La Ecuación Emocional | Las Tinieblas de la Mente

Artículo lleno de conocimientos, muy coherente, aunque sin mencionar la fuente de aquéllos, aún siendo diferente en mucho a lo que yo conocía, me parece algo que me lleva a reflexionar (a mí y a muchos, supongo) y decidir qué es lo que creo.
Lo que me gusta es que aunque plantea un problema ¿a dónde ir?, nos da una esperanza de poder ir a donde no tengamos que reencarnar.

Las Variedades de Venezuela y El Mundo Sin Borregos.

La muerte es uno de los procesos que más dudas suscita, aun son muchos los interrogantes que se agolpan tras ese escueto instante en el que todo cambia y nosotros somos el protagonista y único actor de esta comedia. Tanto si ya tienes integrado cierto conocimiento, o si no lo tienes, a la hora de la verdad, lo que hará que el proceso sea correcto o incorrecto, es nuestro estado emocional. Antiguamente, lo que más se valoraba a la hora de morir, no era la cantidad de lujo que acompañaba al sepelio, cuál iba a ser tu epitafio o si el respeto que infundías era gradual a la cantidad de personas que lloraban sobre la caja. Lo importante y lo esencial siempre fue morir en paz. ¿Por qué? Muy sencillo, porque ese estado de paz, de emoción equilibrada, era esencial para tener la suficiente lucidez en el otro lado, ya…

Ver la entrada original 3.092 palabras más