¿De qué hablas cuando hablas?

Éste es uno de esos pocos posts con los que me identifico totalmente; como tengo la fortuna de tener un interlocutor muy semejante al que aquí se menciona como ideal, sé de lo que habla la autora, Verdaderamente es una suerte encontrar alguien que nos entienda y a quien entendamos de esta manera, que nos enseñe y aprenda de nosotr@s, con quien se pueda hablar de cualquier tema que nos interese.

Son divertidas las conversaciones banales y simples, en donde cruzas risas, te pones al día y te relajas sin compromiso.
Pero si hay algo que me eriza la piel y el intelecto son aquellas en donde podemos mirarnos y hablar de la muerte, de la vida en otros planetas, de las mentiras que hemos dicho, de lo que no sabemos (porque no sabemos nada), de lo que has descubierto, de lo que he callado, de la vida en Júpiter o en Plutón, del sexo en todas sus formas y colores, de mi niñez y tu adolescencia, de mis defectos y los tuyos, del significado de las coincidencias, de la magia, de los proyectos personales, de lo que has tenido que perder para ser feliz, de lo que yo encuentro cuando te miro, de lo que extrañas cuando apoyas tu cabeza en la almohada, de lo que yo no extraño jamás.

Ver la entrada original 62 palabras más