SEXISMO EN EL LENGUAJE

12 FRASES SEXISTAS QUE LOS MEXICANOS DEBEMOS DEJAR DE DECIR

Foto: LaVladina

Este post me pareció excelente, sobre todo porque no es sólo a favor de las mujeres, sino tomando en cuenta a los hombres.  Sobre todo en contra de lo que está, los machos, los misóginos o los que dicen cosas sin pensarlas.  Quise ponerle un poco más, abundar en el tema.  Lo publico, con la fuente y la atribución, lo que yo aumenté lo pongo en negritas para diferenciarlo del post original. Y reitero, no es contra los Hombres.

1. “Corres/juegas/gritas como niña.”

¿Desde cuándo el realizar cualquier acción como una mujer se volvió un sinónimo de baja calidad? ¿Por qué, al contrario, el hacer algo “como hombre” automáticamente indica una jerarquía mayor? en el ideario popular, en esta ideología patriarcal. Este tipo de frases desprestigian las acciones de las mujeres. Si una niña corre, es obvio que lo hace como niña, no tiene elección en el asunto, pero no por eso significa que esté biológicamente condenada a hacerlo peor que un niño.

La estructura ósea de la mujer es diferente a la del hombre, la  pelvis es más amplia, caminan y corren distinto, no mejor ni peor, la educación y el ejercicio determinan muchas veces su forma de correr, que se ha conceptualizado en “corres como niña”, pero esa forma de correr, no es necesariamente inferior a la masculina, si no, pregúntenle a Ana Guevara.

https://es.wikipedia.org/wiki/Ana_Gabriela_Guevara

También revisen las medallas de oro que han ganado en competencias deportivas.

http://www.animalpolitico.com/2011/10/suman-7-medallas-de-oro-para-mexico-en-los-panamericanos/

http://expansion.mx/deportes/2012/08/04/las-mujeres-dominan-el-podio-del-deporte-mexicano-en-el-siglo-xx

2. “Tenía que ser vieja.”

 

Especialmente utilizada en medio del tráfico de las dos de la tarde, esta galante frase esconde dos insultos en uno. El referirse a una mujer como “vieja” es ya en sí un hábito sexista. Sin embargo, la frase completa quiere hacer creer que el ser mujer es justificación suficiente para no hacer algo de manera competente (como manejar). Sí, hay mujeres que son terribles conductoras, pero también hay hombres que no saben manejar, con la añadidura de que son más atrabancados y si alguien reclama, la mayoría se ponen violentos. La habilidad al volante no depende de los cromosomas, mis amigos.

3. “Los hombres no lloran.”

El hecho de que haya muchas frases sexistas para referirse a la mujer, no significa que los hombres sean inmunes. “Los hombres no lloran” es el clásico ejemplo de cómo se intenta privar a los chicos de tener emociones propias de cualquier ser humano. Pérdidas de familiares, despidos, la muerte de Mufasa en el Rey León… Hay miles razones perfectamente válidas para llorar sin importar cuál sea tu género.

Esta frase ha hecho mucho daño a través de los años, sobre todo cuando la terminan con “¿qué, no eres macho?”, para  mí la respuesta sería “no, soy hombre y por eso puedo llorar”

4. “Seguro está en sus días.”

Invalidando las emociones femeninas desde tiempos inmemorables. Porque, de seguro, no existen otras 324 razones que puedan justificar mi mal humor del día, la única posible explicación tiene que ver con mi útero.

Para decir esto, se escudan en la idea de que las mujeres estamos dominadas por las hormonas cíclicamente, pero no toman en cuenta que los hombres están dominados por las hormonas 24/7, y muchas de sus acciones están determinadas por su testosterona y/o adrenalina, sobre todo en lo relativo al sexo y a la agresividad.

5. “Así nunca vas a conseguir marido.”

Gracias, ése es mi único objetivo en la vida, así que lo tomaré en cuenta.

La meta final de las mujeres ya no es conseguir marido (de algunas todavía), tienen muchas otras cosas que hacer con su vida, ya no es tan importante tener un hombre como esposo.

6. “No seas nena.”

Al igual que con “corres como niña”, esta idílica frase no hace más que poner hincapié en el hecho de que ser mujer es más jodido que ser hombre. “Nena” o “niña” son socialmente utilizadas como sinónimos de “inferior”, “cobarde” o “débil”. Asociaciones que dejaron de ser justificables por allá de la edad media. Si quieres indicar que alguien es cobarde, llámalo así y no insultes al 50% de la especie en el proceso.

7. “Feminazi”.

Sí, aquellos que luchan por la igualdad de derechos entre los géneros tienen la misma brújula moral que los partidarios del holocausto, lo entiendo. Antes de utilizar el término, favor de informarse de las bases del feminismo y de los horrores del nazismo, por favor.

Para los misóginos machistas, cualquier mujer con poder o autoridad es una amenaza, por eso el mote e insulto.

8. “Pero nomás llega el momento de cargar el garrafón…”

Porque cualquier argumento en pro de la igualdad de género únicamente es válido si su exponente puede desplazar 20 litros de agua embotellada. Si no, olvídenlo. Cargar o no el garrafón depende de cuánto tiempo inviertes en el gym, no de las “Ys” de tus cromosomas. Y no porque uno no tenga suficiente fuerza en los brazos, significa que debe haber desigualdad entre los géneros.

Claro que hay mujeres que pueden cargar un garrafón, aunque a veces se aprovechan de la fuerza mayor que tienen los hombres y piden ayuda, pero también para esto y muchas otras cosas que normalmente requieren de mayor fuerza y musculatura, las mujeres encontramos el modo de colocar el garrafón (para ser literal) o mover muebles, solas, sin necesidad del sudor masculino, simplemente usando el ingenio: cerebro contra músculo.

9. “Él es hombre y tiene que pagar todo.”

Puede que esto haya sido válido cuando las mujeres estaban confinadas únicamente a las labores del hogar y eran incapaces de generar un sustento propio, pero ya no es el caso. Ahora que ambos sexos pueden ser laboralmente activos, el quién paga o no la cuenta debe depender de las posibilidades económicas de cada uno. La biología no forma parte del juego.

Totalmente de acuerdo, aunque los hombres sigan ganando más por el mismo trabajo, las mujeres también disponen de ingresos y si estos son mayores que los del hombre (en una situación particular), es natural que ellas asuman más gastos.

10. “Puta.”

Puta se ha transformado en el insulto preferido para referirse a cualquier mujer que decide vivir su sexualidad como se le pega la gana. Por favor, dejemos de asociar a la prostitución con las mujeres que toman decisiones activas sobre sus cuerpos y estilos de vida.

11. “¿Cómo iba vestida?”

Particularmente usada después de los casos de acoso, esta frase trata de pasar la responsabilidad del acosador en cuestión al largo de una falda o lo bajo del escote. Dejando de lado que hay cientos de delitos que se cometen cuando la víctima va completamente cubierta, una mujer debería tener el derecho de andar en paños menores por la calle sin el riesgo de ser violada. Arrestada puede que sí, dependiendo de la ley regente, pero violada, de ninguna manera.

12. “No es por ser machista, pero…”

Mejor conocida como la entrada que, invariablemente, antecede a una frase machista.