LOS QUE SE HAN IDO. ALMAS GEMELAS, ALMAS COMPAÑERAS

Almas compañeras no es lo mismo que nuestra verdadera alma gemela o flama divina.

A que vine

Hoy voy a cambiar un poco de tónica de mi escrito, pero aún hablando de almas gemelas y de quienes se nos han adelantado.

 .

A mis lectores de hace años les debo hace mucho una explicación.

 .

Aunque ya he escrito acerca de las almas gemelas y almas compañeras y los malos entendidos causados por malas traducciones, creo que no he sido específica y ahora es el momento de serlo.

.

Cuando en español decimos “almas gemelas” (traduciendo de “soul mates”) nos referimos muchas veces a eso: almas compañeras, ésas que nos encontramos en muchas vidas en relaciones cercanas; son muchas, importantes, pero no son nuestra mitad perfecta, a la que correctamente debemos llamar “flama gemela” (twin flame), pero se ha traducido como “flama divina”, está bien, porque esa alma es la otra mitad de tu chispa divina, es La Importante, la que en pocas vidas te encuentras, porque…

Ver la entrada original 961 palabras más

HAZME VIBRAR

Recuerdos de Danshaggy y yo, y de nuestros inicios como pareja

A que vine

Sigo con los tesoros del pasado, uno de los primeros poemas, que estaba inédito, que le escribí a Danshaggy:

.-

HAZME VIBRAR

Hazme el amor suavemente,

como sólo tú sabes hacerlo,

así, sensual, inocente y bueno.

.

Luego conviértelo en amor salvaje

y sudemos juntos, entregándonos,

volando al cielo pletóricos de placer,

uno en los brazos del otro.

.

Embriágame de gozo con tus caricias,

háblame al oído, estreméceme,

hazme vibrar con el sonido de tu voz.

.

Recorre mi cuerpo

con tus apasionadas manos,

con tus exaltados besos,

perdámonos en los sentimientos encontrados

y vibremos de locura, pasión y amor.

 .

Dibújame con tus manos

para que la esencia de mi cuerpo

quede para siempre

grabada en tu mente

 .

Bésame apasionadamente,

que en mis besos te llevas

una parte de mi alma

y otra parte de mi corazón.

*

Silvia

***

Ciudad de México, 6 de agosto, 2015…

Ver la entrada original 146 palabras más