Archivo de la etiqueta: Ámame Déjate amar

ÁMAME / DÉJATE AMAR

ÁMAME / DÉJATE AMAR

.

 

-En un claro del bosque,

a la luz de la luna

quiero saborear tu boca,

aquí, donde vinimos, porque ya nos toca.

.

 

-En un aquelarre de magos blancos

pídeme que nos volvamos a casar

y ahí, con buenas energías

estamos listos para amar.

.

 

-Cubiertos sólo con nubes,

envolverte en ellas,

rodar por los aires,

amarte hasta volverte loca,

.

 

-En el desierto, donde estás,

quiero que me quemes con tu arena,

que me ames hasta no poder más,

como Simún que me toma y me eleva,

quítame la respiración, quémame con tu calor

y al final de todo, en la calma serena,

espejismos en tus ojos déjame observar.

.

 

-Voy a amarte en el mar,

arenas blancas en tu cuerpo tocar,

meterte al agua plena de mar,

mojados, resbalando nuestros cuerpos

estando en ti no dejarte escapar

y por la noche colgados de la Luna llena

dártelo todo, hasta explotar.

.

 

-Llévame al bosque, entre la penumbra

enséñame a amar,

pájaros exóticos contemplar,

mientras me llenas de amor,

ése amor que sólo tú sabes dar,

y así, entre lo umbrío enlazarnos, explorar.

.

 

– Vamos a la Luna, que ahí te quiero llevar,

en gravedad cero poderte amar,

envolverte en polvo lunar,

donde no hay aire, aspirarte e inhalar,

porque tú eres el único aire que puedo respirar.

.

 

-Vamos a las estrellas visitar,

toma mi mano y llévame a pasear

viendo estrellas naciendo,

de hoyos negros escapar.

.

 

-Voy a mojarte en la lluvia,

ver sus gotas por todo tu cuerpo bajar,

y mientras resbalan, saborearlas

al tu piel mojada besar.

.

 

-Llenémonos de magia, nubes, Luna,

Sol del desierto, de playas blancas,

bosques umbríos, lluvias y profundo mar,

sólo ámame donde quiera que podamos estar.

.

 

-Únicamente quiero que te dejes amar,

porque, mi amor, eso es todo lo que te puedo dar.

*

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller y Garmín.

***

Ciudad de México e Intervidas, 28 de mayo, 2018, 8:45 pm. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. Todos los derechos reservados.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar