poco más de un millón de kilómetros de la superficie estelar. Si el cometa sobrevive (y el “SI” debe ser de gran tamaño), podría emerger brillando tan intensamente como la Luna, y podría ser visible cerca del Sol, a plena luz del día, por poco tiempo. La cola polvorosa del cometa, extendiéndose en el cielo nocturno, podría convertirse en una sensación mundial.

Algunos periodistas han comenzado a llamar a ISON el “Cometa del Siglo”, aunque Don Yeomans, del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra (Near–Earth Object Program, en idioma inglés), de la NASA, cree que es aún demasiado pronto para llamarlo de esa manera.

“Tengo la edad suficiente como para recordar el último ‘Cometa del Siglo'”, dice. En el año 1973, un cometa distante, llamado Kohoutek, prometía brindar un gran espectáculo, justo como lo hace ahora ISON. Pero lo que realmente apareció fue tan decepcionante que Johnny Carson hizo chistes sobre el tema en The Tonight Show. “Se apagó progresivamente”, dice Yeomans. “Los cometas son notablemente impredecibles”.

“El Cometa ISON tiene el potencial para estar a la altura de las expectativas, pero también podría no llegar a nada”, concuerda Battams.

Uno de los peligros es el Sol. Se sabe que las fuerzas de marea y la radiación solar pueden destruir cometas. Un ejemplo reciente es el del cometa Elenin, el cual se hizo pedazos y desapareció en el año 2011, mientras se acercaba al Sol. Sin embargo, Elenin era un cometa mucho más pequeño.

Quizás una comparación más apropiada es el cometa Lovejoy, el cual voló a través de la atmósfera del Sol en 2011. Lovejoy emergió intacto e impresionó a los observadores del cielo durante semanas con su llamativa cola.

“El cometa ISON es probablemente al menos dos veces más grande que el cometa Lovejoy y pasará un poco más lejos de la superficie del Sol”, menciona Knight. “Esto parece ser favorable para que el cometa ISON sobreviva y nos brinde un buen espectáculo”.

Una de las posibilidades más emocionantes es que se produzca una ruptura parcial. “Si el cometa ISON se parte, podría observarse como una ‘hilera de perlas’ cuando se lo mire a través de un telescopio”, especula Battams. “Podría incluso parecerse al famoso cometa Shoemaker–Levy 9, el cual impactó contra Júpiter, en 1994”.

Si se rompiera, no representaría ninguna amenaza para la Tierra, asegura Yeomans. “El cometa ISON no está en una trayectoria de colisión. Si se desintegra, los fragmentos seguirían estando en la misma trayectoria segura que el cometa original”.

Pase lo que pase, los observadores del cielo del hemisferio norte podrán disfrutar de un buen espectáculo. El cometa ISON tendrá una posición favorable para los espectadores de este hemisferio durante los meses posteriores a su giro alrededor del Sol. Pasará casi directamente sobre el Polo Norte, por lo que será un objeto circumpolar, visible durante toda la noche.

¿Fracasará el cometa ISON… o será un gran espectáculo? Manténgase conectado con Ciencia@NASA para enterarse sobre futuros anuncios”.