AMA DE PERRO O ESCLAVA DE MARIDO

 

A mediados del Siglo XX, en un pequeño pueblo de México, en una enorme casa muy antigua, una mujer se dispone a dormir.

-Ven, Niky, perrito bonito, ven… – le ofreció una galletita – ven, así, bonito, acuéstate en tu canasto para que te tape, si no, vas a tener frío – el perrito se metió de un brinco al canasto y moviendo la cola le pidió su recompensa – eso es, aquí está tu galleta, que duermas bien.

Eloísa – solterona, 80 años, flaca, consumida, amarillenta, ya medio encorvada- acabó de tapar a su perrito, se enderezó con dificultad, y poniéndose la mano en la espalda, a la altura de la cintura, se dirigió a su cama. Lecho de solterona, colcha blanca, almidonada, con muchos holanes y encajes en el vuelo.

Se desvistió tratando de no ver su cuerpo: ella sabía que podría ser causa de pecado. Rezó sus oraciones y se dispuso a dormir… pero pasó una hora, dos horas, tres, y no podía conciliar el sueño.

Hacía mucho que no pensaba en “él”, ¡EL!, el hombre que la había hecho sentir todas y cada una de las fibras de su cuerpo; sus caricias eran tan ardientes que la consumían en el fuego del infierno. Mientras él la besaba, la acariciaba y la volvía loca, un vértigo trastornaba su mente. No la dejaba pensar y la hacía desear ser suya, suya, ¡eternamente suya!

Eso sucedía cuando se veían a las 12 de la noche en la huerta. Ella no pensaba, sentía, se entregaba a un éxtasis divino (¿o pecaminoso?), guiada por las expertas manos y deliciosos labios de Antonio; que tocaban acariciaban y besaban todo su cuerpo, al principio lenta y suavemente, luego con apremio, con una fiebre que le contagiaba a ella hasta que la envolvía por completo y ya no podía negar su cuerpo a esa entrega total y absoluta.

Antonio la hacía que olvidara a Dios, a su padre, a su madre, a su tío el sacerdote; hasta se olvidaba de ella misma, que era templo del Espíritu Santo. En esos momentos, ella no era ella, era una llama dentro de una hoguera inextinguible. Qué feliz era: no pensar, sólo sentir, gozar, ser amada… llegar al éxtasis…

Pero siempre llegaba el día siguiente.

A las cuatro de la tarde en punto, sonaba el aldabón del zaguán. Era ¡él!, pero no el “él” de la noche anterior, este “él” era cortés, distante -y distinto- caballeroso, respetuoso de su prometida, incapaz de tocarla ni con el pétalo de una rosa.

Se sentaban con su padre y su madre a tomar el té. Antonio en el sillón de enfrente, ¡jamás se atrevería, sin estar casados, a acercarse más! -por lo menos, eso creían sus padres- ella era su prometida, su futura esposa, la que iba a ser madre de sus hijos.

II

Llegó el día en que se formalizó el compromiso y se habló de cosas prosaicas como la dote y la participación del yerno en los negocios del suegro (el hombre más rico del pueblo).

Claro, esto sólo se habló entre suegro y yerno. La mujer es un objeto que se negocia entre dos hombres, ella no tenía por qué estar presente.

Ambos quedaron conformes con los términos del contrato y luego Antonio y Eloísa salieron a la terraza. por primera vez solos -según sus padres- a platicar sus planes.

Antonio, distante más de un metro, para guardar las apariencias, se dirigió a su futura esposa.

-Bueno, querida, ahora sí serás mi esposa, ante Dios, ante los hombres y ante la ley.

-Sí, mi amor, ahora podremos amarnos sin miedo ni sobresaltos; ahora todo estará de acuerdo a lo que ordenan las leyes de Dios y de los hombres y podré ser aún más tuya que antes, ahora ya no temeré al pecado ¡qué feliz soy! ¡te voy a amar completamente!

La miró severamente -querida, creo que no has entendido. A MI ESPOSA no puedo ofenderla con caricias como las que te hacía en la huerta. Entiende, ahora llevarás MI NOMBRE y te debo respeto; como esposos ante Dios, no podemos dejarnos tentar por el pecado de la lujuria; recuerda que serás LA MADRE DE MIS HIJOS – bajó la vista y observó atentamente sus manos, como si fuera lo más importante que tuviera que hacer -lo pasado no quiero recordarlo ni mencionarlo y te ruego que lo olvides para siempre.

Ante el mudo asombro de su futura esposa continuó parsimoniosamente, con tono de adulto que le habla a un niño no muy inteligente, como si le estuviera dando una clase a un niño de cinco años.

-De ahora en adelante, si me acerco a ti, sólo será para tener hijos. Además, ten presente que si tu padre te consintió, por ser hija única, nuestro matrimonio cambiará las cosas. Cuando nos casemos, tendrás que servirme, adivinarme el pensamiento, ayudarme a desvestir y acostar si llego bebido y no decir nada si te enteras de mis amantes. De ahora en adelante, tú me perteneces, lo mismo que tu herencia -le sonrió siniestramente -“querida”.

Eloísa no pudo pensar por un lapso que nunca supo cuánto duró, pero al fin encontró su voz.

-Si he de ser tu esclava, con todas las obligaciones y ningún derecho, si he de entregarme a ti sólo para tener hijos y no por el placer de hacerlo, si sólo seré un objeto más de los bienes que acabas de negociar con mi padre – no pudo evitar que el tono de su voz se fuera elevando hasta convertirse en un grito agudo, histérico -¡Sal de mi casa, no quiero volver a verte! ¡prefiero morir soltera!

Y soltera se quedó; no fue esclava de un marido, ahora es ama de un perro.

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

***

Imágenes tomadas de internet.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romanticatu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

 

 

 

AMOR DEL ESPÍRITU Y LA LEYENDA DEL HILO ROJO

ALMASGEMELAS

AMOR DEL ESPÍRITU

 .

Tú y yo, nosotros,

estamos espiritualmente  unidos.

.

Aunque tus manos no hayan tocado mi piel

ni mis dedos acariciado tu rostro.

 .

Aunque en esta vida,

tus labios no hayan tocado los míos

ni nuestros cuerpos se hayan unido.

 .

Desde eones atrás tu alma y la mía

han estado enlazadas.

 .

Y desde entonces

y para siempre,

vida tras vida,

nos hemos amado.

.

Hemos estado conectados.

Imbricados uno en el otro,

nuestras almas en espiral

subiendo al cielo,

yendo al espacio,

al cosmos,

junto a otros astros,

como nosotros…

espiral de energía 

Poema AMOR DEL ESPÍRITU © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romanticaTú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o escríbeme a:

serandra2@yahoo.com.mx

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

La leyenda del hilo rojo

Nunca podrás escapar de tu corazón,
así que es mejor que escuches lo que tiene que decirte…


Paulo Coelho, “El alquimista”

Existe una ancestral leyenda oriental que dice las personas que están destinadas a conocerse tiene un hijo rojo invisible atado a sus dedos. Este cordón los une por toda la eternidad a pesar del tiempo y la distancia.

No importa lo que dos personas que están predestinadas tarden en conocerse, ni siquiera importa que hoy vivan cada uno en una punta del mundo, el hilo se estirará y se encogerá todo lo que sea necesario. Pero nunca, nunca, se romperá.

Según esta creencia, nuestro hilo rojo lleva con nosotros desde nuestro nacimiento y siempre nos acompaña, a pesar de que con el paso de los años se enrede y se desenrede de forma puntual.

abrazos

Cuentan que el Abuelo de la luna sale cada noche en busca de almas gemelas y que, cuando las encuentra, se inclina sobre ellas y les ata con cuidado un fino y fuerte hilo rojo a su dedo. Este hilo decidirá su futuro y guiará a sus corazones para que nunca se pierdan. La leyenda versa así:


“Hace mucho mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa, quien tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mandó traer ante su presencia. 

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordenó que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa. La bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo.

Esta búsqueda los llevó hasta un mercado, en donde una pobre campesina con una bebé en los brazos ofrecía sus productos. Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invitó a ponerse de pie.

Hizo que el joven emperador se acercara y le dijo: «Aquí termina tu hilo», pero al escuchar esto el emperador enfureció, creyendo que era una burla de la bruja, empujó a la campesina que aún llevaba a su pequeña bebé en brazos y la hizo caer, haciendo que la bebé se hiciera una gran herida en la frente, ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda.

Y en el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entró al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente… Al levantárselo, vio que ese hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar en la frente”.


19

Llamémosle destino, digamos que es un ideal romántico, pero en el amor nunca tiene nuestra razón la última palabra. Esta leyenda está tan arraigada en las culturas orientales que hay millones de personas que llevan hilos rojos anudados en sus manos.


Aunque no hay datos que nos permitan saber si su origen es chino o japonés, sí que podemos hablar sobre el comienzo de esta leyenda. Se dice que ésta comenzó a popularizarse al conocer que la arteria ulnar conecta el dedo meñique con el corazón, el cual siempre se ha entendido como el hogar del amor. No obstante, otras fuentes hablan del anular, lo que tiene más sentido etimológico y una mayor tradición en nuestra cultura.

images-1


Como hemos dicho antes, no podemos imponer nuestros caprichos ni nuestras costumbres al destino. Y es que no podemos hacer nada que vaya en contra de nuestro hilo, ni siquiera podemos destruirlo o deshacernos de él.

La conexión que este hilo establece conecta amores profundos y eternos, aquellos con un destino común que nos reflejan que en la vida hay veces que nos encontramos con un antes y un después.

El cariño que nuestro hilo rojo une no tiene porqué ser el de dos personas como pareja, sino que también puede ocurrir con nuestros padres, nuestros hijos o nuestros amigos. Lo cierto es que hay personas que parecen estar hechas para juntarse.

Son almas entrelazadas a las que les espera una eternidad para compartir. Y es que hay amores que traspasan fronteras, que emanan de lo más profundo del corazón y que acarician el alma por siempre…

Ver también:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2015/12/23/que-son-almas-gemelas-y-almas-companeras-video/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2015/03/14/almas-gemelas-almas-companeras-flamas-gemelas-con-video/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/09/17/almas-gemelas-y-el-cuento-de-hadas/

***

La leyenda del Hilo Rojo, fuente: http://rincondeltibet.com/blog/p-la-leyenda-del-hilo-rojo-796

***

Imágenes tomadas de internet,

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

CÓMO ESCRIBÍ MI NOVELA “TÚ Y YO SIEMPRE” ALMAS GEMELAS

Durante el tiempo en que la escribí, sin saberlo, tuve varias regresiones a vidas pasadas, con los ojos abiertos, que me ocurrían cuando escribía sobre las regresiones de Alma, la protagonista, eso que me ocurrió también podría catalogarse como escritura automática.

Pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

A que vine

© condiciones al final.

CÓMO ESCRIBÍ MI NOVELA

“TÚ Y

YO SIEMPRE”

POR: SILVIA EUGENIA RUIZ BACHILLER, ver condiciones de (c) al final

tu-y-yo-siempre-novela-romantica
tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Puedes adquirirla en:

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

LA HISTORIA DE ESTA NOVELA

En esa época (1988) estaba yo terminando de escribir mi primera novela romántica (“LUZ MARÍA”) y una mañana iba a ir a desayunar con una amiga, pero antes teníamos que confirmarlo telefónicamente.

Ella canceló el compromiso,  afortunadamente para mí, porque  me había levantado casi dormida a telefonearle.  Cuando colgué la bocina me di cuenta de que no era posible quedarme levantada, porque no hubiera podido hacer nada debido a la manera en que me sentía (no mal, sino muy adormilada), así que volví a acostarme… pero no me dormí; lo que ocurrió fue que me vino a la mente (con puntos y comas) el primer capítulo de otra novela romántica, cuyos personajes habían…

Ver la entrada original 4.191 palabras más

TÚ Y YO SIEMPRE, NOVELA ROMÁNTICA, CAPÍTULO 1, FRAGMENTO

© condiciones al final

(…)

Los presentaron diez minutos más tarde y estuvieron juntos durante toda la cena, hablaron de muchos temas, pero sobre todo de erotismo y sensualidad, ella había disertado como toda una experta, su categoría de psicóloga le daba derecho a sentirse una entendida en la materia y él la había escuchado atentamente, pero ¡qué ridículo había hecho! Más tarde, en su alcoba, había descubierto que el realmente avezado en erotismo y sensualidad era él. Habían comentado la película “Nueve Semanas y Media”, deleitándose en la escena de la cocina, cuando Mickey Rourke hace a Kim Basinger comer varios manjares, y ella desata toda su sensualidad al abrir los labios, lamer, morder…

12718230-beautiful-make-up-of-glamour-red-gloss-lips-Stock-Photo-lips-sexy-hot

Todo esto lo platicaron durante la cena, y al llegar los postres, que eran fresas al oporto, Edgar, con toda intención y mirándola fijamente, tomó una y se la llevó muy despacio a la boca. Alma se quedó prendida en sus ojos, pero logró desviar la mirada y lenta, muy lentamente descendió por la cara de Edgar como si lo acariciara con la vista y se detuvo en los labios abiertos y en los dientes que apresaban la dulce y roja fruta, que dejaba escurrir pequeñísimas gotas de púrpura oporto, Al momento en que su mirada se detuvo en la boca de él, sus propios labios empezaron a abrirse imperceptible y lentamente. Edgar no podía despegar los ojos de esos labios que se estaban entreabriendo tan invitadoramente.   Los dos se quedaron con la mirada prendida en la boca del otro, él todavía con la fresa entre los dientes, ella sólo con el deseo. Estaban   a punto de besarse en la boca, ahí, en la mesa, frente a todos los comensales. Sin que la voluntad pudiera intervenir, sus rostros empezaron a acercarse, Alma percibió que sus ojos se entrecerraban, inclinó la cara, Edgar también y en una forma enloquecedoramente pausada siguieron aproximándose…

Sigue leyendo la novela completa:

tu-y-yo-siempre-novela-romantica
tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

Artemisia Gentileschi – Pintora (1593 – 1654)

Una pintora muy importante, que logró sobresalir en una época en que a las mujeres no se les tomaba en cuenta

HipnosNews

Artemisia Gentileschi Autorretrato como alegoría de la pintura Óleo sobre lienzo, 98,6 x 75,2 cm, Royal Collection .Artemisia Gentileschi
Autorretrato como alegoría de la pintura
Óleo sobre lienzo, 98,6 x 75,2 cm, Royal Colección . (Crédito: Wikipedia)

artemisia-gentileschiEsta reconocida y prolífica pintora italiana caravaggista cuyo nombre de pila era Artemisia Lomi Gentileschi, había nacido en Roma el 8 de julio de 1593 y falleció en Nápoles hacia 1654. Era hija de otro pintor de la región de la Toscana, Orazio Gentileschi, quien la inició en su propio taller en las diferentes técnicas de la pintura y de quien tomó un rigor limpio y preciso del dibujo, adicionándole un gran dramatismo, que era la influencia de Caravaggio, con variados efectos un poco teatrales.

Ya muy temprano se separó del estilo de su padre y estando mejor dotada que sus hermanos logró crear su propias maneras, llegando a firmar su primera obra cuando apenas tenía 17 años, Susana y los viejos en 1610. Dado…

Ver la entrada original 717 palabras más

LO QUE ES TENER 15 AÑOS

800px-CasaLagoChapultepec

 

Iban de pinta.

Tres parejitas de adolescentes, corriendo a veces, bromeando otras, llenándose de Chapultepec.

De repente, la pareja que iba a delante se detuvo casi en seco… habían visto a dos ancianitas de película, tejiendo sentadas en una de las bancas frente a la Casa del Lago, en las que daba el sol de lleno.

Se regresaron unos pasos para advertirles a los otros y todos pasaron muy calladitos y a paso lento, para poder oír lo que ellas platicaban.

-Mira Margarita, qué bonitas parejitas de niños.

-No son niños, Sarita, ya son jóvenes.

-Es lo mismo- enfurruñada- … -¿Te acuerdas cuando teníamos su edad y también veníamos aquí?

-Claro que me acuerdo, nada menos, ayer estaba pensando en Arturo, ese novio que tuve que…

-Ya sé quien es Arturo, sigue platicando.

Los muchachos se escondieron tras un seto muy cerca de la banca donde las dos dulces ancianas rememoraban su lejano pasado. Tenían que hacer esfuerzos para no reírse y delatarse.

Margarita, la más dulce y sonrosada de las dos, haciendo mohines, le comunicó un gran secreto a su amiga Sarita.

-Aquí terminé con él.

-¡¿Aquí?! -asombradísima.

Margarita asintió varias veces con la cabeza, reafirmando algo increíble para su amiga.

Los muchachos se aburrieron y se fueron.

La anciana continuó hablando mientras alzaba su tejido para examinarlo.

-Aquí mismo en Chapultepec. Estábamos en su Oldsmobile, en una de esas anchas avenidas bordeadas de árboles cuyas copas hacen bóveda. Era una tarde lluviosa; él detuvo el coche y pudimos contemplar hacia arriba cómo caía una leve llovizna- suspiró -como parecía que las gotas nacían en las ramas más altas y, desprendiéndose de ellas, caían lentamente hacia nosotros en la luz del atardecer -nuevo suspiro, al mismo tiempo que su vista se perdía en la lejanía- Era un bello espectáculo, ese crepúsculo después de un aguacero.

Calló por un momento, sacó la madeja de estambre de la bolsa, la observó, la volvió a meter y continuó con nostalgia en la voz.

-Como siempre, él me abrazó y me besó…

-¿Se propasaba contigo? – se escandalizó Sarita.

-Nnno… bueno, ponía una mano en mi cintura y trataba de subirla, pero nunca pudo avanzar más de dos centímetros.

-¿Y no te daba miedo estar sola con él?

-Me daba emoción- escondió su sonrisa pícara tras su chal y continuó -bueno, pues la última vez que venimos fue esa tarde de lluvia; ya me había besado y me había hecho sentir feliz y estábamos platicando lánguidamente, yo recargada en su hombro, cuando, mirando hacia lo alto de los árboles, se me ocurrió comentar:

-Me fascina estar rodeada de árboles.

-Yo esperaba algún comentario romántico o, por lo menos, agradable, pero ¿qué crees que contestó?

Margarita la miraba inquisitivamente, exigiendo una respuesta. Sarita sólo negó con la cabeza.

Poniendo todo su énfasis Margarita continuó

-Pues me dijo… me dijo…- la boca se le había secado al recordar el suceso y no podía hablar.

-¿Qué te dijo?-urgió Sarita.

Las lágrimas asomaron a sus cansados ojos y siguió, casi haciendo pucheritos

-Me dijo:

-“Es que no te has olvidado de tus antepasados…”

Esperaba una respuesta indignada de su amiga, pero no la hubo. Sarita sólo la miraba esperando algo más. Al fin, al no tener más datos, sólo dijo:

-No entiendo.

Margarita casi se enfureció.

-¿Cómo que no entiendes?, me quiso decir que mis antepasados fueron monos, ¡imagínate!

Sarita, efectivamente, se asombró ante la noticia.

-No puede ser- trató de acordarse del comportamiento del novio de su amiga -tan caballero que se veía, pero… ¿por eso terminaste con él?

Margarita adquirió una dignidad poco usual.

-¡POR SUPUESTO QUE SÍ!

Sarita se quedó pensativa; al cabo de unos segundos volvió a su tejido, moviendo la cabeza como desaprobando y suspirando dijo:

-¡Lo que es tener quince años!…

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Ciudad de Puebla, 1986-

 

LOS MEJORES BESOS DE MI VIDA

 beso-cuello

© condiciones al final

Al fin nos encontramos,

Y sí, amor,

me diste los mejores besos de mi vida.

 .

Tus labios me besaron despacio,

sólo un roce al principio,

recorriendo mi cuello…

Muy poco a poco

llegaste a mis labios,

y tus besos fueron dulces

y luego más intensos.

 .

Al besarme así,

rodeaste mi cintura con tus brazos,

las rodillas no me sostenían,

 .

Sentía vibrar en todo mi cuerpo

esos, tus besos en mi cuello

y en mis labios.

 .

Y mi cuerpo, mi corazón,

mi alma y espíritu,

fueron tuyos

desde entonces y

hasta siempre…

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

30 de enero, 2016

***

Imágenes tomadas de internet.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romanticatu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

https://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos