Brindis por la Memoria (Editado)

copa-vino--478x270

Brindis por los que ya se fueron, sentido y hermoso poema de Danshaggy Alv  les recomiendo visitar su página para leer el poema y poner sus likes alla (y acá si gustan), ya que el poema es de él y nos recuerda en este fin de un año y principio de otro, que los que se fueron, aún están con nosotros.

danshaggy

Hoy, reunidos aquí; Levantemos las copas…!

Brindemos por los que en el tiempo hemos perdido…!

Por quienes en el tiempo,  se han vuelto ausentes…

Que este vino nuevo, servido en copas viejas,

nos lleve a la memoria de los que ya no están,

y que su memoria reviva en el tiempo; que infame,

nos borra sus rostros de nuestra mente…

pero sus actos y su corazón siempre presentes en el nuestro están…

Hoy, con las copas en alto y con ellos entre nosotros…

Saludemos a los viejos amigos… a los seres amados…

que sin estar presentes, entre nosotros están…

copa-vino--478x270Salud…!

Por quienes nos arropan en espíritu…

Salud!…

Por quienes nos esperan en el sueño eterno…

Salud…!

Por los hermanos y hermanas que nos congratulan en pensamiento.

Que este vino nuevo.

traiga los viejos recuerdos de los buenos tiempos…

Por ellos…

por nosotros…

Salud…

Ver la entrada original

MIL GRACIAS Y UN POEMA DE AMOR

GRACIAS AMIGOS, POR SUS ORACIONES.

Les pedí oraciones para la recuperación de Danshaggy Alv, muchas de mis amistades blogueras respondieron, con likes y con comentarios, y sobre todo, con oraciones.

Aquí les agradecemos a todos, aunque no hemos tenido oportunidad de hacerlo individualmente, ustedes entenderán la causa.

Él ya está muy mejorado (aunque sus oraciones aún son necesarias y les reiteramos las gracias), va evolucionando bien, tan bien, que de memoria me mandó un poema en latín, con su traducción, que quise compartir con ustedes, porque es hermoso.

Gracias de nuevo y aquí está el poema:

AYUDA, AMIGOS DE WORDPRESS, GRACIAS

Mis queridos amigos, estoy muy afligida, pues Daniel Álvarez Benítez, Danshaggy Alv como lo conocen algunos de ustedes, está en el hospital (en Mexicali, Baja California, México), con dos costillas fracturadas y neumonía, no sé aún qué tan grave, pero si su doctora me avisó, creo que bastante.

Les pido a todos los que creen en el poder de la oración, que oren por él, por su pronta y total recuperación. y si pueden compartirlo, la cadena de oración será mayor y más efectiva.

Se los agradezco infinitamente y les mando bendiciones y muchos abrazos de luz, como también se los envío a él, para su total y pronta recuperación.

Disculpen si me repito, no estoy muy calmada como para escribir.

Los quiero a todos y les agradezco su solidaridad y ayuda.

serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

 

¿QUÉ CLASE DE AMOR ES ÉSTE?

¿En las buenas y en las malas?

Eso no lo juramos, ni lo firmamos,

pero así debería de ser,

así es.

.

No quiero irme ahora,

no debo irme,

no puedo dejarte así.

¿Me necesitas?

¡aquí estoy!

 .

¿Qué clase de amante

es el que si el amado

necesita ayuda

da la media vuelta

y se va?

.

¿Qué no quieres lastimarme?

me hiere más que te alejes

a lamer tus heridas

solo,

para no hacerme daño

con tu presencia.

 .

energia

.

Tú enriqueciste mi vida,

le diste una nueva dimensión,

me llenaste de luz,

hiciste que mi corazón

rebosara de amor

por ti, por todos,

por el mundo entero,

eso, amor,

no se paga con nada.

.

Ese tesoro es único

fue tu regalo para mí

¿y cuando me necesitas

debo huir?

.

No puedo amor,

aquí me tienes,

aquí estoy.

.

***

Ciudad de México, 20 de diciembre de 2016.

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

 

Seguir a @serunserdeluz

 

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 

VEN A MÍ, GUERRERO

 Ven guerrero cansado y herido.

japanese_tattoo_design_by_tattoosuzette-d45uwqz

Ven a mis brazos,

recarga tu cansada cabeza

entre mis pechos.

.

Ven,

apoya tu frente

en mi corazón,

que sus latidos

te den la calma

que necesitas.

.

Recupera tus fuerzas

en mí,

recobra tu arrojo

entre mis brazos.

.

Tu temple es grande,

tu hombría avasalladora.

.

La determinación

de tu corazón

te dará la fortaleza

para volver a la lucha

y vencer obstáculos.

 .

Ven a mí

y vuelve a ser tú

valiente, intrépido,

gallardo.

 .

Recupera tu espíritu,

tu voluntad,

tu entereza.

 .

Ven a mí

antes de seguir tu lucha,

antes de regresar

a la batalla.

 .

Que mi amor

sea tu escudo

y tu arma.

.

Guerrero,

ven a mí.

samurai

 .

***

Ciudad de México, 21 de diciembre de 2016.

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romanticatu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

EL ÁRTICO DE EEUU Y DE CANADÁ CERRADO AL PETRÓLEO

Les comparto un comunicado que recibí de Greenpeace:

Hola Silvia Eugenia

Me da mucho gusto escribirte y contarte, lo que para mí, ha sido un gran regalo para estas fiestas. Gracias a todo tu apoyo y al de millones de personas en el mundo, una cosa maravillosa ha sucedido: Estados Unidos y Canadá se han comprometido a proteger sus áreas árticas de las perforaciones.

¡MUCHAS GRACIAS!

Esto es una gran muestra de todo lo que podemos lograr cuando decidimos unirnos. Juntos, hemos podido responsabilizar a los políticos por sus promesas en torno al cambio climático y hacer que actúen. ¡Gracias por ser parte de un movimiento mundial tan maravilloso!

Ya logramos que Estados y Canadá dieran el paso, Noruega, por otro lado, todavía planea expandir la perforación petrolera destructiva en las frágiles aguas del Ártico. Pero, estamos seguros que con tu ayuda, podremos detenerlos también.

 

Fuente: Greenpeace

Obama bloquea las perforaciones petroleras en el Ártico y el Atlántico

El presidente de EEUU, Barack Obama, y su esposa, Michelle, parten de vacaciones de Navidad el 16 de diciembre de 2016 desde la Base Aérea de Andrews, en Maryland

El presidente de EEUU, Barack Obama, y su esposa, Michelle, parten de vacaciones de Navidad el 16 de diciembre de 2016 desde la Base Aérea de Andrews, en Maryland (AFP | Nicholas Kamm)

La Casa Blanca bloqueó el martes nuevos contratos de perforación petrolera y gasífera en regiones del Ártico y el Atlántico, en una apuesta de alto riesgo para evitar la exploración futura y atar las manos de Donald Trump cuando asuma la presidencia el 20 de enero.

Trump ha exhibido una estridente postura favorable al petróleo, por lo que el gobierno saliente de Barack Obama parece haber puesto en marcha una acción defensiva.

Obama anunció que estaba delineando franjas del Ártico y el Atlántico que estarán “indefinidamente fuera de los límites para futuras subastas de petróleo y gas”.

El área de protección cubre una zona del Ártico aproximadamente del tamaño de España o Tailandia y 31 cañones marítimos en el Atlántico.

Un alto funcionario del gobierno de Obama dijo que había una “base legal sólida” para la medida y sugirió que Trump no podría revocar la decisión sin un acto del Congreso.

La acción, basada en una ley de los años 50, fue tomada en tándem con el gobierno canadiense e introduce un dolor de cabeza adicional si Trump pretendiera revocarla.

Obama dijo en una declaración que las medidas “protegerían un ecosistema sensible y único”.

También advirtió de que el riesgo de derrames de petróleo “son significativos” y la capacidad de “limpiar de un derrame en las duras condiciones de la región es limitada”.

– La sombra de Deepwater Horizon –

El segundo año de Obama en la Casa Blanca se vio marcado por el catastrófico derrame de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon, que vertió millones de barriles de crudo en el golfo de México.

El derrame no pudo detenerse durante 87 días, devastando la vida silvestre y las comunidades dependientes de la pesca en los estados de Luisiana, Misisipi, Florida y Alabama.

El American Petroleum Institute, un grupo de presión de la industria, advirtió de que la decisión de Obama de “bloquear la exploración ‘offshore’ debilitará nuestra seguridad nacional, destruirá empleos bien remunerados y podría hacer que la energía sea menos asequible para los consumidores”.

En tanto, el Sierra Club, un grupo de presión ambiental, saludó la medida de Obama como un paso hacia la “protección de nuestras playas, el clima y las economías costeras”.

Los ocho años de gobierno de Obama han dado como resultado un maremoto de nuevas leyes ambientales, con la protección de los ecosistemas marinos, la reducción de las emisiones de carbono y el aumento de la energía renovable.

Además, Obama se apresuró a ratificar el Acuerdo de París sobre el clima en un tiempo récord para asegurarse de que no pudiera ser archivado por la nueva administración.

Muchas leyes han sido acabadas, haciéndolas difíciles de revertir. Estados como California también han introducido su propia legislación favorable al clima.

Pero es probable que la agenda de Obama caiga bajo agresión sostenida del gobierno de Trump, quien designó al director de la gigante petrolera Exxon, Rex Tillerson, como su secretario de Estado, y a Scott Pruitt, un incrédulo del cambio climático, como director de la Agencia de Protección Ambiental.

Los funcionarios del gobierno saliente temen que Trump, aunque no pueda cambiar el Acuerdo de París, lo socave fatalmente.

Muchos de los compromisos de Estados Unidos para reducir las emisiones de carbono están en la Ley de Energía Limpia, que Obama dio a conocer en 2015 y que limita la polución carbónica que pueden emitir las plantas de energía.

Obama describió la legislación en ese momento como “el paso más importante que Estados Unidos ha hecho en la lucha contra el cambio climático global”.

Las medidas, sin embargo, han estado bajo un feroz desafío legal, incluyendo las acciones interpuestas por Pruitt como fiscal general de Oklahoma, un estado petrolero.

Fuentes allegadas al equipo de transición de Trump aseguraron que se están sopesando opciones como simplemente abandonar la defensa legal del gobierno de la legislación, o desechar planes para apelar una decisión del Tribunal Supremo que congeló partes del programa.

Trump una vez escribió que el calentamiento global era una conspiración china: “El concepto de calentamiento global” fue “creado por y para los chinos con el fin de hacer no competitivas a las industrias de EEUU”, escribió Trump en Twitter en 2012.

Fuente:

https://es-us.noticias.yahoo.com/obama-bloquea-perforaciones-petroleras-ártico-atlántico-125459629.html

RECUERDOS DE UNA TRÁGICA VIDA PASADA, UN TRISTE PRESENTE Y UNA FELIZ VIDA FUTURA

ESCRITOS  PREMONITORIOS

He notado que algunas cosas que escribo (cuentos y novelas) con el tiempo se hacen realidad. Ya sé, muchos escritores han usado ese recurso de estar escribiendo algo que al final se da como lo escribieron, bueno, pues a mi me pasa a veces en la vida real, por lo que voy a escribir lo que quiero que me pase y me pasará y así será (decreto).

EL AMOR DE MIS VIDAS

Te escribo a ti, amor:

 escribir-poema

Llegaste de pronto, despacito te fuiste metiendo en mi mente, cada noche, al hablar contigo me podía expresar, podía decir lo que pensaba; te leía o escuchaba hablar sobre lo mismo que yo, se fue creando la comunión de nuestro pensamiento, después… empezó la comunión de sentimientos, no sólo amaba tu mente, tu forma de pensar, tus grandes conocimientos; empecé a amar a la persona, al hombre, al ser que me llenaba de alegría cada noche al platicar, cada despedida con una canción hermosa, que me hacía ir a dormir con una sonrisa en los labios.

Y así empezó y así siguió, y también comenzaron los obstáculos desde el día siguiente al que nos dijimos que nos amábamos, y surgían nuevos constantemente, librábamos uno y llegaba otro, a veces venían juntos, pero seguimos y seguimos y continuamos por más de dos años, hasta que fueron tantos acumulados y muchos nuevos tan grandes, en el término de tan sólo dos semanas, que no pudimos con ellos y se cortó esa comunión, al menos en las apariencia; entonces dejamos de hablarnos, más no de amarnos, seguimos siendo uno, pero cortados a la mitad; de nuevo, otra vez a aguardar poder unirnos, pero anhelando que ya sin tantos obstáculos ni prohibiciones ni distancias, ni circunstancias adversas, ya enlazados para siempre.

En esta vida me tocó ser luz y a ti te tocó ser sombra, la peor parte, eso siempre me dolió, me dolió por ti, si tú sufres, yo también, por eso es que me hiciste sufrir tanto, porque te tocó pagar karmas y más karmas, creí que había venido a ayudarte a pagarlos y lidiar con ellos, pero no pude, fui débil, me sobrepasaron, aunque ya me había “entrenado” para soportar casi todas esas cosas que te pasaban a ti y a mí de rebote, no, no pude aguantar y menos cuando en tu desesperación te volviste, por un momento, contra mí, fue un momento crucial y todo se hizo añicos, para reiniciar necesitamos unir pieza por pieza y no sé si en esta vida sea posible.

Lo que sí sé es que algún día, en alguna vida, tendremos un amor sublime, grandioso, profundo, sin obstáculos ni dificultades, estoy convencida que tendremos ¡al fin! Una vida juntos y felices.

 <iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/bZyggVAK5JE?list=RDbZyggVAK5JE&#8221; frameborder=”0″ allowfullscreen>

***

AL FIN UN AMOR FELIZ

En el futuro, hablando en pasado.

Dalia (tú) y Salvador (yo) nacieron el mismo día, a la misma hora, en el mismo hospital, sólo que en esa vida tú eras niña yo era niño.

Sus madres estuvieron en las habitaciones 232, la de Dalia y en la 333 la de Salvador, ellas se conocieron mientras amamantaban a sus bebés en el solarium del hospital, ambas eran de familias acomodadas, sin problemas, de hecho, en ese mundo posterior, nadie tenía dificultades, no había hambre, ni guerras, ni enfermedades, todo ocurría en la mayor tranquilidad, de manera feliz.

La madre de Dalia se llamaba Esperanza, la de Salvador se llamaba Fran, ambas jóvenes y hermosas acababan de dar a luz a sus primogénitos y únicos vástagos (como en todas las familias) y se encontraban muy felices por su maternidad.

Salieron del hospital y siguieron la amistad, por el resto de sus vidas, y sus bebés crecieron juntos, eran alimentados al mismo tiempo, cuando ya pudieron comer algo más que leche materna, casi comían lo mismo, aunque tenían sus preferencias individuales, jugaban con los mismos juguetes, dormían al mismo tiempo.

Al empezar a caminar, iniciaron sus aventuras infantiles juntos, siempre de la mano explorando ese mundo ancho y propio. Empezaron a darse besos desde muy pequeñitos, a sus padres les hacía gracia la ternura con la que se besaban en la frente, las mejillas, las manos, los labios; también les daba risa cuando Dalia y Salvador querían tener en exclusiva algún juguete, cómo se peleaban y se enojaban, para acabar reconciliándose y jugando los dos con el juguete motivo de la riña, complementando uno, lo que el otro hacía.

maxresdefault

Cuando tenía apenas 11 años, Dalia fue la primera en darse cuenta de que su amor por Salvador había empezado a cambiar, al sentir que el corazón le saltaba al verlo llegar, cuando sentía maripositas en el estómago al verlo acercarse como siempre, sólo que ahora había algo eléctrico en esa cercanía, al principio no sabía qué le pasaba, pero pronto se dio cuenta: estaba enamorada.

No hizo nada, porque él seguía igual que siempre, tratándola como si fueran hermanos que se querían mucho y nada más, ella sí sufría un poco porque él no le correspondía y Salvador no se enteró de lo que ocurría hasta que ambos cumplieron los 14 años, cuando empezó a sentir cosas raras si ella se acercaba, cuando añoraba su presencia si ella no estaba, y sobre todo al percibir esa sensación de necesitar besarla en la boca, pero con otra clase de beso, diferente, no sabía explicarse por qué era distinto, pero lo deseaba, lo necesitaba y lo obtuvo.

Un día que estaban platicando como siempre, en el jardín de la casa de Dalia, sentados en la banca de piedra, Salvador la tomó por los hombros y le dio el beso más tierno y dulce, pero apasionado y erótico, sus labios se unieron, sus cuerpos se acercaron y sus brazos formaron un cerco de donde nunca más saldrían, a partir de entonces se sintieron más unidos que antes, más identificados al notar sus diferencias y correspondencias, al saber que eran complementarios.

Y se enamoraron profundamente, con su amistad de siempre como trasfondo, pudieron amarse totalmente, con pasión y con ternura, con entendimiento y comprensión, con un amor permitido y alentado por sus padres, amigos y toda la sociedad en general, al fin un amor sin trabas, que duró hasta que ambos murieron de viejos, con unas horas de diferencia.  Siempre se amaron, se desearon, se apasionaron, se apoyaron y se entregaron totalmente.

Y al irse al otro nivel, a intervidas pudieron seguir juntos, para ya no regresar a ser carne, terminaron felices su ciclo de reencarnaciones con este amor tan humano, que los elevó a ser divinos.

¡Al fin! Un amor no prohibido, sin obstáculos, distinto a aquéllos, los de vidas pasadas, los amores atormentados, prohibidos, como allá en Sumeria:

AMOR PROHIBIDO EN UNA VIDA PASADA, SUMERIA

 dios-sumeria

Sucedió en Sumeria, Ina (me reconocí en ella; era mujer, igual que soy ahora y tenía ese nombre entonces), vivía en un palacio con columnas en la entrada, con una calzada pavimentada con lajas de piedra blancas y planas, un camino blanco.

 

Cerca de las escalinatas de ese palacio, donde habitaban los tres generales al mando del país, había siempre dos filas de guardias apostados a los lados, firmes, casi sin movimiento.

 

Un día, Ina venía caminando, vestida de blanco, dirigiéndose al palacio por esa calzada y al pasar en medio de los guardias se detuvo de pronto porque se desató la atadura de una de sus sandalias, esas correas eran de cuero y se ataban cruzadas hasta las corvas; al desatarse ésta, la sandalia se zafó; Ina se detuvo para volver a atarla, pero antes de que pudiera agacharse, el guardia que quedaba enfrente, a su lado izquierdo rápidamente se hincó a colocarle la sandalia y se atrevió a tocarle la pantorrilla al atarle las correas, mientras ella subía su túnica para facilitarle la tarea.

 

Antes de terminar de atarlas, el guardia (te reconocí a ti) alzó la vista y sus miradas se encontraron, el clásico flechazo, que conmovió a ambos, ella sonrió y el jefe de guardias que venía dispuesto a azotar al atrevido, se detuvo en seco, ella le hizo una señal de que todo estaba bien y le agradeció al guardia tocándolo en el hombro, nuevo choque eléctrico entre ambos.

 

El guardia vestía una túnica gris corta y una especie de armadura, pero no tan elaborada como las de los romanos. Ella una túnica blanca de fino lino, ajustada al cuerpo, sandalias de cuero atadas con correas y una de ellas, muy oportunamente se había desatado.

 

Ina entró al palacio y se perdió de vista. Él la había seguido con la mirada. El Jefe de Guardias le preguntó

 

-¿Sabes quién es?

 

El atrevido bajó la vista ¡claro que sabía quién era ella! Pero no respondió.

 

-Es nada menos que la hija del General X (jefe del ejército de ese país).

 

El guardia (lo llamaré “G”) miraba al frente, sin pestañear, esperando el castigo seguro.

 

El jefe de guardias le dio en el pecho un pequeño latigazo de complicidad.

 

-Da gracias que la Señora no te mandó matar, podría haberlo hecho.

 

A G se le escapó una pequeña sonrisa de satisfacción, recordando la suavidad de la pierna, la frescura de la piel el aroma femenino. Suspiró y el Jefe sólo movió la cabeza ¿aprobación, desaprobación? Sólo él lo supo.

 

A partir de entonces Ina salía constantemente del palacio y al pasar frente a G lo miraba pícara de reojo y esbozaba una pequeña sonrisa, G le respondía con otra y un parpadeo.

 

Pocos meses después Ina tuvo que casarse con el casi anciano general “Y”, segundo al mando en el ejército, porque así estaba establecido para conservar las jerarquías de ambas familias.

 

A Ina y a G les afectó mucho, ambos estaban macilentos y demacrados sin que sus allegados adivinaran por qué.

 

Desde que G supo de la futura boda, no dejaba de pensar que si no lo hubieran castigado para ser guardia del palacio, quizá hubiera podido aspirar a casarse con Ina, pero a la vez, si no hubiera estado ahí ¿la hubiera conocido? ¿se hubieran enamorado?

 

Recordaba el hecho que lo llevó a ese lugar como castigo. Él era oficial del ejército (como capitán), estaban en guerra, invadieron al enemigo y las órdenes eran no dejar a nadie vivo, él se encontró con una mujer, la tomó del pelo, la levantó en vilo y le iba a cortar la cabeza con su espada, pero ella lo miró a los ojos y G no pudo hacerlo, la soltó y mató con su espada a un hombre que venía a socorrer a esa mujer, ella dio un grito desgarrador, que llamó la atención de otro soldado cercano, quien hundió su espada en el vientre de la mujer en diagonal desde el diafragma, matándola al instante.

 

G fue reportado y tuvo suerte de no haber sido condenado a muerte, debido a su historial militar; en lugar de eso lo mandaron a ser guardia del palacio del General al mando.

 

Ya había escapado dos veces de una muerte por no seguir las reglas, más todas las veces que se había salvado estando en la lucha cuerpo a cuerpo.

 

Sentía nostalgia por esa grandiosa época en la que iba hacia arriba, escalando jerarquías, lo único que lo consolaba era ver a Ina casi todos los días y que ella le sonriera.

  

Ina se casó y siguió viviendo en el palacio, ya que su esposo, el general Y, ocupaba un ala del mismo, así que aún pasaba frente a G, pero ahora lo evitaba en lo posible, se sentía triste y apenada por haberse casado, aunque fuera obligada, le avergonzaba el hecho de “pertenecer” a otro que no fuera G, a quien soñaba, dormida o despierta, todas las noches.

 

El general Y era casi impotente, sin embargo pudo embarazar a Ina y cuando ya era notorio, al pasar frente a G, ella bajaba la cabeza y se ruborizaba.

 

Nació el bebé, fue niño, así que se lo arrebataron a Ina para ser educado como guerrero desde recién nacido. A ella le dolió, pero era lo usual en esa sociedad, así que ya estaba hecha a la idea.

 

Semanas después, Ina salió a llevar una ofrenda al templo, en un cuenco metálico llevaba pequeñas figuras también de metal, animales, flores, frutos; al pasar frente a G dejó caer una rosa de oro y rápidamente la empujó hacia él con el pie. G suspiró y la cubrió con su tosca sandalia, hasta que pudo alzarla y conservarla en su mano, después, la hizo colgante y la traía siempre al cuello, de manera que Ina pudiera verla y pasar inadvertida a los demás.

 

Ina y G siguieron amándose a través de las miradas, hasta que hubo otra guerra y el general X y el general Y salieron en campaña.

 

El par de enamorados seguían enviándose su amor con miradas y sonrisas, pero un día, en que ambos ya no podían soportar ese amor sin poder manifestarlo, ella dejó caer un mensaje citándolo en la madrugada en un lugar semi escondido del palacio, cuando ella regresó él con un movimiento de cabeza le hizo saber que ahí estaría.

 

En la madrugada, ella salió de su habitación sin hacer ruido, no podía ir vestida como en el día, puesto que su doncella, como todas las noches, la había ayudado a desvestirse y guardado su larga túnica en el vestidor, donde dormía. Ina tuvo que salir vestida únicamente con una túnica ligera y corta. El guardia de la puerta estaba dormitando y no se dio cuenta, ella caminó descalza hasta el lugar de la cita.

 

G se iba a acostar vestido, pero sus compañeros empezaron a hacerle bromas, así que se desvistió y sólo quedó con la saya [prenda de vestir de hechura simple y amplia que  llevaban hombres y mujeres a modo de túnica] que todos usaban para dormir.

 

En cuanto los demás se durmieron, G salió sigilosamente de la habitación común de la guardia, que obviamente no estaba resguardada y se dirigió adonde lo había citado Ina, su corazón latía alocadamente.

 

Ina caminaba despacio y silenciosamente, sintiendo el corazón en la garganta, y pensando que sus latidos se escuchaban por todo el palacio.

 

Llegaron simultáneamente al lugar de la cita, se detuvieron en seco al verse, G reaccionó primero, la tomó de la mano y la guió a un lugar más discreto, sólo conocido por los guardias.

 

Cariñosamente la recargó en la pared, se acercó lentamente y la besó tiernamente, ella respondió igual, pero en unos segundos ambos perdieron el ritmo de la respiración y se besaron apasionadamente, queriendo comerse, integrarse uno al otro, cuando ya no podían esperar más, G tomó la pierna derecha de Ina, la doblo y la sostuvo con su brazo, mientras se unía a ella. Ina emitió un gemido G se detuvo

 

-¿Te lastimé?

 

Ina negó con la cabeza y se acercó más a él haciendo la unión total.

 

Se amaron tiernamente, apasionadamente, salvajemente, ella gemía, él temía que los escucharan, pero no podía detenerse, el final simultáneo fue maravilloso, se sintieron unidos ahora sí totalmente, siguieron abrazados y amándose por un tiempo indeterminado, hasta que se anunció la aurora.

 

Ina tenía que irse para que no la descubrieran llegando semidesnuda a su habitación. G se estaba jugando la vida si lo sorprendían fuera del dormitorio común.

 

Se despidieron acordando que la doncella de Ina dejaría caer una piedrita frente a G cuando ella pudiera verlo en la madrugada y él movería un pie si también podía, concertándose así la cita.

 

G llegó a acostarse unos minutos antes de la hora de levantarse, se colocó boca arriba, con las manos en la nuca, una gran sonrisa en los labios y cerrando los ojos repasó toda la escena con su amada Ina, casi no habían hablado, no hubo necesidad, por meses se habían comunicado a través de miradas y se habían dicho todo lo que se amaban.

 

Ella llegó a su habitación y se tiró a la cama suspirando abrazándose a sí misma y sonriendo y recordando todo lo que había pasado con su amor.

 

Pasaron varios meses, ellos seguían encontrándose en la madrugada, amándose cada vez más, hasta que regresó el ejército vencedor y los dos generales (el padre y el esposo de Ina) con él.

 

Se acabaron las citas antes de la aurora.

 

Ambos amantes empezaron a desmejorarse, él se veía macilento y demacrado, dado que no comía ni dormía, ella llegó un momento en que se rehusó a levantarse, la depresión la tenía muy débil y desganada. Se quedaba en su lecho, en posición fetal, todo el día y toda la noche, tampoco comía.

 

El general Y comenzó a sospechar, puso a varios subalternos a investigar lo que había pasado en su ausencia y descubrieron el amor prohibido de su esposa y un guardia. Decidió mandar matar a G sin necesidad de pretextos ni de explicaciones. Y en cuanto a Ina la llevó presa a una cárcel lejana e inhóspita, donde murió de tristeza e inanición.

 ***

Así terminó uno de nuestros amores trágicos, prohibidos, imposibles ¿por qué nos pasa esto? ¿qué hicimos en alguna vida anterior que nos castigan así? ¿qué estamos pagando?

 

Nuestro amor actual no es tan peligroso ni prohibido, sólo la distancia y una docena de circunstancias adversas nos separan, fuimos tercos por dos años e insistimos en amarnos, hasta que los obstáculos nos vencieron y se acabó la relación, más no la unión, seguimos teniendo comunión en muchas cosas, aunque ya no la podamos o queramos expresar.

***FIN***

Y continuaré este escrito con más vidas pasadas en las que he amado a esta alma compañera, con parecidas circunstancias adversas.

 

La que sigue sucedió en Teotihuacan, donde tuvimos un amor prohibido, que  nos costó el exilio y la separación.

 Ciudad de México, 14 de diciembre de 2016.

   ***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet o Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

 

Seguir a @serunserdeluz

 

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romanticatu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 

DESEOS CUMPLIDOS, HACEMOS NUESTRA REALIDAD, ¡CUIDADO!

¿EN REALIDAD PODEMOS CAMBIAR NUESTRA REALIDAD?

Sí, sí podemos, nuestra mente es mucho más poderosa de lo que imaginamos, pero no sólo a través  del  pensamiento positivo, sino de potenciar la conexión entre la mente particular y la gran Mente Universal o Inconsciente Colectivo, Campo Morfogenético o como se le quiera llamar a esa Energía que lo es Todo.

Hay una escuela que enseña a controlar nuestra propia mente, en la que dicen que lo que necesitamos son:

  1. Deseo

  2. Creencia

  3. Expectación

Primero necesitamos saber qué queremos y desearlo fervientemente.

Después creer, estar seguros, de que lo podemos lograr.

Y finalmente:

Expectación: esperarlo con la seguridad de que ya lo obtuvimos, vernos ya teniendo eso que tanto deseamos.

Yo he logrado que se me cumplan deseos, pero aún no lo hago de la manera correcta, me sé la teoría, pero me falla la práctica.

En primer lugar, sí debe uno ser específico,  y estar seguro de que se va a cumplir, sólo que hay que tener mucho cuidado en las palabras usadas y en incluir todos los detalles, porque se nos cumple tal y como lo pedimos, si se nos olvida mencionar el dinero, por ejemplo, se cumplirá lo demás, pero sin el dinero, o si queremos, por ejemplo un auto, debemos pedirlo con todas las especificaciones, pero si no decimos: “que sea mío, con la factura a mi nombre y el tiempo que queremos tenerlo, además de lo que estamos dispuestos a pagar por el (y no me refiero sólo a costo monetario, puede tener un costo mayor en salud, o en amor, o en otra cosa)” podríamos no obtener lo que que queremos; lo digo porque me pasó, quería yo un auto y especifiqué, marca, modelo, año colores y con chofer ¡todo se me concedió, por tres semanas, auto prestado, no mío y el costo fue una cirugía mayor. ¡Cuidado!

 

mejores-coches-clasicos-americanos-ford-thunderbird

Cuando pedí a mi pareja perfecta, con todas las especificaciones, menos responsable, trabajador y con buenos ingresos (yo daba eso por hecho), ¡se me concedió! pero sin esas cualidades.

Mi última pareja la pedí que estuviera lejos, porque  no quería tener una relación real, sólo virtual ¡cómo me arrepiento ahora! mi relación es virtual y ahora anhelo que sea real, pero se me cumplió lo pedido… el reto es cambiar las especificaciones ahora que cambié de parecer.

Y podría contarles muchos ejemplos, así que cuidado con cómo lo pedimos.

Un ejemplo diferente es algo que se me concedió casi en su totalidad:

Estando en la peor situación económica que he estado en mi vida, viviendo fuera de la capital (Ciudad de México) yo deseaba algo muy específico, regresar a vivir a la Ciudad de México y volver a trabajar con un jefe específico J.G. Cañibe, con quien había trabajado en una concesionaria de PEMEX, en un terreno donde entraban los camiones de la empresa (pipas) la entrada era de terracería, en tiempos de lluvia, puro lodo, las oficinas eran una caseta grande, de láminas y con mobiliario apenas aceptable, después de trabajar en una gran empresa trasnacional con el Director General (puesto al que renuncié por acoso sexual), fue un paso descendente, pero el jefe era una gran persona y además me admiraba, pero sólo me contrató mientras su secretaria tenía permiso de maternidad.

Pues bien, lo que yo pedía en específico, era volver a trabajar con él, medio tiempo, en una oficina bonita, que estuviera en Av. Insurgentes o Paseo de la Reforma (las dos avenidas más importantes de Ciudad de México), ah y también quería que hubiera una guardería infantil para mi pequeño de 3 años y bueno ¡pues lo logré! al mudarnos a la Ciudad de México, llamé a mi ex jefe a pedirle trabajo y él me dijo que justamente su papá, J G. Camacho, se había jubilado y puesto una oficina ¡en Insurgentes!, pero que sólo necesitaba secretaria de medio tiempo.  Yo vivía a  una cuadra de Insurgentes y encontré una guardería a la  mitad del camino, lo único que falló es que en lugar de trabajar con mi ex jefe, lo hice para su papá, pero ni yo lo podía creer ¡todo se me concedió! y con un buen sueldo, además.

Otra cosa, para evitar los “costos” no monetarios, diseñen una frase u oración, la mía es:

“Por la voluntad Divina, en nombre de Jesucristo y de María, en armonía para todos, bajo la gracia y de manera perfecta”

Sé que con eso se reducen mucho las posibilidades, pero si se concede, es en armonía para todos, sin afectar a nadie. y sin karmas ni costos exagerados para mí. Haz una frase de “seguridad” para evitar malas sorpresas y realiza tu pedido, sólo recuerda que:

“Cuando los dioses quieren castigarte, te conceden lo que pides”, dicen los chinos.

¿Entonces? ¿te estoy diciendo que puedes hacer tu realidad, o que no te atrevas?

Te digo que la puedes cambiar (no todo.  Cuando ya está establecido por nosotros mismos desde antes de reencarnar, no se puede, pero lo dejado al  libre albedrío, sí es posible cambiarlo, sólo te estoy advirtiendo de los peligros para que se te cumplan tus deseos sin problemas.

¡Tú puedes!

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

 

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 ¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

SUSSY Y SUS HISTORIAS/ EUROPA/VENECIA

 Viene de:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2016/11/28/sussy-en-europamadrid/

.

captPuente Rialto Venecia

Llegaron al aeropuerto de Venecia, Ernesto los reunió para dirigirse al hotel, todos estaban emocionados por estar en esa bellísima y antigua ciudad en el agua, los originarios de Ciudad de México, recordando que su antigua ciudad de Tenochtitlan también era una ciudad en el agua, tenían más ganas de verla y vivirla.

. .

El transporte sería en el Vaporetto, por el Gran Canal, pero los que quisieran pagar, podrían ir en góndola.

.

venecia

.venecia gondola

.

Los solteros decidieron tomar  el vaporetto, para ir en grupo, y seguir el coqueteo de todos con todas, aunque ya se empezaban a formar parejitas:

.

vaporetto-gran-canal

Ernesto, el guía, con Lulú ya casi era un hecho.

.

Marta (pasada de peso, muy simpática), aceptaba las galanterías de Lorenzo, el “güerito” del grupo; era la compañera de cuarto de Lulú, (chiquita y delgadita que desde el principio “ligó” con Ernesto, el guía) y esas dos parejas ya estaban definidas al llegar a Venecia”. (A las dos chicas, juntas, las llamaban la gorda y la flaca).

La pobre de Patricia (la pelirroja), compañera de cuarto de la solterona Cristina, se desvivía por Fernando, el mulato de Guadalajara, que era bastante atractivo, pero las atenciones de él eran para Sussy, que las aceptaba, pero muy superficialmente. A ella más bien se le iban los ojos tras Javier, que a su vez, andaba tras ella, se percibía el interés mutuo de Sussy y Javier, pero aún no se veía claro.

Pepe coqueteaba con todas, pero con más intensidad con Lulú y Sussy, si bien ninguna de ellas le hacía caso.

Guillermo, Memo, como le decían todos, (el serio, de quien se cuestionaba su orientación sexual) no se interesaba por ninguna, era el compañero de cuarto de Javier, de quien no se podía dudar de su virilidad, muy alto, muy fornido, moreno, con un color de piel que encantaba a Sussy, pelo negro que llevaba muy cortito (sólo le faltaban los ojos verdes para cumplir los requisitos de Sussy para su hombre ideal, pero compensaba el color con una mirada pícara y coqueta), agradable y dicharachero, a veces serio, pero siempre intenso (eso era lo que atraía a Sussy, pero lo alejaba de su mente, ella sólo iba a pasear, a aprender, a conocer y, sobre todo, a olvidar; no quería meterse en otro lío amoroso, pero… Javier era muy atractivo).

Carmen, la casada, no contaba en el asunto de las parejas, como tampoco Ana, la solterona amargada, así que eran 4 parejas y sobraban Pepe, con demasiado interés hacia todas y Guillermo con falta de interés hacia las muchachas.

 ciudad_141_20120817_1555237796

Llegaron a la hora del almuerzo y los solteros (como se les conocía en el grupo) decidieron ir a la Plaza de San Marcos a alguno de los cafés de la tan famosa plaza, para contemplar la magnificencia de la Basílica de San Marcos, a la vez que los muchachos harían lo posible por conquistar a las chicas (con total anuencia de ellas… o más o menos).

 .

Los muchachos ya se habían puesto de acuerdo para separarse por parejas. Al llegar, Javier tomó del brazo a Sussy y le dijo al oído.

.

-¿Cuál café te gusta más? Dejemos a los otros que se vayan por su lado.

.

Sussy volteó hacia arriba (él era muy alto) y lo miró con un poco de extrañeza.

 .

-¿El Café Florian es muy obvio?

.

-Jajaja, a donde quieras preciosa.

 .

-Es el café más antiguo de Venecia y dicen que del mundo ¿quieres ver sus pequeños salones con una hermosa decoración antigua?. Dicen también que el servicio es impecable y los precios altos.

cafe-florian-venecia

.

-Yo pago mi consumo.

 .

Javier le lanzó una mirada de extrañeza – ¡pero por supuesto…! que ¡NO!

.

No se decidían si quedarse en el exterior escuchando la música en directo o entrar al antiguo local con muebles de época y decoración al tono. Entraron a ver la decoración, pero decidieron comer afuera en una mesa de la terraza para escuchar la música en vivo y ver pasar a la gente, aunque su costo subió bastante.

caffe-florian-2-e1367826336438

.

-Se sentaron frente a la basílica de San Marcos, comentaron sobre ella y luego cosas más personales, Sussy se enteró que él vivía en el León, Gto., bastante lejos de ella (cerca de donde vivía Jaime) y que había vivido en la Ciudad de México pero no le gustaba. Al enterarse de su lugar de residencia, automáticamente dejó de ser una opción para algo más que amistad, Sussy ya no quería más amores de lejos ¡Nunca más!

captura-de-pantalla-2012-12-19-a-las-13-49-29

 .

.-Merece la pena una vez en la vida –dijo Javier cuando le presentaron la cuenta, que no dejó ver a Sussy que insistía en pagar su parte.

 .

Terminaron de almorzar y se reunieron con las demás parejas para regresar al hotel e ir a un tour de compras con Ernesto (por supuesto a donde le daban comisión). Sussy odiaba esos tours de compras, no quería que le dijeran dónde comprar y estar atenida al tiempo que el guía decidiera, además, ya no quería pasar tanto tiempo con Javier, por más que le encantara… o precisamente por eso… así que le dijo a Ernesto, sin que nadie la escuchara.

.

-Yo me voy por mi cuenta.

 .

-¿Segura? Te puedes perder.

 .

-No te preocupes, ya tengo mi guía, mira – y le enseñó un mapa turístico.

 .

De mala gana Ernesto aceptó –Está bien, pero nosotros vamos a ir a cenar a un lugar especial, regresaremos a dejar las compras y saldremos de inmediato, espero que llegues a tiempo.

.

-Trataré, gracias.

 .

El vaporetto estaba esperando al grupo, llegó Javier y confianzudamente la tomó del brazo para subir juntos, Sussy aparentó haber olvidado algo.

.

-Voy a mi cuarto corriendo, olvidé algo – y se zafó de la mano de Javier, él se quedó sorprendido, pero no pudo decir nada, sin embargo, la espero sin meterse al vaporetto.

.

-Súbete Javier – lo urgió Ernesto desde adentro.

 .

-Estoy esperando a Sussy.

 .

-Ni la esperes, ella se va a ir por su cuenta, ya me avisó, ¡sube! Estos cuates no esperan.

 .

Javier se asombró y enojó porque ella no se lo había dicho, porque de ser así, se hubiera ido con ella… tal vez por eso no se lo dijo, hummm entonces no iba tan bien como creía.

.

Sussy salió en cuanto el vaporetto desapareció de su vista, llamó una góndola y le pidió la llevara a la zona de tiendas; una vez ahí, siguió el mapa que tenía y se dirigió a las tiendas que le interesaban. Ahí entró a las que le llamaron la atención, vio lo que se le antojó e hizo algunas pequeñas compras.

venecia-ciudad

.

Al llegar a una de ellas, con curiosidades locales y muchas figuras de Murano, pensó en entrar, cuando salió a recibirla un italiano de esos de “cuento”: guapísimo, alto, un cuerpazo, moreno claro y unos ojos de ensueño.

venecia-decompras

-Avanti bella Signorina – la saludó con una sonrisa encantadora y una mirada coqueta.

.

Se dice que las turistas no se resisten a los italianos, Sussy entendió por qué.

 .

-Gracias.

.

-Ah ¿mexicana?

.

-¿Cómo lo supiste?, el español se habla en muchos países.

 .

-El acento, ya lo reconozco.

.

-Ah, muy bien, eres experto – mientras entraba y observaba los artículos en venta.

 .

-No mucho, pero pienso que las mexicanas son muy bellas y tú eres una muestra de eso ¡bellisima! (en italiano).

 .

Sussy sólo sonrió.

 .

-¿Y qué andas haciendo tú sola? ¿no vienes en un tour? ¿O vienes con tu esposo?

.

Sussy se dio cuenta de hacia dónde iba el interrogatorio, siguió el juego.

.

-Vengo en un tour y no soy casada.

 .

Molto bene! ¿y en qué tour vienes? No me digas que en el de Ernesto.

 .

Asombrada – Sí ¿cómo lo sabes?

 .

– Porque van a venir al rato.

 .

-Ah, ¿así que le das comisión?

 .

-Secreto profesional, jajaja –lo dijo acercándose demasiado a ella, que se retiró un poco, pero sólo un poco.

.

Siguieron platicando y en cada frase él le decía un piropo,

.

-Por lo visto los italianos dicen más piropos que los españoles.

 .

-Jajaja, no precisamente, es que te veo y salen solos, me encantas, por cierto, me llamo Roberto.

 .

-Mucho gusto, soy Susana, pero todos me dicen Sussy . se dieron la mano.

 .

-Susana, me gusta ¿puedo llamarte así?

 .

-Jajaja, por supuesto, para los minutos que vamos a hablar puedes llamarme así.

 .

-Eso no tendría por qué ser así, ¿qué te parece ir conmigo a cenar a un sitio no turístico, tú no eres como los demás turistas, quieres conocer los lugares más a fondo ¿è vero?

 .

-Es verdad, pero…

.

-Hecho, paso a tu hotel a las 7:15, porque cierro a las 7.

 .

-Pero…

 .

-No hay pero que valga, allá nos vemos. De hecho, hasta cerraría la tienda si tú quisieras.

.

-No, no es para tanto ¿tu jefe no se molestaría?

 .

-Yo soy el dueño, y no, no me molestaría, jajaja

 .

Sussy lo miró dubitativa, pero le quiso creer.

 .

-Bueno, deja ver qué me llevo.

 .

Roberto se le acercó, puso la mano entre ella y el anaquel, movió la cabeza de un lado a otro.

 .

-No tienes que comprar nada, lo que quieras te lo obsequio.

 .

Ella no quiso aceptar.

 .

-No, está bien, sólo era cortesía.

 .

-Jajaja, no, por favor, nada de eso.

 .

Ella sonrió – entonces nos vemos en la noche ¿sabes en qué hotel estamos?

.

-Claro, es un lugar pequeño y nos enteramos de todo, además Ernesto es mi amigo.

 .

-Ah, está bien, hasta la noche – y siguió su camino entre las tiendas de curiosidades.

.

Compró tres mascadas, una para su madrina, una para su tía y una para ella misma y una corbata para su tío, nada para su papa y madrastra. Llegó al hotel, tomó un baño y se arregló para la noche. La cita con Roberto la haría olvidar a Javier.

.

Sonó el teléfono, contestó, era Javier.

 .

-Te extrañe –iba a preguntarle a dónde había ido, pero se retuvo.

.

-¿Y eso?

 .

-No hay nadie interesante con quien platicar, me hiciste falta.

 .

-Gracias.

.

-¿Tú me extrañaste?

 .

-¿La verdad?

 .

-No contestes, jajaja

 .

-Jajaja

.

-Nos vemos al rato para cenar nos va a llevar Ernesto a un lugar especial, aunque muy turístico; no está incluido, pero yo te invito.

 .

A ella no le gustaba que la invitara, porque parecería que aceptaba sus acercamientos y sí… pero no, no quería iniciar nada con Javier ahora que sabía lo lejos que él residía.

 .

-Humm, no puedo, ya tengo una invitación para cenar.

 .

-Ah, vaya, eres rápida –cambió su tono, ella lo notó, Javier, en seguida se llamó a sí mismo “¡estúpido!”.

 .

-Bueno, nos vemos mañana – no quiso preguntar por qué el tono, después de todo, no había nada entre ellos, aunque ganas no faltaban, pero si hubiera algo con Javier, sería algo más serio (al menos para ella), con Roberto era una cena, un coqueteo, quizá unos besos y nunca más lo volvería a ver.

 .

Javier colgó, “entonces sí era ella con quien iba a salir Roberto, el de la tienda, que les presumió que iba a salir con una de sus compañeras más sexis”.  Recordó la conversación de hombres, mientras las mujeres veían qué comprar.

.

Roberto con un dejo despectivo les había dicho:

 .

-¿Qué pasa con ustedes, mexicanos?

 .

-¿Por qué? –Ernesto contestó medio molesto.

 .

-Porque dejan escapar a una de sus compañeras más sexys –dijo dando una ojeada panorámica a las demás muchachas del grupo – En la noche la voy a llevar a cenar y…

.

Javier puso atención, la única que faltaba era Sussy, ¿qué habría pasado?

 .

-Ah, bueno al mejor cazador se le va la liebre – contestó Ernesto viendo a Javier, que recibió las palabras y la mirada como un insulto a su hombría ¡cómo era posible!, en una visita a una tienda ¿y Susana había aceptado? Si con él era tan circunspecta y algo lejana y con este imbécil a las primeras, a cenar!!! Y ya se sabe qué más, se preguntó si ella estaría consciente de lo que implicaba una cena en Italia y en esas circunstancias, porque la notaba a veces muy ingenua. Algo tendría que hacer…

 .

A las 7:20 Sussy bajó y se encontró con Roberto en el lobby, él saludó a varios empleados, por lo visto ahí todos se conocían, eso la hizo sentir segura, ya que muchas personas habían visto que se iba con él.

.

Bellisima bambina!

 .

Grazie –gran sonrisa “¿por qué los piropos en italiano se oían más románticos?”, pensó.

.

-Te voy a llevar a una trattoria local, no turística, si es que quieres conocer la verdadera Venecia, si no, podemos ir a algún lugar turístico, tú decides.

 .

– A la trattoria; no quiero lo turístico.

 .

Va bene, vamos, tomaremos el vaporetto y luego vamos por tierra firme un pequeño tramo ¿está bien?

 .

-Sí, claro, eres el guía – y se dejó llevar a recorrer la bella Venecia.

 .

Durante el viaje platicaron sobre México, mientras él estaba demasiado cerca de ella, haciéndola sentir un poco incómoda, él la atraía, pero no estaba acostumbrada a que en la primera cita hubiera tanta cercanía, estaba tan cerca, que podía percibir el aroma a “italiano”, las muchachas ya habían comentado sobre la higiene de los europeos y la opinión general era que los italianos eran los de olores más fuertes, pero no era desagradable, por un momento recordó el primer beso de Jaime, pero ahuyentó esos pensamientos, había ido a olvidar, no a recordar.

trattoriadaremigio

.

En el restaurante, Roberto se sentó junto a ella y casi todo el tiempo tuvo su brazo recargado en el respaldo de la silla de Sussy y de vez en cuando le tocaba el hombro con caricias que le daban escalofríos.

.

Cuando estaban esperando el postre, el brindó por ella, levantando su copa de Chianti.

 .

-Cin cin, por una mexicana hermosa.

.

-Cin cin – contestó sonrojándose, cosa que encantó a Roberto: una mujer que aún se sonrojaba ¡increíble!

 .beautiful-woman-drinking-red-wine

.

Con toda intención Roberto derramó lo que quedaba de su copa sobre su camisa blanca.

.

-¡Qué tonto! Un estúpido accidente, lo siento.

 .

-No te preocupes, lo malo es que el vino tinto no se quita.

 .

-Lo peor es que quiero pasear contigo y así es vergonzoso.

.

-No importa, de todos modos no quiero desvelarme ¿nos vamos?

.

-Como tú mandes – pidió la cuenta, pagó y salieron, la noche era bella, la temperatura tibia, la luna casi llena, todo invitaba al romance, pero Sussy no estaba segura de si quería algo con Roberto o no, a cada rato pensaba en Javier, con quien podría estar cenando en ese momento, ella no había contado con ese detalle, de hecho había aceptado a Roberto para no pensar en Javier.

 .

Roberto la fue guiando por algunos callejones, tomándola por la cintura y platicándole la historia de la ciudad de Venecia. De pronto, en una esquina se detuvo.

 .

– Mira bella, vivo a media cuadra, ¿te importa si me cambio? Me siento muy incómodo y si vamos a tomar la copa en un bar que sé que te va a gustar, no puedo presentarme así. ¿va bene?

 .

Sussy lo pensó un poco, pero al fin aceptó.

 .

Dieron vuelta en la esquina y llegaron a una casa antigua con una reja de hierro, pequeño patio enfrente, una escalera y una puerta de madera labrada, agradable a la vista.

 .

-¿Esta es tu casa?

 .

-Y tuya también como dicen en México.

 .

-Hablas en “mexicano”, ¿cuando estás con españolas hablas en castellano?: “rediez”.

.

-Jajaja, no hagas esas preguntas, ahora estoy contigo y eso es lo que importa ¿de acuerdo?

 .

Sussy estuvo de acuerdo, finalmente nunca se volverían a ver ¿qué importaba? al menos no era un gigoló, no intentó venderle nada, no la dejó pagar ni su parte de la cena y se estaba comportando suficientemente correcto, aunque un poco atrevido.

.

-¿Entramos?

.

La invitación de él a pasar la sacó de sus pensamientos –No, mejor te espero acá afuera.

 .

-¿Y qué clase de caballero sería yo dejándote aquí en la calle ¡de ninguna manera amore mío! Pasa, no muerdo.

.

-Jajaja, bueno ¿quién sabe?

.

-Sólo si tú quieres.

 .

Seguía indicándole con el brazo extendido que pasara al pequeño patio. Sussy acabó por aceptar y entró. La puerta deba a una escalera de madera que rechinaba en cada escalón. En el tope se encontraba una estancia llena de libreros atiborrados de libros “raro en un lugar tan húmedo” pensó Sussy. Roberto la invitó a sentarse en el cómodo y viejo sofá tapizado con terciopelo color vino, ya muy gastado, el lugar tenía carácter, se sintió cómoda.

.

Roberto fue a su pequeño bar y sirvió dos copas de Cinzano Rojo, sin preguntar y le ofreció una copa.

 .

-Disculpa, es lo único que tengo.

 .

-No te preocupes – por esa razón ella se sintió obligada a no “hacerle el feo” y aceptó la copa y el brindis “por la mujer bella, que está en mi casa”

 .

Él se empezó a desabrochar la camisa, Sussy se sintió muy incómoda. Más aún, porque el hombre tenía un torso escultural.

 .

-¿Por qué no te cambias en tu recámara?

 .

-Tan desagradable a la vista soy?

.

-Bueno… no, pero me siento incómoda.

.

-No bella, no tienes por qué –dijo, ya sin camisa, sentándose junto a ella, que se echó para atrás.

 .

Él volvió a tomar su copa – salud – dijo mirándola fijamente a los ojos. Ella no reaccionó, y él, dejando su copa en la mesa, le puso la mano en la rodilla empezando a deslizarla hacia arriba, mientras ponía el otro brazo sobre sus hombros.

.

Sussy retuvo la respiración y se levantó de un salto -yo no vine a eso –agarró su bolsa y bajó las escaleras corriendo.

.

Nunca le había pasado algo así a Roberto, que asombrado tardó en darse cuenta de que se le iba la paloma; para cuando reaccionó, ella ya iba a media escalera, corriendo y para cuando la alcanzó ya estaba en el patio, abriendo la baja reja de hierro.

.

-No, Susana, no te vayas así, disculpa, mis intenciones son buenas, mi educación muy mala, discúlpame – No podía dejarla ir ¡una mujer que se le escapara! ¡no! ¡imposible! Como ella no soltaba la reja, perdió el “toque” y se puso violento.

 .

Sin escucharlo, ella iba a abrir la reja, pero él la tomó fuertemente del brazo y la volteó violentamente, Sussy se asustó más; Roberto la pegó a su cuerpo y en el forcejeo que siguió porque él quiso besarla en la boca, ella volteó hacia la calle y le pareció ver a Javier en la acera de enfrente, entre las sombras. No era lógico, pero no estaba para pensar si era posible o no, gritó

.

– ¡Javier!

.

El hombre que estaba enfrente corrió a donde se encontraba la pareja luchando, ella tratando de zafarse, él intentando besarla a la fuerza.

 .

Javier abrió la reja de un empujón y los separó, tomando la muñeca de él y girándola de manera que Roberto tuvo que doblar el brazo y, para evitar el dolor, hincar una rodilla en el suelo, Javier, a sus espaldas y aún sosteniendo su mano, le dio una patada en la cintura a Roberto, soltándolo al mismo tiempo, para que diera de cara en el suelo.

 .

Javier fue hacia Sussy, que ya estaba afuera de la casa, y poniendo su brazo sobre los hombros de ella y empezando a caminar hacia el canal preguntó con voz angustiada y enojada al mismo tiempo.

 .

-¿Estás bien? ¿qué te hizo este desgraciado?

 .

-Estoy bien, no me hizo nada más que lo que viste.

 .

-Si ya estaba sin camisa el –se tragó el insulto – maldito ¿seguro no te hizo nada?

 .

-Largo de contar, se manchó la camisa en la cena y quiso cambiarse, pero frente a mí, yo me sentí incómoda, aún así se sentó a mi lado y puso la mano en mi rodilla, yo salí corriendo y lo demás lo viste… Por cierto ¿qué hacías aquí?

 .

Al verse descubierto prefirió decir la verdad y de una vez declararle su amor, o al menos su gran interés en ella.

.

-¿La verdad? Te seguí. Este desgraciado nos dijo que iba a salir a cenar contigo.

.

-¿¿?? – Lo miró sorprendida.

.

.Es amigo de Ernesto, fuimos a su tienda después de que tú habías estado ahí y nos presumió que él iba a… salir con la más sexi de nuestras compañeras, todas estaban ahí, menos tú y sí eres la más sexi; sabiendo que se trataba de ti te invité a cenar, pero lo preferiste a él.

.

La miró medio enojado, ella sólo parpadeaba tratando de entender todo el asunto.

 .

-Eso no responde ¿qué hacías aquí?

 .

-A eso voy, no me dio buena espina el tipo, así que en lugar de ir a la cena con todos, te seguí, me subí al mismo vaporetto sin que lo notaras, igual al bajar, ustedes iban muy entretenidos, desde afuera de la trattoria vi lo de la copa de vino, es un recurso que no falla.

.

Sussy se sintió tonta, estúpida, imbécil.

 .

Javier prosiguió – los seguí hasta su casa, no creí que entraras…

.

Sussy, bajó la vista -le creí lo de la copa derramada y quise esperarlo afuera, pero me convenció

 .

-Sí, me di cuenta y esperé afuera a ver qué pasaba, esperando que salieras antes de que sucediera lo que él pretendía… y saliste – le acarició la mejilla.

 .

-¿Por qué nos seguiste? – insistió

 .

-¿Te lo tengo que decir?

.

-Con todas sus letras – le sonrió mientras lo decía. Llegó el vaporetto, se subieron, a esa hora iba casi vacío, su sentaron hasta atrás, solos.

 .

-Me gustas, me gustas mucho ¿eso querías que te dijera?

 .

-Quería que me dijeras la verdad.

.

-Pues ésa es la verdad – tomó su mano – me gustas mucho ¿soy correspondido? –se arrepintió de preguntar, si ella había preferido salir con el italiano, la respuesta quizá no fuera la que él deseaba.

 .

Ella lo pensó, se mordió el labio y al fin respondió.

.

-Mira Javier, yo vine a este viaje a olvidar, no a ligar…

 .

-Te soy franco, yo vine a este viaje a pasear y ver con quién podía ligar y al término del viaje, Ciao, pero me encontré contigo y me interesas más de lo que quisiera, si no, no te hubiera seguido, pero lo preferiste a él, bien, allá tú, sin embargo, vine porque quise cuidarte a pesar tuyo, por eso te seguí, porque me interesas más de lo que quisiera.

.

– Como decía, no vine a ligar, pero también me encontré contigo y me sentí atraída, pero resides lejos, muy lejos y ya no quiero un amor así, de vernos cada mes o menos, por eso te huía, y a la vez te aceptaba, era querer y no querer al mismo tiempo, no sé si me explico.

.

-Perfectamente, mira mi situación es muy complicada, soy divorciado, aparte me voy a quedar sin empleo, no, no te asombres de que así haya hecho este viaje. Se juntaron varias cosas, me van a despedir por recorte de personal, pero me dieron oportunidad de tomar mis vacaciones antes de eso y además tengo un plan de vacaciones y lo de este año ya estaba pagado, o aprovechaba estas oportunidades o se perdían ambas cosas. Por otro lado, habiendo sido ejecutivo corporativo, ahora quiero dedicarme a escribir, no me preguntes cómo le voy a hacer, aún no lo sé, también vine para olvidar mis problemas y me encuentro contigo.

 .

-Otro problema

 .

-Yo no dije eso

 .

-No, mira te entiendo, si cedemos a la atracción, vamos a tener más problemas los dos…

 .

Llegaron frente hotel, el vaporetto se detuvo, bajaron y se dirigieron a los jardines interiores del hotel para seguir hablando.

 .

-Estábamos en que somos un problema para el otro –dijo Javier mientras se sentaban en un banco de piedra y le tomaba la mano a Sussy.

.

-Pues sí, aunque no queramos. Vivimos a una gran distancia, tú tienes más problemas que yo, que sólo quiero olvidar un mal amor de lejos, por cierto.

.

-Tú me traes lo suficientemente loco como para intentarlo, sin importar las consecuencias o cómo haríamos ¿y tú? ¿te lanzas?

 .

-Mira, no lo sé- dijo Sussy poniendo su mano encima de la de Javier, sintiendo ambos un calorcito muy agradable que les recorría todo el cuerpo.

.

Javier ya no pidió permiso se abalanzó a ella y le dio un apasionado beso, que ella correspondió, y el calor cambió de calidad e intensidad, se abrazaron, acariciaron y se besaron apasionadamente, su pregunta estaba contestada, ella también sentía lo mismo, pero…

 .

Mientras se reponía de la intensidad de esos besos, Sussy se puso seria y dijo.

 .

-Tengo que pensarlo, sé lo que siento, pero no sé si puedo con las circunstancias en que ambos estamos. Dame hasta mañana amor ¿si?

 .

¿Qué podía hacer Javier? Tuvo que aceptar.

 .

-Espero ansioso tu respuesta. En el desayuno, si me saludas de beso en la boca, es que sí me aceptas.

 .

-Mejor te contesto de palabra.

 .

-Nop, beso – ella rió, me la pones difícil, pero ya vámonos que es tarde y mañana vamos de excursión a Murano y en la noche toca el paseo en góndola.

.

.

-Quiero que nos amemos en una góndola –dijo Javier, ella suspiró, se levantó y le dio un beso en la frente, para desencanto de él.

 .

-Hasta mañana pues.

 .

-Te acompaño.

 .

-Prefiero que no, te veo mañana.

 .

Sussy llegó a su cuarto y pasó la noche sin dormir a pesar de que ya no soportaba tantas noches de dormir poco y traía el sueño atrasado. Tenía que tomar una decisión, Javier la atraía, demasiado, ése era el problema…

 .

Continuará en :

.

0a24eba84682dfdd58cf39190a2b8f15

Venecia, Góndola, Luna Llena… ¿Amor?

 .

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet y Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

 

Seguir a @serunserdeluz

 

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/