CAPÍTULO II SCORPIO, EL TAROT Y SUS PREDICCIONES

 Viene de:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2017/03/11/capitulo-1-el-seguro/

En las tres etapas en las que trabaje como secretaria eventual en Man Power, cuando me enviaban a una nueva empresa, siempre me preguntaba si conocería a alguien importante en mi vida futura.

Al entrar a Pol (nueva empresa multinacional con un ambiente laboral muy diferente al usual de las grandes compañías), como de costumbre, no fui muy bien aceptada por las otras secretarias, en esta vez era por lo opuesto, ya que ellas eran de más “alto nivel”, pues eran empleadas de planta y yo sólo era “eventual”; sin embargo, en mi primer día me invitaron a que las acompañara a comer, cosa que agradecí, porque no había muchas opciones, resultó que todos los días iban al Vip’s y ahí tuve que ir con ellas.

En la plática, salió un tal Scorpio y todas ellas se deshacían en alabanzas a su precisión, tanto hablaban de él, que tuve que preguntar y resultó que era un lector de tarot muy acertado, al que veían con frecuencia y el viernes anterior habían ido a consultarlo.

-Es que no creerías lo acertado que es.

-Seguramente no lo creería, porque soy escéptica.

-Mira, mi hermana también lo era, hasta que lo consultó. De veras, es increíble.

-¿Literalmente? – me di cuenta de que no iba a ganar amistades si seguía yo en ese plan, así, que bajé un poco mi tono – Bueno, díganme en qué ha acertado, al menos tener esa referencia.

-Mira a Mary le dijo que se iba a casar en 3 meses, cuando ni siquiera habían hablado de eso con su novio y luego sí, por razones que no vienen al caso, hicieron planes de casarse a los 3 meses de la consulta; luego en la siguiente vez que fuimos, cuando ya todo estaba listo para la boda, le dijo que se iban a arrepentir y tal cual, se pelearon y cancelaron la boda, nuevamente fue a verlo y le dijo que sí se iba a casar ¡y se casó!

.Y así muchas otras cosas, viajes, cambios en el trabajo, ¡todo!

-Hummm, pues tendría que verlo para creerlo.

-Escéptica tenemos – Era Marta la que hablaba, a leguas se veía que yo no le era simpática.

-Digamos que sí, pero con mente abierta, si veo pruebas fehacientes, lo creo.

-Pues no tenemos por qué probarte nada – de nuevo Marta, con tono despectivo.

Mary, la del matrimonio indeciso, me defendió – Pues a mí sí me gustaría que lo comprobaras, la próxima vez que vayamos, te invito para que veas que sí te adivina todo.

-Me parece muy bien –contesté tratando de hacer las paces, luego ellas siguieron comentando lo último que les había dicho Scorpio. Elucubrando “cuándo” iba a pasar, no si iba a pasar, lo que escuche me pareció muy incoherente dadas las condiciones del momento que yo sabía de ellas, pero como en realidad las acababa de conocer, no tenía yo la información suficiente como para juzgar.

Pasó el tiempo y yo seguía trabajando en la misma empresa, se llegó el día en que iban a consultar a Scorpio y me invitaron.

Desde que me vio entrar a la habitación en que consultaba en privado a cada quien, me dijo.

-Has sufrido mucho, tu mamá murió cuando eras pequeña, tuviste una adolescencia muy difícil, con tu madrastra, pero cambiaste tu destino ¿cierto?

Me dejó pasmada, puesto que ninguna de las otras secretarias me conocía, ni había yo hecho amistad como para contarles esas cosas de mi vida. Todo eso lo adivinó y siguió por el mismo camino, me dijo otras cosas que sólo yo sabía. Ya roto el hielo del escepticismo, empezó a decirme el futuro.

-Un jefe de la compañía te va a ayudar en buen plan, sólo por ayudarte, es un hombre de pelo cano, va a darte el trabajo de planta.

El escepticismo volvió a mí. Puesto que el único canoso de la empresa era el Director General y a él era obvio que no le era yo simpática, siempre que podía me excluía, era casi tirria la que me tenía.

-Jajaja, eso sí que no te lo creo.

-Como gustes, pero cuando ocurra, vienes y me lo cuentas ¿ok?

Y ¡pasó! El Director de la planta se apellidaba Whitehead (cabeza blanca = canoso) y por angas o mangas, de rebote, me consiguió el contrato como empleada, con contrato firmado por tiempo indefinido, sólo por considerarme buena empleada y para el puesto de su secretaria, sin más nada. Así que Scorpio tuvo razón.

Por supuesto fui a ver a Scorpio y a decirle que me retractaba y sí había pasado lo que él había dicho, sólo se rió y me dijo otras cosas igualmente extrañas, que se cumplieron.

Me hice tan adicta a sus lecturas que le organizaba sesiones en mi casa, con mis amistades de otras partes, por supuesto, también era yo su consentida.

Años después, en una sesión se puso muy serio y me dijo.

-Entre 5 y 8 años adelante, vas a quedarte viuda.

-Ya estaba yo casada y me afectó lo que me dijo, porque ya sabía que lo que decía, pasaba, aunque a veces yo podía hacerlo más leve o cambiarlo, como cuando me dijo que iba yo a tener un accidente de auto, no grave y estuve días pensando en que eso no me iba a pasar, y le sucedió a las dos chicas que me daban “aventón” cuando salíamos al mismo tiempo; a veces me iba con una a veces con la otra, y tuvieron un accidente automovilístico en días en que casi me iba a ir con una de ellas, pero por una llamada o algo fortuito, me fui con la otra, el caso es que ambas tuvieron percances, pero cuando yo no iba con ellas. Salvándome por “casualidad”, más bien “causalidad”, porque yo ya lo sabía y así lo había querido y pedido.

Dos años más tarde Scorpio volvió al tema de mi viudez.

-Vas a quedarte viuda entre 3 y 6 años en el futuro, va a estar muy feo, él alcoholizado, en carretera…ahí va a quedar, instantáneo.

Esas predicciones me dejaban muy mal por mucho tiempo y lo único que podía hacer era pensar que no iba a ocurrir así.

Una tercera vez me volvió a decir lo mismo.

-Entre 1 y 3 años…

Para ese entonces vivíamos en la Ciudad de México y él trabajaba en la misma, no salía a carretera y eso me tranquilizaba; no sabía si cuando ocurriera lo vaticinado por Scorpio yo iba a ir con él y lo más importante, si iba a ir mi hijo, pero Scorpio no me daba más datos.

Ocurrió el terremoto del 19 de septiembre de 1985 en la Ciudad de México y después de eso, nos mudamos a otra ciudad cercana.

Gerardo a veces viajaba a la Ciudad de México por razones de trabajo y regresaba tarde en la noche, bebido y manejando él. A mí me ponía mal que lo hiciera, pero él no aceptaba quedarse allá y regresar hasta el día siguiente. Yo seguía orando para que no le sucediera nada.

-Por favor, no bebas o no manejes en carretera.

-No pasa nada.

A veces estaba tentada a decirle lo que había predicho Scorpio, pero como se reía de mí por creer en esas “mafufadas”, hubiera sido peor si se lo dijera, así que me quedaba yo sola con mi angustia, además de que ya había perdido contacto con Scorpio, que también se fue a vivir a otra parte.

En una ocasión, yendo los tres en carretera, de paseo, un camión que se nos adelantó, nos lanzó una piedrita que hizo un agujero en el parabrisas, Gerardo perdió el control, el auto hizo zigzag, hasta que pudo detenerlo.

Yo me puse histérica y me enfermé del estómago, cuando al regreso fui a ver a nuestro médico y le conté lo sucedido, Armando me dijo.

-No lo dudo, eres muy sensible, por una parte y por otra, tienes el miedo de que ocurra un accidente automovilístico en que tu marido fallezca

-¿Lo sabes?

-Tú me lo dijiste en una de las primeras consultas ¿no te acuerdas?

-No, la verdad, no lo recordaba.

Me dio los chochitos para aliviar mi mal estomacal y mi vida siguió su curso.

Pasaron 2 años, yo casi no recordaba lo que me había dicho Scorpio, salvo cuando Gerardo iba a México y ahora, en ocasión de pagar el seguro, que pude haber aumentado, pero me pareció que eso quizá hubiera llamado a la mala suerte, por eso no lo hice.

Volví a orar todos los días, rogando por que no le ocurriera nada a Gerardo en carretera, manejando tomado.

Y no le ocurrió…

No iba manejando,

quizá no estaba tomado, pero…

Continúa en

https://serunserdeluz.wordpress.com/2017/03/20/capitulo-iii-dado-de-alta/

 ***

Ciudad de México, Siglo XXI

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet y Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romanticatu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

Anuncios

20 pensamientos en “CAPÍTULO II SCORPIO, EL TAROT Y SUS PREDICCIONES”

  1. Bonjour ou Bonsoir SERUNSERDELUZ
    Si votre cœur est désemparé, une bonne nouvelle peut le ranimer
    Si vos yeux ont envie de pleurer, laissez-les allez sans retenue
    Les émotions ne se commandent pas
    Si vous riez et que la peine vous meurtrit
    Ne changez pas d’horizon
    La musique peut vous aider à garder la bonne humeur
    Si la passion n’est plus comme avant
    Lui l’amour est en vous et vos sentiments s’enflamment et feront plaisir aux autres


    Si vous n’êtes pas poète, ni écrivain , gardez une âme d’artiste
    Et faites valoir vos ressentis avec une pointe de fantaisie
    Si l’on ne vous découvre que des défauts c’est que vous n’avez pas changé

    Et que l’autre personne qui vous critique a surement autant de défauts que vous
    Si moi vous trouvez que je ne suis plus comme avant
    Je peux vous dire que je n’ai pas changé, je suis restée conforme à mes idées

    Mais je pense que le temps est compté et que les années s’effilent doucement

    Alors mieux vos encore en profiter

    Bisous bonne journée ou bonne soirée

    Votre ami BERNARD

    Le gusta a 1 persona

    1. Querido Bernard, sé que me escribes cosas bellas, pero entiendo muy poco francés, y los traductores a los que acudo son muy malos.
      Si me lees en español, te pido me escribas también en español, para poder entenderte.
      Gracias por tu comentario,
      Abrazos de luz

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s