DÍA DE SAN VALENTÍN

La historia y los orígenes de San Valentín

Como muchas fiestas cristianas, el día dedicado al mártir San Valentín de Terni nace de una antigua festividad pagana dedicada a Fauno, dios de la fertilidad. Además de otros ritos, se llevaba a cabo una especie de “lotería del amor” entre los seguidores del dios: en una urna se colocaban los nombres de los hombres, en otra los de las mujeres y un niño se encargaba de formar las parejasextrayendo los nombres de las dos urnas. Los cónyuges compartían su “intimidad” hasta el final del rito de la fertilidad del año siguiente, cuando se realizaba una nueva extracción.

Si a esta tradición, un tanto licenciosa, se le suman los sacrificios animales, se entiende por qué no podía ser del gusto de los cristianos; así, en el año 496 d.C. el papa Gelasio I decidió sustituirla por la fiesta dedicada a San Valentín. Las leyendas sobre el santo explican las tradiciones que todavía hoy caracterizan esta fiesta. ¿Sabes por qué se regalan rosas en este día? Se dice que San Valentín vio una pareja peleando e hizo que se reconciliasen ofreciendo una rosa a cada uno; las tarjetas que hoy enviamos tienen su origen en una carta que San Valentín le escribió a la hija de su carcelero, de la que se había enamorado, poco antes de ser lapidado. En ella firmaba como “Tu Valentín”, firma que todavía hoy se usa entre los enamorados.

¿San Valentín en pareja o solo?

Posiblemente, a muchos solteros para los que el 14 de febrero no es el día más feliz el año, les gustaría recuperar la tradición de la lotería del amor pagana. Ver cómo los demás festejan algo que ellos todavía no han encontrado, recuerda el hecho de no haber conseguido encontrar su propia alma gemela. Salir es casi una misión imposible, ya que todos los restaurantes tienen un menú para parejas y encontrar una mesa para cinco es un objetivo difícil de conseguir. La estabilidad emocional también está en peligro debido a las parejitas y los corazoncitos rojos que aparecen por todas partes.

El 14 de febrero los restaurantes están saturados; las parejas aman salir a celebrar. / Foto: Thinkstoc …

Lo que los solteros no saben es que no siempre resulta un día fácil para las parejas: el otro puede ponerte a prueba y un regalo o un restaurante equivocado pueden provocar peleas. Como en todas las ocasiones importantes se crean expectativas que normalmente no se comunican al otro porque “debe saberlo sin que yo se lo diga”. Decepcionar a la pareja no es la mejor solución…

Esto no quiere decir que la fiesta solo represente tristeza para los solteros y discusiones para las parejas: para la mayoría de las parejas, San Valentín es un día especial para demostrar su amor en una vida frenética que no siempre deja tiempo al romanticismoLos psicólogos aconsejan regalarse noches especiales para reforzar la unión de la pareja. No importa si se trata de una cena a la luz de las velas o de un fin de semana de senderismo: lo importante es hacer algo juntos que les devuelva la sensación de ser uno solo.

Las cosas se complican cuando, por cualquier razón, una pareja está obligada a pasar el día de San Valentín separada. A nivel psicológico, es peor que estar soltero porque si estos últimos pueden pensar en las ventajas de estar solos, los que tienen pareja pero lejos, se sienten incompletos. Para una pareja, compartir momentos juntos es fundamental para reforzar su unión y para lograr el bienestar de cada uno; así, los miembros de la pareja se sienten satisfechos de la relación con el otro.

El significado de un día de San Valentín feliz

A veces un cambio de perspectiva puede permitir que los solteros, parejas y abandonados vivan con mayor tranquilidad este día. A los solteros les bastaría pensar en el amor como un sentimiento en vez de verlo como algo que les hace sentir incompletos; hay que concentrarse en el hecho de que tarde o temprano, llegará para ellos también el momento de amar a alguien. A las parejas, está bien recordarles que el otro no posee dotes de adivinación y que se puede equivocar de regalo o tipo de fiesta: en cualquier caso, probablemente lo habrá hecho con amor y con ganas de compartir algo, aunque solo sea una rosa, con su otra mitad. Si la pareja está lejos y una cena a la luz de las velas a través de Skype no es suficiente, es importante recordar los buenos momentos pasados juntos y pensar en recuperar esta fiesta una vez juntos de nuevo. Al fin y al cabo San Valentín es solo un día más de febrero ¿no?

G. Danzi

Tomado de:

http://mx.mujer.yahoo.com/historia-or%C3%ADgenes-san-valent%C3%ADn-090000594.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s