Retrato_de_Sor_Juana_Inés_de_la_Cruz_(Fray_Miguel_Herrera)

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ, POEMAS 1

SOR JUANA INES DE LA CRUZ, LA DÉCIMA MUSA

Juana de Asbaje o Sor Juana Ines de la Cruz
Juana de Asbaje o Sor Juana Ines de la Cruz

 Celebrando el Día Internacional de la Mujer de 2015, voy a compartirles unos poemas de Sor Juana Inés de la Cruz en varios posts, éste es el primero, que lo disfrutes.

 

MINI BIOGRAFÍA DE JUANA DE ASBAJE

Juana de Asbaje, Sor Juana Inés de la Cruz nació en el pueblo de San Miguel Nepantla, México en 1651 y falleció en la capital del país en 1695.

Se destacó como una de las escritoras mexicanas más reconocidas del siglo XVII.

Fue una religiosa jerónima y escritora novohispana, exponente del Siglo de Oro de la literatura en español. Cultivó la lírica, el auto sacramental y el teatro, así como la prosa.

Por la importancia de su obra, recibió los sobrenombres de

  • «el Fénix de América»,
  • «la Décima Musa» o
  • «la Décima Musa mexicana».

Se dice que con tan sólo tres años ya sabía leer y escribir con una facilidad inaudita. Estas capacidades la llevaron a codearse con los más altos jefes de la corte del Virreinato de España y, pese a ello, a los 16 años ingresó en el convento de las carmelitas descalzas de México y más tarde en la Orden de San Jerónimo, donde permaneció siempre.

No era una devota religiosa, en realidad su inclinación por la ordenación, estuvo relacionada con el deseo de no perder sus aficiones intelectuales, de impedir que se la convirtiera (como a todas las mujeres de su época) en una esclava del marido, en una mártir de la cocina y las tareas de la casa.

Ella prefirió estudiar, escribir y alimentar su intelecto, pagando el precio de quedarse soltera, pero quizá no le costó mucho y era lo suficientemente feliz para no sentir nostalgia por el matrimonio, aunque sus poesías nos hacen pensar que estuvo enamorada.

UNA FANTASÍA CONTENTA CON AMOR DECENTE

Detente, sombra de mi bien esquivo,
imagen del hechizo que más quiero,
bella ilusión por quien alegre muero,
dulce ficción por quien penosa vivo.
 .
Si al imán de tus gracias atractivo,
sirve mi pecho de obediente acero,
¿para qué me enamoras lisonjero,
si has de burlarme luego fugitivo?
 .
Mas blasonar no puedes satisfecho
de que triunfa de mí tu tiranía;
que aunque dejas burlado el lazo estrecho
que tu forma fantástica ceñía,
poco importa burlar brazos y pecho
si te labra prisión mi fantasía.

***

REDONDILLAS

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis.
 .
Si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?
 .
Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.
 .
Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco
el niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.
 .
Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.
 .
¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?
 .
Con el favor y desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.
 .
Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por crüel
y a otra por fácil culpáis.
 .
¿Pues como ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?
 .
Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.
 .
Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.
 .
¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

 .

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

.

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.

Continúa en:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2015/03/07/sor-juana-ines-de-la-cruz-poemas-2/

https://serunserdeluz.wordpress.com/2015/03/07/sor-juana-ines-de-la-cruz-poemas-3/

***

FUENTES:

Sor Juana Inés de la Cruz – Poemas de Sor Juana Inés de la Cruz http://www.poemas-del-alma.com/sor-juana-ines-de-la-cruz.htm#ixzz3TZlqV7Yw

http://es.wikipedia.org/wiki/Sor_Juana_Inés_de_la_Cruz

6 pensamientos en “SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ, POEMAS 1”

  1. Pensar en la época en que se escribieron estos poemas y en la vigencia que ellos tienen.
    Un día de la mujer,tan castigada en mi país, con una población de aproximadamente, tres millones y medio, y quince asesinatos, ( violencia doméstica) en éstos dos primeros meses.
    No sé lo que le está pasando a la sociedad.
    Gracia por el homenaje.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s